Cultura

Casi 800 millones de seres humanos sin saber leer ni escribir

En el Día Internacional de la Alfabetización, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) advirtió que 773 millones de adultos y jóvenes carecen de competencias básicas en lectoescritura.

A propósito de la jornada establecida en 1966, el ente multilateral con sede en esta capital acoge un foro virtual para abordar los desafíos de la alfabetización en el escenario impuesto por la Covid-19 y más allá, para proponer respuestas a la crisis y al hecho de que los programas para enseñar a leer y escribir a las personas se detuvieron en muchas partes.

«La lectura es la clave del desarrollo. Los programas de alfabetización de adultos no deberían ser la variable de ajuste de la educación», declaró la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

En la conferencia interactiva participan expertos y educadores, convocados por el objetivo de impulsar acciones concretas que potencien los procesos de enseñanza a seres humanos relegados.

La pandemia causada por el coronavirus SARS-Cov-2 y las necesarias medidas para frenarla, como los confinamientos generalizados, agravaron el panorama de la educación, ya que a las casi 800 millones de personas sin acceso a la lectoescritura se sumaron el cierre durante meses de la inmensa mayoría de las escuelas en el planeta.

De acuerdo con la Unesco, la Covid-19 perturbó la educación, afectando al 91 por ciento de los estudiantes y al 99 de los maestros.

A propósito de la jornada, se entregarán los premios internacionales de alfabetización 2020 de la Unesco y resultarán reconocidas en ese sentido iniciativas de Ghana, México, Nepal, Reino Unido y Yemen.

En esta ocasión, el reconocimiento en materia de alfabetización Unesco-Rey Sejong, que recompensa proyectos de educación y formación en las lenguas maternas con el apoyo de la República de Corea, será otorgado a Ageing Nepal y a United World Schools, del Reino Unido.

Por su parte, los premios Unesco-Confucio de Alfabetización, respaldados por China para valorar iniciativas en favor de las poblaciones rurales y de jóvenes no escolarizados, en particular niñas y mujeres, serán entregados al Centro Universitario de Participación Social de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México; la oficina de alfabetización de Sana, Yemen; y el programa ghanés Just Commit Foundation.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas