Hablan los hechos

El Futuro de la Laguna Cabral o Rincón

Por la redacción

El Refugio de Vida Silvestre Laguna de Cabral o Rincón podría desaparecer en un futuro cercano, si los usuarios persisten en la práctica de utilizar el agua del Río Yaque del Sur para la inundación de predios agrícolas como método de riego.

La Laguna Cabral o Rincón es parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP), como Área de Manejo de Hábitat/Especies es un Refugio de Vida Silvestre, con categoría de manejo IV de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la ley sectorial de Áreas Protegidas (Ley 202-04).

Situada al suroeste de República Dominicana, tiene una profundidad promedio de 4 metros. Su volumen de agua varía de acuerdo a la época de lluvia precipitada en la vertiente sur de la Cordillera Central y recogida por el río Yaque del Sur y, en menor medida, en la Sierra de Bahoruco.

Históricamente, dicha laguna ha sido visitada y reconocida por viajeros y científicos de todas las épocas, debido a la riqueza en recursos naturales y biodiversidad que posee. El padre Fernando Arturo de Meriño en su libro Geografía Física, Política e Histórica de Repúblicad Dominicana, edición ampliada y corregida, editada 1889 por la Imprenta García y Hermanos, páginas 77, dice:

“Hacia la banda occidental del río Neiva (Yaque del Sur), como á un kilómetro, se halla la Laguna del Rincón ó de Cristóbal, a la que le entra por el E. un caño de este río y también recibe por el O. las aguas, del arroyo Limba (Lemba). Es la más rica en peces y en hicoteas de gran tamaño, siendo fabuloso el número de aves acuáticas que se ven en ella, entre otras, patos, faisanes, cocos, gallaretas, yaguazas, garzas, rabijuncos, gaviotas, y apaciéntense asimismo en sus aguas caimanes, algunos de casi tres metros de largo.”(Paréntesis VP)

En cuanto a la problemática que afecta a Laguna Cabral o Rincón, Yolanda León, bióloga, Presidenta del Grupo Jaragua y académica, considera que “hay que revisar la gobernanza del agua del Yaque del Sur o tener una nueva, ver cómo se está secuestrando el agua y quién la está sacando de manera indebida. El problema es de gobernanza porque la sequía no se va a resolver”.

“Sin desmentir los efectos del cambio climático que influye por los niveles de temperatura y el régimen de lluvia reducido, la laguna recibe agua del Yaque del Sur y desde los años 50 se comenzó a controlar y regular, pero cada día se establece más gente con interés de cultivar plátanos y guineos, que son plantas latifoliadas que consumen mucha agua; además los agricultores tienen la usanza de irrigar por inundaciones, en lo que se gasta muchísima agua, que es un recurso finito”, precisó la bióloga al hablar sobre “¿Por qué se secó Laguna Cabral o Rincón?”, durante un panel de expertos auspiciado por el grupo Tinglar que se encuentra en la plataforma digital YouTube.

Por otra parte, el Ministerio de Medio Ambiente, por iniciativa del Viceministerio de Área Protegidas y Biodiversidad, informó que se hicieron gestiones durante el mes de julio, ante el Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos (INDHRI), para que la Laguna Rincón sea incluida como usuaria de la distribución del caudal de agua del Yaque del Sur, dándole tres días a la semana el caudal ecológico mínimo y evitando que se interrumpa el curso total de agua que de manera natural alimenta la laguna; esto subsanaría la situación calamitosa en la que se encuentra este Refugio de Vida Silvestre y ayudaría con el abastecimiento de agua a miles de familias de las comunidades circunvecinas que viven de la misma.

“Tenemos esperanza que las lluvias que están cayendo en la zona alta puedan ser beneficiosas, ya que el aporte de agua por el río ha sido muy bajo debido a la sequía de los últimos meses, por lo que el caudal descendió de 34 a 40 metros cúbicos por segundo para esta fecha en el año pasado a 4 para la misma fecha en este año, más la evapotranspiración que creó esta situación”.

El área de agua dulce, somera y de inundaciones en su estado “normal” ocupan más de 3000 hectáreas aproximadas, equivalente a un 53.5 % del total 5,603 de las que conforman el área protegida..

Ecológicamente el refugio es rico por su diversidad biológica, ya que cuenta con bosque seco, matorral, manglar, especies acuáticas y otras relacionadas con las inundaciones periódicas.

La Laguna Cabral o Rincón forma parte de un sistema de inundaciones naturales y artificiales en una hoya que tiene más de 64, 000 hectáreas, como se ve en la cartografía de los usuarios, elaborada por la redacción para ilustrar este trabajo, donde se encuentran las áreas protegidas Parque Nacional La Gran Sabana y el Refugio de Vida Silvestre Manglares del Bajo Yaque, áreas que también serían afectadas ante la desaparición de Laguna Cabral, por las mismas razones antrópicas (acciones humanas cada día en más progreso) y por los cambios en el régimen de lluvia, con sequias que se prologan por varios años.

El área natural protegida cuenta con una zona terrestre rica en especies de cactus Cayuco, Alpargata y una reducida población de cagüey (Neoabbottia paniculata Britt), única especie de cactus maderable endémica de la isla, que décadas atrás era la fuente de vida de los artesanos del comunidad de La Lista, comunidad ubicada en las inmediaciones de la Laguna.

Como Refugio de Vida Silvestre en ella viven peces diferentes, entre ellos especies endémicas de la isla; tan productiva en peces que según un Informe sobre el Estudio Socioeconómico para Fundamentar el Plan de Manejo de la Laguna Cabral o Rincón (GTZ, PROPESCAR SUR en 1997), cerca de un millar de familias vive de la pesca de manera directa en su condición de pescador, sajadora (la que prepara el pescado para la venta), y vendedora, estas dos últimas compuestas por mujeres, sin contar la gente que se dedica a las actividades eco turísticas.

También habitan anfibios y reptiles: calcalí, maquitos, ranas, mariguanitas, largatijas, lagartos e iguanas, culebras, todas las especies de alto valor ecológico; así como más de un centenar de aves, entre ellas residentes, migratorias, migratoria reproductoras y endémicas, como son patos, ciguas, los falcos (guaraguao, cuyaya, cernícalo, entre otras), ciguitas, palomas, gallaretas, Yaguazas, para solo mencionar generalidades de aves de esta riqueza natural, reconocido por la Convención Ramsar (1972) que protege los humedales de importancia internacional.

El tipo de agricultura que predomina es el de regadío por canales de inundaciones para cultivos de especies de plátanos y guineos que son grandes consumidora de agua, como explica la bióloga León.

Las declaraciones de la científica Yolanda León sobre la gobernanza del agua y la importancia de saber quiénes, para qué, cuándo y cómo se va a usar, nos hace pensar que podemos tener Laguna Rincón para el resto de la vida histórica, siempre y cuando se cambie la irrigación desmedida que se maneja en la zona.

Países ubicados en medio de desiertos han plantado bosques y mantienen agricultura utilizando cantidades mínimas de agua, pero no se trata de hacer lo mismo que han hecho en esos países, sino de conservar este ecosistema mediante el suministro de agua de manera natural a la laguna y que dicha agua sea usada de manera racional en consumo humano (acueductos), cultivos agrícolas regulados, donde la irrigación por micro aspersión o por goteo sea obligatoria, siguiendo algunos ejemplos de agricultores en la zona y no usando ríos de agua para anegar plantaciones o utilizando bombas para encharcar sus predios con agua finita (limitada), como señaló la bióloga.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas