Hablan los hechos

Se aleja la reconciliación

Por Yolaidy Martínez *

Conforme bulle la efervescencia electoral en Estados Unidos, la administración del presidente Donald Trump aprieta las tuercas en su enfrentamiento contra China y saca al juego más cartas que desvían a ambas potencias de la reconciliación.

A la guerra comercial de dos años y medio, en este 2020 Washington añadió conflictos por la situación de Xinjiang, Hong Kong y el Tíbet, reclamos en el mar Meridional, las intenciones separatistas en Taiwán, restricciones a la prensa, sanciones al sector tecnológico y hasta la pandemia de la Covid -19.

La lista de roces sigue imparable y lo más reciente es la presión sobre el equipo diplomático de Beijing en suelo norteamericano.

Tras el cierre recíproco de los consulados en julio, la Casa Blanca exigirá una autorización a los funcionarios chinos si desean visitar campus universitarios y reunirse con dirigentes locales.

En lo adelante, también deben buscar un aval oficial para realizar eventos culturales fuera de sus sedes con más de 50 personas e identificar todas las cuentas en redes sociales como pertenecientes al Gobierno.

Según el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, estas medidas se tomaron sobre la base de la reciprocidad en las relaciones bilaterales.

Sin embargo, encajan con los propósitos de Washington de revertir el acercamiento con Beijing iniciado en febrero de 1972 durante el viaje a China del entonces presidente Richard Nixon y que propició décadas de intercambios que entrelazaron fuertemente a ambas economías.

Ese plan también le sirve a Trump con vista a los comicios de noviembre, pues hizo del tema China el principal punto de la campaña para su reelección.

El gigante asiático reacciona con creciente contundencia ante el deterioro de los vínculos bilaterales y en los últimos días el presidente Xi Jinping advirtió varias veces sobre las consecuencias de tensar demasiado la discordia

En ese contexto, aseguró que no consentirá fuerza alguna que imponga su voluntad mediante la intimidación ni que frene la cooperación con otros Estados del mundo.

· De Prensa Latina

últimas Noticias
Noticias Relacionadas