Políticas

Bolivia celebra elecciones este domingo: Dos en menos de un año

Bolivia, localizada en la región central de Sudamérica, realizará nuevas elecciones, dos en menos de un año, este domingo 18 de octubre, en un contexto marcado hoy por la desconfianza hacia las autoridades.

Esta nación, con grandes riquezas naturales, entre ellas gas natural, las mayores reservas de litio del mundo, selvas, ríos, y otras, deseadas por grandes transnacionales, limita al norte y al este con Brasil, al sureste con Paraguay, al sur con Argentina, al oeste con Perú y al suroeste con Chile y tiene una superficie de un millón 98 mil kilómetros cuadrados.

Está habitada por una población diversa compuesta por 36 comunidades ancestrales, reconocidas en la Constitución y son idiomas oficiales el castellano y todos los de las naciones y pueblos indígenas originarios campesinos como el aymara, araona, entre otros.

Se organiza territorialmente en nueve departamentos (Beni, Cochabamba, Chuquisaca, La Paz, Oruro, Pando, Potosí, Tarija y Santa Cruz), provincias, municipios y territorios indígenas originarios campesinos.

Su capital constitucional es Sucre y la sede del gobierno es La Paz, también escenario de importantes acontecimientos políticos, sociales y culturales.

De acuerdo con la Constitución Política del Estado, es un país basado en el respeto e igualdad entre todos, con principios de soberanía, dignidad, complementariedad, solidaridad, armonía y equidad en la distribución y redistribución del producto social, donde predomine la búsqueda del vivir bien, con respeto a la pluralidad económica, social, jurídica, política y cultural.

Su territorio actual formaba parte del vasto imperio de los Incas en la época precolombina, conquistado por los españoles. Luego dependió del virreinato del Perú hasta el año 1776 cuando fue agregado al de Buenos Aires.

En 1809 se inició el movimiento revolucionario por la independencia, alcanzada en 1825 en la batalla de Ayacucho, ganada por el general Antonio José Francisco de Sucre, lugarteniente de Simón Bolívar quien fue el primer presidente de Bolivia.

A El Libertador lo sucedió Sucre, y a éste el general Santa Cruz, quien luego de querer reunir en una confederación a Bolivia y Perú, se desató una guerra con Chile.

Desde esta época fueron frecuentes las guerras civiles, levantamientos y revoluciones populares, y más tarde entre 1965 y 1980 la inestabilidad política por los frecuentes golpes de Estado llevó al poder a gobiernos militares y civiles y todo este contexto generó una grave crisis económica.

En 2006, Evo Morales asumió la presidencia y durante casi 14 años de mandato impulsó numerosas políticas a favor de las comunidades más desposeídas.

Durante el gobierno de Morales, con Luis Arce como ministro de Economía, hoy candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo, ese rubro creció durante más de una década a un promedio anual de 4,6 por ciento y la pobreza bajó al 37 por ciento, debido esencialmente a las nacionalizaciones y la nueva redistribución de las riquezas.

Sin embargo, tras el golpe de Estado de 2019, en apenas nueve meses el régimen de facto encabezado por Jeanine Áñez, destruyó esos adelantos económicos y los programas del gobierno del líder indígena.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas