Internacionales

Sánchez asegura desconocer paradero de rey emérito de España

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó que desconoce el paradero del rey emérito Juan Carlos I, quien decidió irse de este país tras los escándalos de corrupción que salpican a su figura.

«Corresponderá a su persona o a la Casa Real dar a conocer esta información, no al Gobierno de España. Hablamos de instituciones distintas», respondió Sánchez en una conferencia de prensa ante las insistentes preguntas de los medios de comunicación.

El mandatario compareció este martes en el gubernamental Palacio de la Moncloa para hacer balance del denominado curso político, pero la decisión anunciada la víspera por el otrora jefe del Estado de trasladarse a vivir fuera de España eclipsó su intervención.

En una carta dirigida a su hijo, el rey Felipe VI, publicada el lunes por la Casa Real, Juan Carlos de Borbón, de 82 años, comunicó su «meditada decisión» de abandonar el país ante la repercusión pública de «ciertos acontecimientos pasados» de su vida privada.

Los diarios ABC, La Vanguardia y El Mundo informaron este martes de que el soberano emérito se habría establecido de manera provisional en República Dominicana, previo paso por Portugal.

Sin embargo, la publicación digital El Confidencial especuló que el antiguo monarca, quien abdicó en 2014, se encuentra en la vecina nación lusa, donde pasó una parte de su adolescencia.

«No tengo la información», remarcó Sánchez ante las repetidas interpelaciones de la prensa.
Será la Casa Real la que tendrá que decidir cuándo hace públicas algunas cuestiones como ésta, subrayó el gobernante, tras señalar que respeta la «toma de decisiones que haga el actual jefe del Estado».

En su negativa a brindar detalles sobre el destino de Juan Carlos I, el político socialdemócrata enfatizó que sus conversaciones y despachos con Felipe VI son «discretos» y deben quedar en un ámbito reservado.

Debo preservar esa confidencialidad y discreción entre la Corona y mi persona, se excusó el jefe del ejecutivo.
A su juicio, lo más importante es que el rey emérito dejó claro, a través de su abogado, que «se pone a disposición de la justicia como cualquier otro español».

La justicia de Suiza y España indagan el origen de 100 millones de dólares que habría recibido el padre de Felipe VI por el presunto cobro de comisiones en la adjudicación a empresas de esta nación ibérica de un tren de alta velocidad en Arabia Saudita.

El Tribunal Supremo español anunció en junio pasado una investigación sobre estos hechos y los posibles delitos del rey emérito, aunque solo los cometidos a partir de 2014 cuando perdió su inmunidad con su abdicación.

Durante su comparecencia en la Moncloa, Sánchez hizo una cerrada defensa de la Monarquía y opinó que no se juzga a instituciones, sino a personas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas