Opinión

La paradoja del primer PLD

MÁS ALLÁ DE LA COYUNTURA

El profesor Juan Bosch se en­cargó de dotar al Partido de la Liberación Do­minicana (PLD), desde su fundación, de un amplio y profundo contenido po­lítico sobre el cual debían ser definidas todas sus es­trategias, planes y pro­gramas. Para lograr es­tructurar una militancia debidamente formada, desde el principio se apos­tó a la educación política y social como vía de entrada al partido, a través de los círculos de estudios. Como paradigma político parti­dario el primer PLD expe­rimentó tres grandes mo­mentos durante 27 años: la génesis, desarrollo y agotamiento.

Conforme a los postula­dos de Thomas Kuhn (Es­tructuras de las Revolucio­nes Científicas, 1962), un nuevo paradigma surge cuando logra dar respues­tas a problemas existentes, o a nuevos problemas, a lo cual podemos llamar “mo­mento de génesis”. Cuan­do los métodos y procedi­mientos del nuevo modelo adquieren mayor acepta­ción y llenan las expectati­vas en su campo de actua­ción, podemos hablar del “momento del desarrollo”. Finalmente, cuando apare­cen las anomalías o disfun­ciones de los métodos para afrontar los nuevos proble­mas, ha llegado el “momen­to de agotamiento”, crean­do las condiciones para una “Revolución Científica” con la génesis de un nuevo pa­radigma.

El momento de génesis del primer paradigma del PLD se enmarca entre 1973 y 1978, periodo en el cual se conformó todo su cuer­po ideológico, metodológi­co y estructural. El PLD logró en estos cinco años asentar su “marca” ante el país. Aun­que este momento de géne­sis queda consumado con el Congreso Narpier Díaz Gon­zález (Nov., 1978), el hecho más significativo del periodo fue la participación del PLD en las elecciones de mayo de 1978, cuyo objetivo más que electoral fue político, tal co­mo lo explica el Prof. Bosch: “Lo que vamos a buscar a las elecciones es el desarrollo del partido; su fortalecimien­to cuantitativo o en cantidad de miembros y su fortaleci­miento cualitativo o en cali­dad…” (Vanguardia del Pue­blo No. 86, 1977)

El momento de desarro­llo del Partido de Cuadros se experimenta entre 1979 y 1990, periodo en el cual ad­quirió una cobertura y con­solidación nacional con el despliegue de todos sus mé­todos y líneas de trabajo, in­cluyendo mayor presencia en la diáspora dominicana. Progresivamente el parti­do va ampliando su presen­cia en los ayuntamientos y el Congreso Nacional, eleccio­nes tras elecciones, logran­ do la mayor votación en las de 1990 (653,595 votos), aunque sin alcanzar la Presi­dencia de la República. Has­ta esta etapa, el liderazgo del Prof. Juan Bosch era el único de escala nacional del PLD, aunque ya al interior de la organización venía gestán­dose un liderazgo emergente que cobró mayor presencia en el Congreso Félix Servio Docoudray y Miguel Soto (Nov., 1990).

El paradigma del Primer PLD llega a su agotamien­to en el periodo de 1991 al 2000. Se evidencia el dete­rioro de la salud del Prof. Juan Bosch y la emergen­cia de un nuevo liderazgo de escala nacional. Paralela­mente, se generan conflictos internos que llevan a la sali­da de una diversidad de di­rigentes, entre 1990 y 1992. La resultante de estos facto­res se manifiesta en las elec­ciones de 1994, en las cuales el partido desciende un 40% en las votaciones respecto a las elecciones de 1990. Con esta última experiencia, ese nuevo liderazgo asume una visión más pragmática de la actuación política y de las tácticas de alianzas electo­rales, cobrando mayor inci­dencia en la conducción del partido en lo atinente a las elecciones presidenciales ex­traordinarias de 1996.

En este sentido, se pue­de identificar una parado­ja en el paradigma, pues en el momento de agotamien­to es en el cual alcanza su mayor éxito electoral, con el triunfo del PLD en dichas elecciones, gracias a la alian­za con el presidente Joaquín Balaguer en el denomina­do “Frente Patriótico”. Aun­que múltiples explicaciones se pueden dar a este hecho, lo cierto es que fue resultado de un nuevo marco estratégi­co y táctico que ya no respon­día a la naturaleza del pri­mer PLD. Aunque el Partido de Cuadros se mantuvo durante la primera gestión gu­bernamental del PLD (1996–2000), nuevas “anomalías” del modelo surgieron tan­to al interno de la organiza­ción como en su relación con el gobierno y con la sociedad. La derrota electoral del 2000 fue el resultado definitivo de un paradigma partidario ya agotado.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas