Cultura

Sigue reducción del número lectores

De ejemplo presentamos caso de Brasil que ha perdido más de 4,6 millones de lectores en cuatro años

Brasil perdió más de 4,6 millones de lectores en los últimos cuatro años, revela la encuesta Retratos de la Lectura en el país, citada hoy por medios periodísticos.

Según la estatal Agencia Brasil, de 2015 al 2019, el porcentaje de lectores en el gigante suramericano cayó del 56 al 52 por ciento.

Los no lectores, es decir, los brasileños de más de cinco años que no han leído ningún libro, ni siquiera en parte en los últimos tres meses, representan un 48 por ciento de la población, lo cual equivale a unos 93 millones de un total de 193 millones.

Mayores caídas en el porcentaje de lectores se percibieron entre las personas con educación superior, de 82 en 2015 a 68 por ciento en 2019, y entre los más ricos.

El brasileño lee, en promedio, cinco volúmenes por año, con aproximadamente 2,4 ojeados solo en parte y 2,5 enteros.

La Biblia es señalada como el tipo de libro más leído por los entrevistados y también como el más notable.

Esta es la quinta edición de la encuesta Retratos de la Lectura en Brasil, realizada por el Instituto Pró Livro en colaboración con Itaú Cultural.

La muestra realizó ocho mil 76 entrevistas en 208 municipios entre octubre de 2019 y enero de 2020. Se realizó antes de la pandemia de Covid-19 y, por lo tanto, no refleja el impacto de la emergencia sanitaria en la lectura.

De acuerdo con la coordinadora de la investigación, Zoara Failla, la red de redes Internet y las sociales son las razones de la disminución del porcentaje de lectores, sobre todo entre los más ricos y mejor educados.

«Estas personas están usando su tiempo libre, no para leer literatura ni por placer, sino en las redes sociales», señaló.

Alertó que la principal dificultad señalada es el tiempo de lectura y el que «sobra se está utilizando en las redes sociales», insistió.

El estudio apunta que al 82 por ciento de los lectores les hubiera gustado leer más. Casi la mitad (47) argumenta que no lo hizo por falta de tiempo.

Internet y el aplicativo multiplataforma de mensajes WhatsApp ganaron espacio entre las actividades de ocio preferidas por todos los encuestados, lectores y no.

En 2015, un 47 por ciento respondió que usaba Internet en su tiempo libre. Ese porcentaje aumentó al 66 en 2019. El uso de WhatsApp aumentó del 43 al 62 por ciento.

Junto a otras razones, «Brasil experimenta una crisis en la economía, vemos dificultades en el acceso, en la compra (de libros). Las personas asisten a menos bibliotecas», subrayó Failla.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas