Opinión

¡La Cruz de Palo Verde! Y II

En esta segunda columna, en la que hemos dejado constancia de la profunda preocupación que tenemos desde hace años por el estilo superficial, ignorante, acomodaticio, que es el método y la costumbre de una gran mayoría de quienes ejercen el periodismo en nuestro país, desconociendo que en un pueblo subdesarrollado como el nuestro, es una conducta de irresponsabilidad, no enseñar o hacer conocer, las noticias y los informes noticiosos escritos, radiales o televisivos, sumando de manera constante versiones totalmente alejadas de la verdad. A nuestra edad después de haber dedicado o dejado en el transcurso de nuestra vida 41 años en el ejercicio del magisterio, que reiteramos se inició a los 15 años de edad, en la Campaña de Alfabetización ordenada por el gobierno de Rafael Trujillo Molina en 1951, precisamente en los bateyes y las plantaciones bananeras de La Grenada Company, en Montecristi.

De esos 41 años, 28 los dejamos en la Universidad de Santo Domingo, hoy Autónoma, dando clases de Periodismo, Historia Social Dominicana, e Historia Americana Contemporánea. Ejercía la profesión de abogado, porque habíamos recibido el título de Doctor en Derecho el 28 de octubre de 1960, lo que confirma que ahora, en octubre del año 2020, vamos a cumplir 60 años de graduados en la profesión de Derecho, habiendo ejercido 40 años esa profesión, además de haber servido también como Secretario de importantes oficinas, de destacados profesionales del Derecho. Sobre la División Berlanga de la United Fruit Company en la República Dominicana publicamos en el 2017 una serie de trabajos, en el que todavía estamos haciendo correcciones y recopilando información para ser publicado como libro, en próximas fechas que no son lejanas.

Pero queremos dejar constancia, dentro de esas preocupaciones, que son permanentes en nuestra vida, no solamente por el presente, sino por el futuro de nuestro pueblo a quien tenemos cariño profundo y admiración, por el esfuerzo de sus luchas, como actor solitario de su historia. Esas edificaciones, hermosísimas en Manzanillo, donde habitaban obreros, técnicos, trabajadores y funcionarios burocráticos de la más alta categoría y las construcciones e instalaciones de gran valor mecánicos en las plantaciones bananeras, comenzando por la red ferroviaria como dijimos en nuestra columna anterior, fue extendida desde el Puerto de Manzanillo hasta el Paraje ¨El Pozito¨, en el Municipio de Guayubin. Esa riqueza invertida por la United Fruit Company en nuestro país, en términos reales, desapareció. Y el extraordinario desarrollo, técnico y agrario que debió quedar como una riqueza de nuestro pueblo, siguió el mismo camino.

Solamente queremos hacer mención de algo que no se conocía en República Dominica y en la inmensa mayoría de los países de hispanoamérica, que era la fumigación aérea para irrigar las plantaciones bananeras de Palo Verde, La Cruz de Palo Verde, Isabel, Madre, Maguaca, Julián, y Jaramillo, plantaciones que a excepción de Palo Verde, La Cruz de Palo Verde y Jaramillo, también recibía irrigación aérea, que fue modificada después por las sugerencias de nuestro padre, que había adquirido una admirable y extraordinaria experiencia del banano. La fumigación aérea con helicópteros era coordinada por nuestro hermano mayor, Mario Cesar Gutierrez, todos estos aspectos y detalles están contenidos en ese libro que tiene como título, ¨La División Berlanga¨ aunque abajo, del título, está el nombre de la empresa que la creo que es United Fruit Company.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas