Opinión

Así no, Señor Presidente

La semana pasada el Lic. Luis Abinader, ciudadano presidente de la república, se dirigió a nuestro pueblo por no más de 20 minutos, en una intervención que fue transmitida por una cadena de estaciones de televisión y de radio difusoras. Al leer en el periódico Hoy, del viernes 9 del corriente mes, en su primera página la síntesis de los juicios que contra el PLD explicó el Primer Mandatario, al autor de esta columna no le ha sorprendido.

Las críticas al PLD comienzan diciendo: ¨la máxima dirección del PLD instauró un régimen político dedicado a la corrupción y a la impunidad¨; refiriéndose a la Cámara de Cuentas, dijo que ¨responde a los intereses del PLD.

¨Esta Cámara de Cuentas es parte de su blindaje y sus miembros ya deberían haber renunciado¨; seguimos con lo que dijo el señor Abinader: ¨esta estructura de impunidad establecida por el PLD, la estamos desmantelando e inmediatamente tengamos los resultados de las auditorías actuaremos¨.

Hemos dicho que no han sorprendido al autor de esta columna, las mentiras, calumnias y difamaciones del Presidente Abinader porque no recordamos cuántas veces, no solamente cuando escribimos sino en los cientos de programas televisivos y radiales, hemos afirmado, categóricamente, que el ejercicio de la política más que una profesión es un oficio y que todo aquel que se dedique a ella, tiene que aprender a diferenciar, que además de un oficio como la carpintería, la herrería, y la mecánica, es una profesión que solamente se puede ejercer cuando al escenario de una nación, como es la República Dominicana, hay que sumar a los conocimientos, la práctica y el trabajo diario, permanente; hay que sumar desde el punto de vista científico, sociológico, la composición social del pueblo en la cual se ejerce la carrera que lleva a la gobernación de la nación. Luis Abinader no ha sido nunca militante político.

Las dos virtudes fundamentales en la política son la prudencia y la discreción; y no creemos que a excepción de Hipólito Mejía, que ha aprendido mucho en su actividad, en el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y en los empresarios y comerciantes que en mayoría rodean al Presidente Abinader, son huérfanos totalmente de esas virtudes, porque lo que realmente les interesa es consolidar y aumentar las fortunas que poseen, como hemos visto en la publicaciones de bienes que han sido publicadas.

¨Palabras traen respuestas¨ y el Presidente de la república sabe bien, por experiencia propia, que el pueblo dominicano por su composición social ha dado demostraciones, desde hace cientos de años que es un pueblo valiente, respetado y admirado no solamente en Hispanoamérica, sino también en importantes naciones y otros pueblos del mundo.

¡Así no, Señor Presidente! en ese mismo periódico Hoy que hemos citado en la página (12a), en términos completos hay un reportaje que dice: ¨En cuatro días dependencias gobierno hicieron 803 licitaciones compras¨.

Y en su subtítulo dice: ¨Algunas llaman la atención por las innecesarias que son…¨ todavía del 16 de agosto a este lunes 11 de octubre, faltan muchas cosas por ver, a lo que debe poner atención, no solamente el Presidente de la república sino también todos los miembros importantes de este gobierno del PRM.

Qué vergüenza nos da a los políticos profesionales, a lo que se suma la preocupación, por las manos en que ha caído para que lo dirijan, este pueblo calificado hace muchos años por una figura de la categoría de Fidel Castro Ruz como ¨Pueblo Legendario, Veterano de la Historia y David de Caribe¨.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas