Hablan los hechos

Gonzalo y el PLD garantías de que el país pueda superar crisis derivada de la pandemia

Reflexiones del presidente del PLD

Dominicanos, dominicanas, compañeros y compañeras

El pueblo dominicano se prepara para participar en las elecciones del próximo 5 de julio. Ese día se decidirá quienes serán las autoridades que regirán los destinos del país en los próximos cuatro años.

El próximo gobierno tendrá que hacer frente a grandes desafíos, no solo el desafío sanitario que produce la pandemia del COVID-19, sino también poner el país a crecer de nuevo, colocándolo de nuevo en la senda del crecimiento, paralizado por el choque de oferta y demanda que dicha pandemia ha producido en todo el mundo. De igual manera, un desafío no menos importante es hacer frente lo más pronto posible al impacto social que se derivará de la parálisis de la economía.

Concomitantemente, el próximo gobierno tendrá que desarrollar una amplia agenda de reforma tanto en el área institucional, económica y social en procura de avanzar más en la construcción de una sociedad en donde impere el bienestar para todos nuestros ciudadanos y ciudadanas.

Nuestro país necesita seguir consolidando y fortaleciendo el régimen democrático, apostando siempre al desarrollo de los valores democráticos, tales como el respeto, la participación, la justicia, el pluralismo, la tolerancia, la libertad y la igualdad.

Tenemos que seguir avanzando en las transformaciones institucionales que el país necesita para enfrentar los nuevos desafíos. Hay que avanzar más en la construcción de un verdadero Estado Social y Democrático de Derecho, que garantice el respeto de la dignidad humana y los derechos fundamentales de los dominicanos y las dominicanas.

Nuestro país necesita seguir con las transformaciones en la maquinaria estatal, que ya hemos iniciado, procurando más transparencia en el manejo de los asuntos públicos y mayor capacidad para rendir cuentas.

Si bien podemos afirmar que con el Partido de la Liberación Dominicana ha sido enterrado el periodo de la historia dominicana en donde dominaba un partido político sustentando en las fuerzas represivas o por la vía del fraude electoral, necesitamos seguir avanzando en la consecución de una democracia más participativa.

Con todo y que, en el área económica, los avances han sido asombrosos ya que en termino de producción per cápita, la República Dominicana es hoy la sexta económica de América Latina, cosa que no era así hace dieciséis años cuando ocupábamos la posición número 13, resulta necesario que nuestro país siga creciendo para que se transforme en una nación de ingresos altos. Hoy somos un país de ingresos mediano alto.

Como he señalado, necesitamos volver a poner el país en la senda del crecimiento, pero un crecimiento que genere empleo decente, que sea cada vez más sustentable y armonioso con el medio ambiente.

Necesitamos poner en marcha una nueva oleada de inversión en obras públicas y transporte, en energía y en banda ancha. Tenemos que avanzar en infraestructura inteligente de forma tal que nuestra red de carretera y de transporte se basa cada vez más en el Internet de las Cosas.

Necesitamos un gobierno que ponga en marcha una política macroeconómica que asegure un entorno estable y predecible, que ayude a crear la confianza necesaria en los actores económicos. Lo que se requiere es seguir garantizando la estabilidad de la economía y con una inflación controlada.

Sera necesario un gobierno que aplique una política fiscal que tenga como uno de sus objetivos fundamentales aumentar los niveles de inversión pública, de manera especial en infraestructura y vivienda.

Necesitamos un gobierno que le brinde apoyo al nuestro sector exportador buscando una mejor inserción de nuestro país en los mercados internacionales. Que siga apoyando el desarrollo de las micro, pequeña y mediana empresas dado su rol en la generación de empleos y la democratización de la economía.

El país necesita un gobierno que siga respaldando al sector agropecuario en materia de riego, infraestructura y acceso al financiamiento en condiciones favorables. Necesitamos un gobierno que siga trabajando para garantizar la seguridad alimentaria del país.

Muy importante también es que además de rescatar el crecimiento de la economía, un nuevo gobierno debe poner en marcha una agenda de política social progresista que mejore la distribución de la riqueza en el país, reduzca la pobreza y la desigualdad y contribuya a la expansión de la clase media dominicana.

El gobierno que se inaugurara el próximo 16 de agosto tendrá que producir avances importantes en: 1) protección social ante los riesgos propios de los diferentes ciclos de la vida; 2) acceso a salud publica oportuna y de calidad para todos y todas; 3) acceso a educación de calidad en todos los niveles educativos; 4) protección y cuidados de las personas mayores, garantizando pensiones decentes que garanticen que estas personas no morirán en la pobreza y; 5) protección y cuidados para los niños y los adolescentes.

También, será necesario que el nuevo gobierno apoye todas las acciones necesarias para reducir la desigualdad de género, logrando mayor participación de la mujer en el mercado de trabajo, en el ejercicio del poder político y asegurar que a la mujer se le pague igual salario que al hombre por igual trabajo.

Adicionalmente, tendrá que ser un gobierno comprometido con la reducción de la violencia contra la mujer.

Necesitamos un gobierno que asuma la seguridad ciudadana como un derecho fundamental, que entienda que el bienestar de una familia y de una persona está vinculado de manera muy estrecha a no sentir miedo ni a ser víctima de delitos.

Por todo eso y más, se necesita un equipo de gobierno con la destreza suficiente para hacer frente a la situación que nos dejará la pandemia de COVID-19. En esta circunstancia, de un mundo incierto, lleno de incertidumbre, no se puede improvisar, entregándoles el país a personas que cada vez que ha tenido la oportunidad de gobernar han colapsado el país tanto en términos económicos como sociales.

De ahí que le pido que el 6 de julio voten por Gonzalo Castillo para la presidencia de la República porque con él hay garantía de un equipo preparado y diestro en el manejo de situaciones difíciles. Con Gonzalo el país seguirá progresando.

De igual manera, le pido que voten por los candidatos congresuales del PLD, quienes estarán comprometido con apoyar tanto en el Senado como en la cámara de Diputados las importantes iniciativas que Gonzalo propondrá para seguir transformando nuestro país.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas