Opinión

Covid-19: de la adversidad a la oportunidad

La pandemia del Covid-19 ha tenido un efecto devastador, en téminos económicos y sociales en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 18 millones de personas han sido diagnósticadas con la enfernedad y casi 700 mil han fallecido. Estas cifras ponen de relieve los efectos en términos sanitarios y en pérdidas de vidas humanas que ha generado la pandemia. De diciembre de 2019 a agosto de 2020 (8 meses), han perdido la vida más de 2 mil 800 personas cada día. Impresionante! Devastador y Doloroso!
La región de Las Américas ha sido la más afectada por la pandemia. La OMS revela que el 54% de los afectados (9,741,727) y el 53% de los fallecidos (365, 334 personas), corresponden a esta región. “América Latina y El Caribe (ALyC), se han convertido desde el 1º de junio, en el nuevo epicentro de la crisis sanitaria”, según la OXFAM, con 5.1 millones de afectados y más de 211 mil fallecidos.

¿Cuáles son las adversidades y oportunidades que representa el Covid-19 para ALyC?
La OXFAM, organización sin fines de lucro creada en la Universidad de Oxford en 1942, en su informe titulado “¿Quién paga la cuenta?”, de julio de 2020, explica, según datos de la Comisión de Estudios Económicos para América Latina (CEPAL), que la región latinoamericana y caribeña se enfrentan a una contracción económica de 9.4%, la más severa de todo el mundo. Los ingresos fiscales podrían reducirse en más de 113 mi millones de dólares, equivalente a un 2% del Producto Interno Bruto (PIB) Regional y a un 59% de la Inversión Pública en Salud de toda la región, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y los análisis presentados por la OXFAM. Algunos países latinoamericanos, como Perú y Colombia pudiera ver reducidas sus recaudaciones fiscales hasta en un 30%, lo que es altamente preocupante. Durante los primeros 42 días de la pandemia, los inversionistas extranjeros retiraron 100 mil millones de dólares de la región, según el Instituto Internacional de Finanzas. La CEPAL ha estimado que las exportaciones se reducirán en un 15%; el ingreso por turismo se verá afectado en un 30% y la entrada de turistas a la región se ha reducido en un 88%, según la Organización Mundial de Turismo (OMT). Se pronostica que el flujo de remesas va a disminuir en un 20%, como nunca antes en la historia de la región.

Las implicaciones sociales que representa esta reducción en la producción de bienes y servicios, de ingresos fiscales, de inversión extranjera, de flujo de turistas y de envio de remesas a la región, es que 52 millones de personas podrían caer en la pobreza; 40 millones podrían perder sus empleos y el retroceso regional sería de 15 años, indica la OXFAM.

Son diversas las oportunidades que de acuerdo al informe de la OXFAM se le presentan a América Latina y El Caribe para enfrentar los efectos económicos de la pandemia. En primer lugar, diseñar una estrategia regional para luchar en contra de los paraisos fiscales, a través de los cuales se escapan muchos recursos y generan una competencia desleal; en segundo lugar, hacer las reformas tributarias necesarias, -en el caso dominicano hay pendiente un pacto fiscal, establecido en la Ley No. 1-12 de la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 -, haciendo énfasis en gravar la riqueza y el capital, esto es, que paguen más los que más tienen.

“Solo aplicando entre un 2% y un 3.5% en cada país, sobre los patrimonios por encima de un millón de dólares, se podrían recaudar en la región 14 mil 260 millones de dólares”, 50 veces más que lo que hoy se recauda.

Nos enfrentamos a grandes dificultadess económicas, políticas y sociales en la región y el mundo producto del Covid-19. Si se diseñan las estrategias correctas, las adversidades se pueden convertir en grandes oportunidades para seguir avanzando. Dios nos proteja y nos guíe siempre.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas