Opinión

Juan Bosch siempre

Mañana martes, 30 de junio del año 2020, se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de una de las figuras ilustres como escritor y político, cuya existencia en la vida lo estimuló a construir un camino seguro, inexplorado, que ha dejado huellas permanentes en la historia dominicana: Juan Emilio Bosch Gaviño, escritor, cuentista, novelista y ensayista, nació en la ciudad de La Vega el 30 de junio de 1909, hijo de José Bosch y Ángela Gaviño. El padre de nacionalidad española y la madre también, nacida en Puerto Rico, se habían establecido en el país en los finales del siglo XIX.

Juan fue el tercero de siete hijos que procreó el matrimonio: José, Ángela, Juan, Francisco, Ana, Josefina y Ana. Francisco y la primera que llevo el nombre de Ana, murieron en la niñez. Debemos ratificar que mañana se cumple ciento once, (111) años del nacimiento del Profesor Juan Bosch; El Gran Maestro Político Dominicano y de América.

Repetir ahora en esta columna la conducta excepcional de Juan Bosch en el escenario político de nuestro país y de otras naciones de hispanoamerica en las cuales residió, como Cuba, Costa Rica, Venezuela, Chile, Puerto Rico, y en Europa, España, no creemos que sea lo más conveniente, que no nos permitiría señalar otros aspectos fundamentales en la vida de este personaje realmente extraordinario.

Si la memoria no nos falla, Juan Bosch escribió 54 obras las mayorías de los cuales son clásicos no solamente de la Literatura de América sino también de otros continentes. Juan Bosch, fue, además, director anónimo, corrector y jefe de redacción de periódicos muy importantes de otros países comenzando por Cuba y además fue el corrector de la ¨Constitución Cubana de 1940¨, que sorprendió a los políticos de hispanoamérica.

Pero además Juan Bosch, fue el redactor del discurso que pronunció el Presidente de Cuba, Carlos Prío Socarrás, cuando se trasladaron los restos de José Martí cuando al cementerio de Santiago de Cuba, en el cual reposan hoy también, los de Fidel Castro Ruz.

Se señalan como obras extraordinarias de Juan Bosch, La Mañosa, Camino Real, Dos Pesos de Agua, Todo un Hombre, Los Amos, El Funeral, La Noche Buena de Encarnación Mendoza y el Socio.

Y realmente lo que ocurrió con este último cuento fue que, en 1941, gana viviendo en el exilio el premio literario con este cuento en los ¨Juegos Florales Hispanoamericanos¨, celebrados en Santo Domingo, durante la dictadura de Rafael Trujillo Molina del cual era un reconocido opositor, este premio le fue adjudicadoen la ciudad de Santiago, porque presidia el jurado de ese evento cultural un intelectual, discreto, sereno y responsable, que se llamaba Ramón Emilio Jiménez.

Dos años después en 1943 ganó en La Habana, el premio Hernández Catá, el más distinguido certamen internacional, para cuentistas de la Lengua Española y en 1944 se le adjudica el ¨PremioHatuey¨, concedido por la Asociación Colombista Panamericana.

¡Qué grande ha sido Juan Bosch!, primero como intelectual, y escritor laureado como político.

Los que hemos sido sus compañeros, discípulos y subalternos no lo olvidaremos nunca. Como lo olvidara nunca, el pueblo dominicano al cual hemos gobernado por veinte años y con el apoyo y el reconocimiento popular, seguiremos gobernando hasta muchos años por venir. ¡Juan Bosch Siempre, el Gran Maestro Político Dominicano y de América, Presidente moral eterno de este ¡pueblo legendario, veterano de la historia y David del Caribe.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas