Editorial

Búsqueda de editoriales

Se han encontrado 270 editoriales

Leonel, UNASUR y la OEA

Lucía quijotesco lograr un diálogo en Venezuela. Muchos pronosticaban, y algunos deseaban, que el Presidente del PLD y ex Presidente de la República, Dr. Leonel Fernández, fracasara en ese esfuerzo.

Fue primero en diciembre encabezando una misión electoral a petición de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y se llevó de acompañante al miembro del Comité Político del PLD, Dr. Franklin Almeyda Rancier.

Terminado exitosamente esa misión electoral, el Dr. Leonel Fernández sugirió al Presidente Nicolás Maduro la creación de una comisión de economistas para hacerle las recomendaciones pertinentes para estabilizar la macro economía, estimular el crecimiento sostenido y al mismo tiempo superar el desabastecimiento.

Simultáneamente, junto a los ex presidentes de España, José Luis Zapatero, y Martín Torrijos de Panamá, se sugirió la creación de otra comisión para el conflicto político, en la que ellos fungirían de mediadores.

Ambas comisiones se crearon con la UNASUR como organismo regional intergubernamental de soporte.

El viernes 10 de junio el Dr. Leonel Fernández y el Secretario General de UNASUR entregaron el informe económico al Presidente Nicolás Maduro.

La comisión para mediar en el conflicto político inició sus acercamientos con representantes del PSUV, organización partidaria de gobierno, y con la MUD, que es la mesa que agrupa a los partidos de oposición.

Recientemente, hubo un viraje importante en la comunidad internacional apoyando el diálogo para Venezuela. Lo más significativo ha sido el que la OEA se ha interesado en apoyar el diálogo, a pesar de la posición de su Secretario General, Luis Almagro.

El viraje significativo de la comunidad internacional, favoreciendo el diálogo, incluyendo al Departamento de Estado norteamericano, constituye lecciones políticas a destacar.

La primera lección es que la participación del Dr. Leonel Fernández como mediador, por ser una figura internacional probada, crea confianza, no sólo entre los actores directamente envueltos en la misma Venezuela, sino también en la comunidad internacional.

La segunda lección lo constituye el hecho de que UNASUR, organización de los países suramericanos, creada por los entonces presidentes Lula de Da Silva de Brasil, Hugo Chávez de Venezuela, y Néstor Kirchner de Argentina, ha estado jugando el rol de la OEA en Latinoamérica; ahora ésta reacciona en forma tardía.

La tercera lección es que esa reacción tardía tiene un origen claro y es que el Presidente Barack Obama ha querido dejar un legado histórico al término de su segundo período de gobierno dejando superados rémoras de la guerra fría o de otros acontecimientos, visitando a Vietnam, Japón, Cuba y ahora favoreciendo un diálogo de paz en Venezuela.

Todo esto lo pudo apreciar el Dr, Leonel Fernández cuando otros no lo podían ver, por lo que estuvo siempre seguro del éxito, tal y como viene siendo los esfuerzos de mediación en la hermana República Bolivariana de Venezuela

Por: Redacción | 20 jun 2016 | En:  Editorial
Tocando la puerta de la modernidad digital

A los ocho meses de fundado el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), surge Vanguardia del Pueblo impreso, para destinarlo a la formación y crecimiento del Partido.

Por esa razón su primer editorial, escrito por el profesor Juan Bosch y reproducido en esta edición digital, fue titulado “Golpeando la Puerta”. En él se explica que con Vanguardia del Pueblo se visitaría a dominicanos no afiliados a otras organizaciones políticas, para invitarlos a organizarse, cotizar y debatir las ideas contenidas en los temas tratados en el periódico.

El Partido nació como una organización de ideas. Las ideas se unifican en el debate y de ahí surge la unidad, la disciplina e identificación estratégica.

A diferencia de la religión, que su disciplina descansa en la fe, y a la de los militares, que se sustenta en obediencia, la del PLD es consciente sustentada en las ideas.

Ahora Vanguardia toca de nuevo la puerta, como órgano del Partido para defender los intereses de todo el Partido, para desde su portal digital contribuir a que el PLD se encamine a su modernización, adecuándose a la tecnología, el conocimiento, la ciencia, la innovación y los medios digitales.

Vanguardia del Pueblo impreso era un medio para localizar a dominicanos que tuvieran la voluntad de organizarse en el Partido, disposición de cotizar (sin importar qué tan modesta fuera la suma) y conversar sobre el contenido de los artículos y entrevistas de cada edición. Si el lector no mostraba interés en esos tres aspectos (organización, cotización y línea política), se le retiraba la colocación del periódico.

A su vez, los compañeros no podían disponer de más de 10 ó 15 ejemplares, porque no se trataba de colocar el periódico como simple distribuidor o “canillita”, sino como militante partidario con los propósitos señalados.

Vanguardia del Pueblo impreso cumplió su cometido. Ahora, en los tiempos de la tecnología, el conocimiento, la ciencia y la innovación, se prepara para contribuir con la dirección en la modernización partidaria.

En este sentido ofertamos en nuestra página Web todo el material documental e histórico que sirva como bibliografía a la formación política no presencial y digital (Estatutos, Declaración de Principios,líneas políticas y temáticas aprobadas por los Congresos, discursos, libros del profesor Juan Bosch, etc).

También para desarrollar la comunicación digital que permita difundir las ideas y estimular la unificación con membresía partidaria.

Ser un facilitador en la organización digital para que, por ejemplo, el compañero de nuevo ingreso, previa verificación, pueda hacerlo por internet y caer en el o los organismos que puedan crearse en su Colegio Electoral y recinto de votación.

Por demás, la cotización al Partido puede realizarse personalizada usando el sistema financiero digital

Estos ejemplos ilustran todo lo que se puede hacer para la modernización partidaria. De todas maneras son los organismos de dirección partidaria los que tienen la atribución para llevar de la mano el proceso. Vanguardia del Pueblo será, esta vez como lo fue ayer, medio y vocero partidario para esos fines y la consolidación a los propósitos fundacionales.

Por: Redacción | 13 jun 2016 | En:  Editorial
Se consolida la integración regional

En horas de la noche del pasado sábado regresó a su país, luego de su exitosa participación en la en la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), celebrado en la Habana, Cuba, el Presidente Danilo Medina.

En menos de treinta horas el jefe del Estado dominicano agotó una amplia agenda con su participación en los actos oficiales de la cumbre y en encuentros bilaterales con sus homólogos caribeños.

Una importancia trascendente han ofrecido las gestiones del Partido de la Liberación Dominicana a estos encuentros internacionales, conociendo que en la unidad está la fuerza.

La consolidación de estos bloques regionales ha sido el sueño de nuestros libertadores, conscientes de la fortaleza que genera la unidad.

Congregar a los Estados caribeños discutiendo temas comunes, trazando una misma agenda, resultará en ganancia para todos y para Republica Dominicana también; es un escenario ideal para el fortalecimiento de la cooperación regional y del proceso de integración, ya que el Caribe tiene mucho que ver con nuestro comercio, transporte, el turismo y muchas otras áreas. Son nuestros vecinos más cercanos.

En la Habana el Presidente Danilo Medina recibió las felicitaciones de los jefes de Estado y de gobierno participantes por el triunfo alcanzado en las elecciones recién celebradas en Republica Dominicana; un reconocimiento colectivo y regional al éxito alcanzado, que confirma la condición de presidente mejor valorado en Latinoamérica y de guiar la economía de mayor crecimiento en la región.

En su participación en la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), Danilo Medina proclamó que el último año ha dado motivos para el optimismo, planeando la necesidad de seguir fortaleciendo la asociación de los países de la region.

En sus reuniones con sus homólogos convino en reforzar las relaciones reciprocas en especial con nuestro vecinos mas cercanos Haití y extendiendo una voluntad colaboradora buscando la oportunidad de diálogo que se ha abierto entre el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y la oposición política.

Una fructífera participación que ya está sirviendo al fortalecimiento de la cooperación regional y del proceso de integración de estos pueblos bañados por las calidas aguas del mar caribe.

Por: Redacción | 06 jun 2016 | En:  Editorial
El final del dictador Trujillo

A 55 años del hecho, la eliminación física del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, permanece en la memoria de la colectividad nacional. Recuerda la caída de la cabeza que mantuvo un régimen de opresión durante más de 30 años. La noche del 30 de Mayo de 1961, un grupo de dominicanos puso fin al Tirano.

El hecho es el acontecimiento que dio origen al nacimiento del proceso de lucha por la instauración de la democracia en República Dominicana. El camino no ha sido fácil. Ha tenido que enfrentar múltiples dificultades y crímenes contra la vida institucional, pero nada pudo impedir el proceso.

Nuestro pueblo sufrió el derrocamiento del primer Gobierno electo de manera democrática tras la caída de la dictadura de Trujillo, encabezado por el Presidente Juan Bosch y el vicepresidente Segundo Armando González Tamayo. Como consecuencia del atentado contra la democracia resurgió la represión, el sacrificio de la guerrilla de 1963, y la herida de la guerra civil de Abril de 1965, que dejó como saldo miles de muertos y la humillación que constituyó la invasión del territorio nacional por botas extranjeras. Pero con los hechos no pudieron postrar al pueblo dominicano. A 55 años celebra la vida en un Gobierno democrático.

Quedaron atrás los días de la incertidumbre. Podemos celebrar entre los logros el respeto a la voluntad popular como un proceso institucional expresión de la vida democrática. Podemos celebrar la libertad de expresión como un derecho inalienable y la libertad de escoger la preferencia política.

En el país impera la confianza en el régimen democrático. Hoy, como es el Día de la Libertad, estamos en el deber de reafirmar el compromiso de confiar en la democracia como un mecanismo garante del desarrollo en un ambiente donde se respetan los derechos humanos, y en el que es posible producir las transformaciones que requiere la sociedad dominicana para combatir la pobreza extrema y las desigualdades sociales que obstaculizan el desarrollo. Creemos es necesario continuar sin pausa en procura de ese objetivo.

Vale reiterar que 55 años de lucha por la democracia es un tiempo suficiente para que el pueblo haga sus aportes para que veamos como un objetivo permanente las transformaciones que requiere República Dominicana. La decisión en ese orden es el mejor homenaje a los hombres que la noche del 30 de mayo de 1961, asumieron el camino del sacrificio para acabar con la opresión.

El tránsito al estado democrático no siempre puede ser acelerado, pero si avanza, como fue en el efímero gobierno del presidente Juan Bosch, y en las administraciones de Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, por lo que el futuro lo auguramos con optimismo. Celebremos que tras 55 años de la caída de la Dictadura tenemos entre los logros la Constitución de 2010, la cual establece: “La República Dominicana es un Estado Social y Democrático de Derecho, organizado en forma de República unitaria, fundado en el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, el trabajo, la soberanía popular y la separación e independencia de los poderes públicos”.

A 55 años de la muerte del Dictador celebremos que en democracia logramos obras de infraestructuras impresionantes, el fortalecimiento institucional y el éxito de Solidaridad. Que sigue “Quisqueya Aprende Contigo”, que liberará al País del analfabetismo, y que acabamos de celebrar las elecciones generales del 15 de mayo en un clima de respeto a la Constitución y las leyes.

Caminamos por la vía que nos lleva a la República Dominicana, que manda nuestra Carta Magna. Recordemos que “Es función esencial del Estado, la protección efectiva de los derechos de la persona, el respeto de la dignidad y la obtención de los medios que le permitan perfeccionarse de forma igualitaria, equitativa y progresiva, dentro de un marco de libertad individual y de justicia social, compatibles con el orden público, el bienestar general y los derechos de todos y todas”.

Veamos con optimismo que en el país existe el convencimiento de que es inaplazable el reto de afrontar el gran mal que pone obstáculos en el tránsito hacia el desarrollo: la desigualdad social.

Rindamos honores a los hombres que terminaron con la vida física del Dictador: Antonio De la Maza, Juan Tomás Díaz, Antonio Imbert Barrera, Modesto Díaz, Pedro Livio Cedeño, Salvador Estrella Sahdalá, Roberto Pastoriza, Huáscar Tejeda, y el teniente Amado García Guerrero.

Recordemos con respeto a Luis Amiama Tió, Luis Manuel –Tunti- Cáceres, y a los que desde el anonimato hicieron la resistencia para acabar con la Dictadura de Trujillo.

Es el día para rendir honores a los protagonistas que hicieron posible el día de la libertad.

Por: Redacción | 30 may 2016 | En:  Editorial
Leonel Fernández en nueva misión

El ex presidente Leonel Fernández, a pedido de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), coordina una nueva misión para Venezuela. En esta ocasión procura restaurar el diálogo entre los distintos sectores venezolanos, la estabilidad y el crecimiento económico. Lo acompañan en esta tarea los ex mandatarios José Rodríguez Zapatero, de España, y Martín Torrijos, de Panamá. El fin es contribuir “a la paz y al sosiego de la familia venezolana” y a la reactivación del aparato económico productivo.

En su primera declaración en Venezuela, el ex presidente dominicano dijo que tocarán los distintos aspectos que tienen que ver con la economía venezolana. Empezaron a ver los temas de abastecimiento, que es uno de los que más preocupa, “cómo se puede reactivar el crecimiento económico. Ven los temas de inflación, de desempleo. Cada uno de los indicadores que hoy reflejan un desequilibrio macroeconómico”.

Leonel Fernández ha dicho que además del diálogo nacional, habrá otra reunión enfocada en la economía. Para lograr los objetivos en el diálogo tienen que estar representantes del Gobierno, integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática, especialistas económicos, economistas y el sector privado.

Considera es fundamental volver a la estabilidad con crecimiento económico y suministro de los bienes y servicios básicos que la sociedad demanda. Para esto habrá un diálogo entre Gobierno, integrantes de la MUD, especialistas en el área de la economía, y personas del sector privado que puedan solicitar los insumos que consideren pertinentes para tratar de reencausar la economía venezolana por senderos de estabilización,de confianza entre los actores económicos nacionales e internacionales que permitan que Venezuela vuelva a los niveles de crecimiento económico como históricamente ha tenido”.

En la rueda de prensa que encabezó en Venezuela, el ex presidente Fernández informó que la misión ha estado en contacto con el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, secretario general de la UNASUR, en todo lo que tiene que ver con el acompañamiento y el diálogo. Hizo la precisión de que la agenda será establecida por los actores venezolanos, no por los ex presidentes.

El ex presidente Fernández sostiene la idea de que el futuro de Venezuela tiene que pasar por el diálogo nacional y una agenda común entre los actores políticos.

Adelantó que se enfocará en trabajar en los aspectos de la economía nacional, específicamente en los temas de abastecimiento, inflación y desempleo. ¿Cómo encontrará la nueva misión de UNASUR que coordina el ex presidente Fernández, las soluciones que esperan los venezolanos?

El diálogo abre las vías para crear y alcanzar las condiciones necesarias para obtener los objetivos que buscan los venezolanos y venezolanas para retomar la senda del crecimiento con estabilidad.

La presencia del ex presidente dominicano crea confianza. El 16 de agosto de 2004 cuando fue juramentado para su segundo período de Gobierno, 20004-2008, República Dominicana sufría una grave crisis económica. Pérdidas de empleos, inflación y desabastecimiento fueron parte de la herencia que recibió, pero al poco tiempo cambió el rumbo de la economía con crecimiento, estabilidad y baja inflación.

Vale recordar que para las elecciones de Venezuela del 6 de Diciembre pasado, UNASUR escogió a unanimidad, a través de sus doce ministros de Relaciones Exteriores al ex presidente Fernández, Representante Especial en la coordinación de su Misión de Acompañamiento Electoral.

La nueva responsabilidad que le encomienda es una manifestación de confianza al ex presidente Fernández.

Nosotros confiamos en que la nueva misión que encabeza terminará de manera exitosa con una nueva lección de democracia para Venezuela y el mundo.

Por: Redacción | 28 may 2016 | En:  Editorial
Sigamos adelante

A esta hora el país tiene que estar concentrado en los temas de la agenda de la Nación. Ha habido tiempo para celebrar y tiempo para patalear. Sin embargo, la oposición política que no recibió el apoyo de la mayoría de las ciudadanas y ciudadanos aún se resiste a aceptar los resultados de la voluntad popular expresada en las urnas el pasado 15 de Mayo.

La política enseña que en lugar de ese comportamiento a esta hora la oposición debió estar en reflexión para encontrar una explicación al rechazo que sufrieron sus candidatas y candidatos . De igual modo, con una decisión respecto a su participación en el conocimiento de la agenda de la Nación para enriquecerla con sus ideas. Cuando termina un proceso electoral los que pierden corren el riesgo de perder de nuevo si no comprenden lo ocurrido y actúan en consecuencia.

El presidente Danilo Medina, reelecto para el período constitucional 2016-2020, en el acto que encabezó el 16 de Mayo recién pasado para celebrar su triunfo, llamó a los adversarios a integrarse al proceso por el bien de la República Dominicana. En el local de su comando de campaña, en la avenida Sarasota de la capital, acompañado por su esposa Cándida Montilla, sus hijas Vanessa, Ana Paula y Sibeli, solicitó a todas las autoridades electas, sin importar bandería política, que se sumen a su gestión para llevar a cabo un gobierno que pueda alcanzar los mejores logros en beneficio de la Nación. Ha recordado que el pueblo votó por un presidente con el que se puede conversar por la calle y al que le duele el dolor de la gente. “Eso tenemos que asumirlo si queremos seguir gobernando al país”.

Contó que en sus visitas sorpresa privilegió a 14 provincias que no votaron por él en las elecciones de 2012. En lugar de responder de la misma manera desde el Gobierno, fue sistemáticamente a resolver los problemas de esa gente, porque en vez de sentirse herido, sintió que no estaban conformes. Esto explica el cambio que se expresó a su favor en las elecciones generales del 15 de Mayo. Y recordó que “hizo una campaña sin herir a nadie, sin la necesidad de atacar a ninguno de mis adversarios. Nunca herí de palabras ni de hecho a ninguno de mis competidores porque no creo en la confrontación de los agravios, yo creo firmemente en la confrontación de las ideas”.

Dijo que el pueblo votó por un presidente con el que se puede conversar por la calle y al que le duele el dolor de la gente. “Eso tenemos que asumirlo si queremos seguir gobernando al país”. Su mensaje es para parciales y adversarios. La campaña electoral terminó con las elecciones del 15 de Mayo. Ahora la atención de los líderes tiene que estar centrada en la agencia de la Nación.

Como dijo Danilo Medina en la presentación de su propuesta electoral: “Es hora de hablar de los grandes compromisos. Es hora de hablar de propuestas concretas. Es hora de explicar, exactamente, cómo vamos a llevar a cabo la mayor transformación que haya visto nuestro país en su historia moderna”. Para impulsar políticas sociales y económicas que contemplan “Poner a las grandes mayorías populares de la República Dominicana en el centro de todas las políticas, especialmente, de las políticas económicas y sociales. Sacar a un millón y medio de dominicanos de la pobreza y elevarlos a la clase media.

Generar 400,000 nuevos puestos de trabajo. Y dinamizar el turismo, la agropecuaria, la micro, pequeña y mediana empresas, la industria y las zonas francas”.

De igual modo, garantizar la dinamización de la economía social y solidaria. El presidente Danilo Medina ha asumido el compromiso de mejorar por igual la vida de las mujeres y de los hombres: de las familias, de los que viven en el extranjero, de los deportistas, artistas e intelectuales; de los discapacitados, de los enfermos, de los más vulnerables, de los más humildes, de los que menos tienen.

Y preservar la unidad de la patria y hacer un gobierno de unidad nacional, con todos y para todos. Es hora de que la oposición se sume al proyecto de Nación.

Hacer lo contrario, sería desaprovechar la oportunidad de servir al pueblo dominicano desde la oposición. Pensar que oposición es llevar siempre la contraria al Gobierno, es no entender la vida en democracia.

La oposición política debe responder el llamado del presidente Danilo Medina, con ideas novedosas y progresistas por el bien del país. Hacer lo contrario es abandonar la oportunidad de recuperar la fortaleza que necesita la oposición política en un sistema democrático. Y, lo más importante, incidir en el debate público que hará posible las transformaciones que requiere la Nación para el disfrute de la colectividad nacional.

“Tengo el firme compromiso de hacerme cargo de la realidad de la República Dominicana, especialmente de la realidad en que viven los que más sufren. ¡No tengan dudas, ellos serán mi prioridad! Tengo la firme decisión de tomar el timón de nuestro país y conducirlo por el camino de la transformación y el progreso continuo”. La oposición tiene que participar en el proyecto que le presenta el Presidente Medina.

Es ahí que tiene que centrarse la atención de los dominicanos y dominicanas, para que sea posible la transformación y el progreso continúo. El liderazgo sin importar bandería política tiene que ser innovador.

Por: Redacción | 20 may 2016 | En:  Editorial
La fiesta de la democracia

Este domingo los dominicanos vamos celebrar una nueva fiesta de la democracia. Los ciudadanos y ciudadanas están llamados a colaborar para el éxito del proceso con votaciones en los tres niveles de elección: Presidencial, Congresual y Municipal. El pueblo dominicano va a decidir 4 mil 213 posiciones electivas. Y tenemos un padrón electoral con 7 millones 260 mil ciudadanas y ciudadanos.

Es una nueva experiencia que el pueblo dominicano está decidido a celebrar como una gran fiesta democrática. Se requiere la colaboración y comprensión de la colectividad nacional.

Es importante que nadie olvide que antes y durante las votaciones, las autoridades electorales adoptan medidas especiales para asegurar el proceso.

En consecuencia, durante el día de la elección está prohibido celebrar espectáculos públicos en locales abiertos o cerrados. Veinticuatro horas antes y el día de las elecciones no se pueden llevar a efecto manifestaciones o reuniones públicas de carácter político. Tampoco se puede hacer en el mismo intervalo de veinticuatro horas antes de la elección ninguna clase de incitación ni propaganda electoral por la prensa, radio, televisión, avisos, carteles, telones y otros medios similares. De la misma forma, queda prohibida la propaganda en los colegios electorales el día de las elecciones.

De igual modo, veinticuatro horas antes de la elección, no puede expenderse ni distribuirse ningún tipo de bebidas alcohólicas, hasta tres horas después de terminada la votación. La JCE, como en la elecciones anteriores, recuerda que se prohíbe la entrada de los electores a los colegios electorales, y muy especialmente a las casetas o podio de votación, con aparatos electrónicos como celulares, cámaras fotográficas o de grabación, computadoras portables o cualquier otro artefacto.

La finalidad es evitar que personas obtengan imágenes grabadas o fotografiadas que puedan determinar por quién el elector depositó su voto. Este domingo nadie debe pasar por alto que el artículo 6, literal d de la Ley 275-97 da potestad a la JCE para prohibir la exhibición de armas de fuego y uso de la fuerza durante el proceso electoral. Y prohíbe la aglomeración de tropas el día de las elecciones, salvo la de la Policía Militar Electoral indispensables para mantener el orden durante el acto comicial.

El día del sufragio “Los jefes u oficiales de las Fuerzas Armadas y autoridades policiales no podrán encabezar grupos de ciudadanos durante la elección, ni hacer valer la influencia de sus cargos para coartar la libertad del sufragio, ni tampoco hacer reuniones con el propósito de influir en forma alguna en los actos electorales”. Lo bueno es que la JCE procede conforme la ley para garantizar el desarrollo del sufragio.

Otra medida importante es que el personal retirado de las Fuerzas Armadas no puede concurrir vestido de uniforme a ningún acto político electoral. Sólo los agentes de la Policía Electoral que estén al servicio de las autoridades electorales pueden penetrar armados en los locales en donde se efectúen las inscripciones y las votaciones, cuando fueren requeridos. Recordar el alcance de la Ley Electoral es significativo porque sabemos que hay provocadores, en condición de oficiales retirados, interesados en afectar el proceso.

La Constitución de la República establece que “El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto”. Art. 208

La Junta Central Electoral es un órgano autónomo con personalidad jurídica e independencia técnica, administrativa, presupuestaria y financiera, cuya finalidad principal es organizar y dirigir las asambleas electorales para la celebración de elecciones y de mecanismos de participación popular establecidos por la presente Constitución y las leyes. Tiene facultad reglamentaria en los asuntos de su competencia. Art. 212.

La Carta Magna dispone que son dependientes de la Junta Central Electoral, el Registro Civil y la Cédula de Identidad y Electoral. Art. 212, Párrafo II. Esto nadie lo pone en duda hoy en el País. Disfrutamos logros institucionales que constituyen parte del legado de las administraciones de Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana. Le han dado a la sociedad la recuperación de la independencia de la JCE.

A sí vamos transitamos llenas y llenos de confianza la senda democrática. Colaboremos todas y todos para sumar a la calidad del proceso electoral. Tengamos presentes que las votaciones comienzan este domingo 15 de mayo de 2016, a las 6:00 de la mañana y se cierran a las 6:00 de la tarde.

¡Celebremos la fortaleza institucional del Órgano Electoral!

Por: Redacción | 14 may 2016 | En:  Editorial
Apuesta a la Paz y al Desarrollo

A pocos días de que concluya el ciclo de actividades proselitistas para dar paso a las votaciones, como lo establece la ley, el presidente Danilo Medina, candidato del Partido de la Liberación Dominicana, encabezando una coalición de catorce fuerzas aliadas, exhibe un formidable posicionamiento que le conducen a una segura y contundente victoria electoral el próximo 15 del presente mes.

Una campaña con características festivas y sustentada en la promoción de la exitosa gestión de gobierno y de propuestas que conducen a la continuación del proceso de reformas estructurales a favor del desarrollo con equidad que reclama y merece la nación, ha encontrado en el seno del pueblo y de los sectores productivos el respaldo mayoritario y sostenido que muestra el mercado electoral, de acuerdo a lo que indican todas las encuestas acreditadas en el país.

Esta correlación de fuerzas ampliamente favorable para las candidaturas del PLD, no ha provocado cambio en la conducta de la organización de permanente respeto a sus contendores, sino que por el contrario ha ofrecido reiteradas muestras de madurez, colaboración para que el proceso se desarrolle en un clima de paz y transparencia y ejemplar tolerancia ante los evidentes y claros excesos de sus opositores.

Cuando esa oposición, atrapada en su incompetencia, decidió emprender una severa, irrespetuosa y mentirosa campaña de descrédito contra la gestión y la imagen del Presidente de la República y del PLD, el presidente Medina respondió con el silencio prudente, el trabajo tesonero y la toma de cuantas medidas administrativas se consideraban necesarias para garantizar el total y absoluto respeto de los recursos del Estado, neutralizando así el ruido recurrente opositor sobre este tema.

Cuando la tozudez de los hechos se impone, mostrando el excelente desempeño de una economía en permanente crecimiento con estabilidad, los ostensibles avances en el combate a la pobreza, la revolución educativa y la democratización del crédito, entre otros extraordinarios logros que inclinan el mercado electoral a favor del PLD, la inquina opositora dirige sus fauces hacia la Junta Central Electoral, procurando ensombrecer el panorama e ilegitimar los resultados.

Frente a esta embestida contra el proceso electoral, el presidente Danilo Medina y el PLD han reaccionado con su habitual postura de respeto a las leyes y procedimientos establecidos para garantizar un certamen libre, participativo y transparente y en permanente actitud de colaboración con el arbitraje, todo ello con el sano propósito de que el país continúe avanzando hacia al fortalecimiento del sistema democrático.

Vanguardia del Pueblo celebra esta ratificada postura de responsabilidad peledeista ante el país.

Pero de igual manera se congratula con el apoyo que le han ofrecido a la Junta Central Electoral el sector empresarial, las iglesias y otros tantos actores sociales altamente satisfechos con los niveles de eficiencia y transparencia de un proceso que habrá de culminar con la masiva y ejemplar participación de un pueblo ya acostumbrado al clima de paz y estabilidad que exhibe y ha de mantener nuestra República Dominicana.

Por: Redacción | 06 may 2016 | En:  Editorial
Una Continuidad Legitimada

Si el pueblo concede el derecho mediante el voto popular de mantener en el poder a sus actuales autoridades, como deberá acontecer el 15 de mayo venidero, entonces la continuidad está legitimada.

A eso fue que se refirió el presidente de la República, licenciado Danilo Medina, cuando presentó al país el programa de gobierno que oferta para el cuatrienio 2016-2020.

“No es cierto que en el país haya una dictadura de un partido único, tampoco que pretendemos quedarnos para siempre. Lo que sucede es que el PLD está conquistando cada día los corazones del pueblo dominicano. No pueden pedirnos que obliguemos al pueblo a que no vote por nosotros”, proclamó el jefe de Estado en el cierre del acto.

Como partido, el PLD retoma el poder en el 2004 con un Producto Interno Bruto de apenas US$22,000 millones y 12 años después lo triplica hasta superar los US$70,000 millones; la moneda la encontró a 60 pesos por dólar, y la bajó de inmediato a menos de la mitad para someterla, a partir de entonces, a una racional y competitiva devaluación que promedia 2% por año hasta arribar al 47 por uno. El sistema de precios impactado hacia arriba por una inflación del 50%, volvió a la normalidad con una devaluación que ha estado siempre por debajo del 5% anual, predecible para todos los agentes económicos; la pobreza era entonces del 51% con una pobreza extrema superior al 15%, y hoy la general es de 31% y la extrema del 6.8%.

Estos números macroeconómicos dominicanos compiten con el mejor desempeño de cualquiera otra nación de América Latina y el Caribe en lo que va de este siglo.

El compañero Danilo Medina y su equipo de eficientes servidores públicos, ha materializado en lo que va del cuatrienio la proeza de acumular un PIB que promedia el 6.4%, ha mantenido estable la moneda, la inflación promedia menos del 4% y la pobreza la bajó del 42.2% al 31.5% y la extrema del 11.1% al 6.8%.

Es soportado en tan extraordinarios logros que el PLD oferta por segunda vez la reelección de sus ejecutivos para el cuatrienio 2016-2020 que se aproxima.

Y lo hace en el momento que toda la geografía nacional recibe el impulso de sus realizaciones, como lo patentiza el hecho de que la inversión pública presupuestada pasó de RD$187,845 millones a RD$269,169 millones para este año. Eso sólo lo puede hacer una economía que crece con sanidad.

Para el 2016-2020 va por más priorizando ahora que el 80% de las inversiones se dediquen a políticas sociales para asistir a los menos favorecidos por la creación de riqueza.

El propósito es que el 90% de los pobres sean amparados por un seguro médico subsidiado y que se inicie la dotación de pensión para los pobres de solemnidad, como lo dispone la Ley; que la tanda extendida sea universal para todas las escuelas públicas de todos los niveles; incrementar aún más el crédito para las estructuras productivas del campo hasta arribar a casi RD$70,000 millones; acelerar hasta casi completar al término del período la cuota de 10 millones de turistas visitantes; hacer más eficiente y transparentar la administración pública mediante un gobierno electrónico; crear oportunidades de empleos y de emprendurismo para la juventud que ni estudia ni trabaja y yugular, para siempre, la crisis de insuficiencia y alto costo de la energía eléctrica.

Si Danilo cumplió con el 97.5% de sus propuestas de gobierno para el período 2012 al 2016, qué le puede hacer pensar a la oposición que no lo haga de nuevo en el próximo cuatrienio. Por eso, ahora, la única arma que exhiben es tratar de ilegitimar la continuidad.

Por: Redacción | 02 may 2016 | En:  Editorial
El día internacional del trabajo

El feriado del día del Trabajo es mañana lunes en virtud de la ley que mueve la fecha si cae en la semana en día que no sea lunes. El 1 de mayo es la fecha para honrar a los hombres y mujeres que crean riquezas y el clima de paz social con sus múltiples actividades. Es ocasión para recordar la lucha de las trabajadoras y los trabajadores del mundo por el reconocimiento y respeto de sus derechos.

La humanidad no olvida que el 1 de mayo de 1886, los trabajadores estadounidenses protagonizaron una huelga para exigir la jornada de ocho horas de trabajo que culminó tres días después con la muerte de un policía en un atentado. Como consecuencia, siete trabajadores fueron ahorcados y otro condenado a 15 años de prisión.

El día de la matanza de los “Mártires de Chicago”, fue escogido más tarde por la Internacional Socialista para realizar movilizaciones en homenaje a aquéllos líderes obreros y en reclamo de sus reivindicaciones.

Los hechos de mayo de 1886, aunque se reconoce como detonante la bomba en que la noche del cuatro mató a un policía cerca de Haymarket Square (Plaza del Mercado del Heno), se originaron en la lucha por la reducción de la jornada laboral, que se había iniciado en 1829, al solicitar ese régimen en la legislatura del estado de New York.

En 1884, la nueva Federación de Gremios de Uniones Organizados de Estados Unidos y Canadá, antecesora de la Federación Norteamericana del Trabajo (AFL), según siglas en inglés, aprobó en su cuarto congreso, una moción en la que se resolvía que “la duración legal de la jornada de trabajo desde el 1 de mayo de 1886 sería de ocho horas”.

El día clave, no menos de 190 mil trabajadores hicieron huelga en el país, y otros 150 mil obtuvieron satisfacción a la demanda de ocho horas con la amenaza del paro. Antes de que terminara el año, ya eran 250 mil los obreros beneficiados.

Aunque el 1 de mayo había transcurrido en calma, el 4 quedaría por mucho tiempo en la memoria no sólo de Estados Unidos, sino del mundo.

La concentración en la plaza transcurría tranquilamente hasta que estalló un explosivo que mató a un policía e hirió a otros uniformados. La Policía abrió fuego sobre la multitud, matando a varios e hiriendo a 200.

Las autoridades apuntaron a la cúpula del movimiento anarquista y arrestaron al inglés Samuel Fielden, a los alemanes Hessois Auguste Spies, Michael Schwab, Georges Engel, Adolph Fischer y Louis Lingg, y a los norteamericanos Oscar Neebe y Albert R. Parsons.

El 9 de octubre de 1886, la justicia sentenció a siete de ellos a la horca y a Neebe, a prisión. Los abogados apelaron ante la Corte Suprema de Justicia del Estado de Illinois, y la ejecución se postergó hasta el año siguiente.

En septiembre de 1887, el tribunal de alzada confirmó lo resuelto en el fallo anterior, aunque admitió que el proceso no había estado “libre de error jurídico”, pero las sentencias fueron cumplidas. Los hechos quedaron en la memoria de la humanidad como un referente, por lo que celebra hoy, 1 de mayo, el día Internacional del Trabajo.

La fecha es siempre ocasión para reconocer el rol del trabajador y la trabajadora como los creadores de las riquezas de las naciones. De igual modo para celebrar que República Dominicana tiene los mecanismos constitucionales y legales que garantizan los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Que en este día los sindicatos de trabajadores y trabajadores pueden celebrar el día y demandar reivindicaciones en un clima de libertad y respeto.

La ocasión es apropiada para recordar que la República Dominicana afronta el reto de crear empleos de calidad que aseguren ingresos a los trabajadores y trabajadoras para producir la movilidad social que requiere el país para ganarle la batalla a la desigualdad social y a la pobreza.

Celebramos que desde el Gobierno se respalda la idea de crear más empleos de calidad. Y que el candidato presidencial del PLD y los partidos aliados, el presidente Danilo Medina le presente su programa de Gobierno 2016-2020, que incluye entre los compromisos crear en el nuevo período de Gobierno otros 400 mil empleos. Bien, como ha expresado el presidente Danilo Medina, es necesario aumentar los ingresos para que se eleve la capacidad de compra de de los asalariados y asalariadas. Es la manera digna de estimular el progreso.

Saludos trabajadores y trabajadoras en el día internacional del trabajo. El 1 de Mayo es el día para celebrar y honrar a los protagonistas de la historia que han permitido avanzar y transformar las relaciones laborales.

¡Recordemos el origen del 1 de Mayo!

Por: Redacción | 01 may 2016 | En:  Editorial
A 51 años de la de invasión militar

El pueblo dominicano conmemora el 51 aniversario de la segunda intervención militar de Estados Unidos contra República Dominicana en el siglo XX. Es una efeméride que el pueblo dominicano tiene que aprovechar para reflexionar sobre el valor de la democracia. El 28 de abril de 1965, la República Dominicana fue invadida por miles de soldados de Estados Unidos, en virtud de una decisión del Gobierno estadounidense del presidente Lyndon B. Johnson, cuando las fuerzas constitucionalistas iban en la vía de ganar la batalla al sector que había participado en el golpe de Estado contra el Gobierno constitucional del presidente Juan Bosch, el 25 de septiembre de 1963.

El 28 de abril de 1965, el pueblo dominicano recibió una sorpresa, pues no esperaba una intervención militar extranjera en el momento en que reafirmaba su decisión de vivir en un estado de derecho, con la lucha por la restauración del Gobierno constitucional derrocado el 25 de septiembre de 1963.

El pueblo dominicano había terminado el 24 de abril de 1965 con el Gobierno de facto del Triunvirato. Al ponerle fin al régimen le reiteró a la intolerancia que el pueblo dominicano no acepta ni permite un Gobierno que surja del desconocimiento de la voluntad popular expresada en las urnas.

El resultado de las elecciones del 20 de diciembre de 1962, terminó el 25 de septiembre de 1963, con la imposición de los agentes de la intolerancia política. Ese día una alianza de los grupos más atrasados de la sociedad dominicana derrocó el Gobierno Constitucional del presidente Juan Bosch, y el vicepresidente Armando Segundo González Tamayo. Ganaron las elecciones del 20 de diciembre de 1962, las primeras democráticas tras la caída de la dictadura de Trujillo, con el 59,53 por ciento de los votos echados en las urnas, es decir, el porcentaje más alto que ha logrado un binomio en la historia electoral dominicana.

Sin embargo, la decisión del pueblo dominicano no fue barrera para que los enemigos de la democracia desencadenaran un plan conspirativo para acabar con el fruto de la voluntad popular. El 25 de septiembre de 1963, traicionaron la democracia y derrocaron el Gobierno del presidente constitucional profesor Juan Bosch.

Como consecuencia de ese acontecimiento, el 24 de abril de 1965, las fuerzas civiles y militares constitucionalistas aunaron esfuerzos y pusieron fin al Gobierno de facto. El hecho originó la guerra civil que enfrentó a la sociedad dominicana, lo que creó el escenario para la segunda intervención militar de Estados Unidos en siglo XX, el 28 de abril de 1965.

La división debilitó a la República, lo que hizo posible que el desembarco de las tropas de ocupación contara con el respaldo del sector que se oponía a la restauración de la Constitucionalidad. Es un hecho debe servir de lección permanente y es ocasión propicia para invitar al liderazgo nacional a defender la democracia y la unidad de la familia dominicano en torno a los valores nacionales.

Cada 28 de abril nos recuerda que sólo cuando un pueblo se divide es posible intervenirlo al margen de los principios jurídicos internacionales.

Este 28 de abril, es ocasión propicia para reafirmar el compromiso de mantener viva la democracia, como único sistema válido para crecer en un Estado de derecho. Celebremos que hoy tenemos un Gobierno democrático, encabezado por el presidente Danilo Medina, fruto de la voluntad popular expresada en las urnas.

El 51 aniversario de la intervención militar de 1965, es ocasión para reafirmar el criterio de que nunca debemos retroceder en el orden institucional. El pueblo dominicano, unido en torno al Partido de la Liberación Dominicana, garantiza la democracia y la defensa de la soberanía nacional.

¡Rindamos honores a los héroes de 1965!

Por: Redacción | 28 abr 2016 | En:  Editorial
La voluntad democrática es invencible

El 24 de abril de 1965 es una fecha que el pueblo dominicano mantiene en su memoria. El 24 de abril es ocasión para reflexionar. Recordar lo funesto que es para un pueblo la interrupción de su Gobierno constitucional.

El 24 de abril de 1965, el pueblo dominicano reafirmó su decisión de vivir en un estado de derecho, con un Gobierno electo en comicios libres de interferencias ajenas a la democracia. Ese día los dominicanos y dominicanas dijeron fin a la imposición de un Gobierno de facto y sí a la restauración de la constitucionalidad.

Al ponerle fin al Gobierno de facto del Triunvirato, expresión de los sectores antidemocráticos, enseñaron a los protagonistas de la intolerancia que el pueblo dominicano no acepta ni tolera un régimen que surja del desconocimiento de la voluntad popular expresada en las urnas.

El fruto de las elecciones del 20 de diciembre de 1962, celebrado como una fiesta, fue interrumpido el 25 de septiembre de 1963, con la imposición de los agentes de la intolerancia política. Los enemigos de la democracia.

El 25 de septiembre de 1963, una alianza de los grupos más atrasados de la sociedad dominicana, derrocó el Gobierno Constitucional del presidente Juan Bosch.

El fruto de los primeros comicios democráticos que celebró el país tras la caída de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, el 20 de diciembre de 1962.

El Partido Revolucionario Dominicano derrotó de manera aplastante a su principal rival, la Unión Cívica Nacional. Además de ganar la Presidencia de la República, logró una mayoría determinante en el Congreso Nacional y los municipios.

Juan Bosch y Armando Segundo González Tamayo, ganaron con el 59,53 por ciento de los votos, el porcentaje más alto que ha logrado un binomio en la historia electoral de la República Dominicana. Eso no fue óbice para que los enemigos de la democracia desencadenaran un plan conspirativo para acabar con la expresión de la voluntad popular.

El 25 de septiembre de 1963, las fuerzas de la intolerancia traicionaron la democracia y derrocaron el Gobierno del presidente constitucional profesor Juan Bosch.

Como consecuencia del golpe de Estado, el 24 de abril de 1965, las fuerzas civiles y militares constitucionalistas aunaron esfuerzos y pusieron fin al Gobierno de facto. Fue lo que produjo la guerra civil de 1965 que dividió a la sociedad dominicana y provocó la segunda intervención militar de Estados Unidos en el siglo XX.

El 24 de abril de 1965 es una lección que nadie que defiende el estado de derecho olvida. Es día oportuno para reafirmar la confianza en el derecho a elegir y ser elegido en comicios libres y transparentes. Y reiterar que es inaceptable la interrupción de un Gobierno constitucional. La desgracia que sufrió el pueblo dominicano en 1965, da las explicaciones.

Viva en la memoria nacional con respeto los nombres de los hombres y mujeres que rescataron la constitucionalidad y celebremos con orgullo que hoy vivimos un proceso de fortalecimiento de los mecanismos institucionales impulsados por el Partido de la Liberación Dominicano, cuyas administraciones de Gobierno han profundizado las bases de la democracia. La Constitución de 2010 que se fundamenta en el respeto de la dignidad de la persona, como fue firme decisión del presidente Juan Bosch cuando promulgó la Constitución de 1963, traicionada por las fuerzas de la intolerancia.

Celebremos que la efeméride coincide con la última fase de la cuarta administración del PLD, la que encabeza el presidente Danilo Medina, candidato presidencial repostulado candidato presidencial que tiene la mayor popularidad para las elecciones del 15 de Mayo venidero. Como las administraciones de Juan Bosch, Leonel Fernández y la suya, le ha demostrado al país y al mundo que la nación puede progresar y construir grandes obras con fortalecimiento de sus instituciones democráticas.

En este nuevo aniversario de Abril de 1965, rindamos honores a sus héroes.

Honremos a Juan Bosch y a los hombres y mujeres que defendieron la constitucionalidad en 1965. Cierto, como nos dijo Juan Bosch: la dignidad nunca muere.

¡Vivan los héroes de Abril. Viva Juan Bosch!

Por: Redacción | 24 abr 2016 | En:  Editorial
La Junta Central Electoral

Durante mucho tiempo voces como las que en el presente proceso pretenden ignorar la competencia de la Junta Central Electoral, reclamaron reformas que aseguraran la satisfacción de la necesidad de un órgano electoral fuerte garante del ejercicio del sufragio. Sin embargo, cuando el país ha logrado el avance aspirado, con sus posiciones públicas exponen evidencias de que aún quieren un órgano electoral con debilidades que justifiquen intervenciones de personas y entidades de intereses en el ámbito de su única competencia.

La verdad es que desean una Junta Central Electoral con las debilidades que la incapaciten para administrar procesos con independencia y transparencia con la garantía debida para decirle al país los resultados de las votaciones conforme decidieron las ciudadanas y ciudadanos que ejercieron su derecho y deber para elegir a las autoridades que quieren para República Dominicana. Que tampoco pueda decir que cumple su cronograma de trabajo y asegurar que la información de los resultados de las votaciones los ofrecerá con la rapidez que permite la nueva tecnología.

Para los grupos que aun creen es posible retroceder a prácticas que “justificaban” invocaran las debilidades de la JCE para intervenir en el ámbito de su competencia, el pueblo dominicano tiene que decirles: ese tiempo pasó, porque como ellos sabe, como establece la Constitución de la República, que “El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto”. Art. 208

Que la Junta Central Electoral es un órgano autónomo con personalidad jurídica e independencia técnica, administrativa, presupuestaria y financiera, cuya finalidad principal es organizar y dirigir las asambleas electorales para la celebración de elecciones y de mecanismos de participación popular establecidos por la presente Constitución y las leyes. Tiene facultad reglamentaria en los asuntos de su competencia. Art. 212.

De igual modo, como lo saben los que entienden se puede retroceder sustentados en sofismas, por mandato constitucional son dependientes de la Junta Central Electoral, el Registro Civil y la Cédula de Identidad y Electoral. Art. 212, Párrafo II.
Hoy, como lo saben las voces de los intereses particulares, disfrutamos logros institucionales que constituyen parte del legado de las administraciones de Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana. La recuperación de la independencia de la Junta Central Electoral es un ejemplo que resplandece.

Aunque moleste a los que durante décadas dijeron al país que aspiraban a un órgano electoral que sólo sea obediente a la constitución y a las leyes, con sus actos se desnudan ante las ciudadanas y ciudadanos para que el país sepa que sus discursos son expresiones de retórica. El deseo oculto es contrario a la democracia.
Celebremos la recuperación institucional del órgano electoral.

Por: Redacción | 22 abr 2016 | En:  Editorial
Los tres frentes

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), junto al Bloque Progresista y al sector externo ofrece en las calles soberbia demostración de fortaleza, capacidad de movilización y adhesión ciudadana, que se expresa en tresfrentes electorales convertidos en desbordamientos humanos que confluyen en el respaldo a la candidatura triunfal de Danilo y Margarita.

Esos frentes electorales, encabezados por el presidente y candidato Danilo Medina, el presidente del PLD, Leonel Fernández, la vicepresidenta y candidata a la misma posición, Margarita Cedeño de Fernández, constituyen la más sólida expresión de unidad y confluencia partidaria.

Danilo Medina ha recorrido una y otra vez el territorio nacional con una amplia legión de dirigentes y militantes del PLD y de partidos aliados, acompañados también por miles de entusiastas activistas que representan los movimientos del valioso sector externo.

El ex presidente Fernández, cuyo liderazgo fue decisivo para la conformación de la boleta peledeista y de la unidad con otras fuerzas políticas, se ha puesto al frente de otro poderoso contingente integrados por dirigentes y militantes con dilatada experiencia en muchos combates electorales, lo que ha permitido que todo el PLD se integre de manera militante a la campaña electoral.

Margarita Cedeño, con su indiscutible carisma, dirige el tercer frente, que recibe a su paso por barrios y comunidades el entusiasta respaldo de las masas, que aprecian y valoran todos los programas sociales que se ejecutan desde la Vicepresidencia de la Republica.

Danilo, Leonel y Margarita, junto al Comité Político, Comité Central, los Comités Intermedios, Municipales, de base y los grupos de apoyo, junto a la dirección y militancia del PRD y demás partidos aliados, han conformado una fuerza electoral invencible, que ha logrado conquistar los corazones de casi el 70 por ciento del electorado.

Los lideres de esos tres frentes electorales, no solo desbordan liderazgo, confianza y simpatía en la población, sino que se erigen como garantes de un proyecto de nación en pleno auge, que impulsa el crecimiento económico, la equidad social, modernización del Estado y consolidación de la democracia.

La nación acoge con renovada esperanza y optimismo a un PLD sólidamente unificado en torno a la candidatura de Danilo y Margarita, a quienes una población agradecida los premiara con su voto, el 15 de mayo.

Por: Redacción | 18 abr 2016 | En:  Editorial
A Un Mes de las Elecciones

El pueblo dominicano participa con entusiasmo en el proceso electoral que habrá de culminar el 15 de mayo. Una participación que debemos celebrar todos, si en verdad apreciamos y valoramos nuestra democracia, y si estamos plenamente conscientes que es precisamente el pueblo el principal protagonista de esta jornada cívica.

Durante los últimos días, varios medios de comunicación han publicado los resultados de encuestas que ya con marcada tradición forman parte de las jornadas electorales y que constituyen una herramienta técnica y científica de singular importancia para revelar valoraciones, posicionamientos y proyecciones.

Esos levantamientos han arrojado una muy amplia ventaja del presidente Danilo Medina, quien busca reelegirse en el cargo por el Partido de la Liberación Dominicana y sus fuerzas aliadas, sobre el principal candidato de la oposición, Luis Abinader, que procura la Presidencia de la República por el joven Partido Revolucionario Moderno y grupos aliados.

Con apenas un mes para el día de las votaciones, las firmas Greenberg, para el Diario Libre, la Mark Penn para El Grupo de Comunicaciones SIN y la Benson, marcan porcentajes de 59-32, 62-29 y 66-26 a favor de Medina. Y en su más reciente publicación, el Grupo de Comunicaciones Corripio divulgó los resultados de la encuesta Gallup-Hoy con porcentajes de 60.3-30.6, también a favor de Danilo Medina.

Esos resultados, como es natural, causan amplia satisfacción en el sector que apuesta a la permanencia en el poder del presidente Danilo Medina, el PLD y sus aliados, mientras lacera el entusiasmo y provoca enojos en el seno de la oposición.

El pueblo dominicano, dueño absoluto de su destino y en este caso de sus decisiones, evidencia alegría entre esas mayorías que indican las encuestas y tristeza o insatisfacción en los que apuestan al cambio de autoridades.

Se trata, pues, de legítimas expresiones de un pueblo que vive y desea permanecer en democracia.

Dicho esto, Vanguardia del Pueblo insiste en su apuesta por un proceso electoral que se siga desarrollando y que culmine en un clima de respeto, participación masiva, transparencia absoluta y alegría.

De ahí nuestra extrañeza y preocupación por la súbita puesta en escena de protestas cargadas de violencia como las que se vienen registrando en algunas zonas del país. Y por pronunciamientos y cuestionamientos extremos de una parte de la oposición en torno al desempeño de la Junta Central Electoral, tribunal con un histórico ejemplar, de tanto valor que ha servido de modelo y asesor en contiendas electorales en el exterior.

Los votos, que son la expresión de la voluntad popular, se logran a base de trabajo, realizaciones y propuestas que calen en el seno del pueblo y la sociedad.

La República Dominicana es una nación madura y en franco e indetenible proceso de desarrollo. Las elecciones constituyen parte de esa marcha, como derecho inalienable de un pueblo que no admite aventuras y retrocesos.

Tengámoslo claro de una vez y por todas!

Por: Redacción | 14 abr 2016 | En:  Editorial
El mentiroso no se cree a sí mismo, ni mucho menos es creído

El Partido de la Liberación Dominicana con tiempo advirtió de una campaña sucia por parte de reconocidos propulsores de la mentira y la infamia política.

Adelantó también mediante su Director General del Comité Nacional de Campaña. Compañero Francisco Javier García, que dicha campaña encontrarla la repulsa pública como respuesta.

Así ha sucedido, en horas de la noche del viernes, dos empresas televisoras de manera pública y mediante comunicado, manifestaron su negativa a difundir un material audiovisual preparado por el denominado PRM, alegando que su contenido podría traer demandas legales por el carácter difamatorio del mismo.

Ambos medios de comunicación emitieron un comunicado mediante el cual solicitaron al PRM utilizar el espacio reservado para cualquier uso que considerara dentro de su estrategia de comunicación política.

En lugar de aceptar el ofrecimiento, el partido, que ha colocado en sus siglas el termino moderno, acentuó su alocada campaña argumentando que el gobierno presionó los medios para que el adefesio audiovisual no se divulgara.

El presidente del Grupo de Comunicaciones Corripio respondió de inmediato a las acusaciones del PRM, afirmando que no han recibido presiones de gobierno alguno para censurar la libertad de expresión de la oposición o el trabajo de los periodistas.

Las únicas razones que primaron para no transmitir el video, fueron de carácter legal, comentó el reconocido empresario Pepin Corripio.

Estamos ante la muestra palpable de un acto de desesperación política que tiene al opositor candidato del PRM dando tumbos, recurriendo a la mentira, a la infamia y a la difamación

Se ha dicho siempre que la desesperación es mala consejera, como también se ha dicho que el mentiroso no se cree a sí mismo ni mucho menos es creído.

Por: Redacción | 11 abr 2016 | En:  Editorial
De Ofertas Programáticas y Campaña Sucia

El presidente Danilo Medina encabeza una entusiasta y vigorosa candidatura con la que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y sus fuerzas aliadas se encaminan a un triunfo electoral con niveles históricos de votación.

Colocado sobre la cresta de una ola popular que se acrecienta día a día, la oferta programática y electoral peledeísta se posiciona en el seno del pueblo, haciéndola indefectiblemente imbatible.

Los avances logrados por la República Dominicana desde el 1996 hasta la fecha, rescatando la confianza y el empuje de una economía que llegó a colapsar, con instituciones severamente lastimadas durante el periodo 2000-2004, se erigen hoy como muestra irrefutable de que el país no contempla variar su curso.

La gestión del presidente Danilo Medina se ha convertido en poderosa catapulta para el impulso de una candidatura que desde su presentación ha encontrado en la conciencia y en el calor de la población un apoyo creciente y sostenido.

Ha sido el pueblo el que se ha ocupado durante todos estos años de valorar en su justa dimensión la obra de los gobiernos del PLD.

Es este el pueblo que con sus ojos de luz ilumina el camino para que el presidente Danilo Medina continúe otros cuatro años con una gestión ejemplar que con su cercanía, lo siente y lo hace plenamente suyo y lo sigue encaminando por la ruta del desarrollo, la modernidad y la calidad de vida.

El proyecto presidencial del PLD está debidamente sustentado en realizaciones y en ofertas concretas, viables y fiables que garantizan el mantenimiento de una nación estable, en crecimiento y con la certidumbre indispensable para la conquista del desarrollo con equidad que lo haga sostenible en el tiempo.

De ahí que para Vanguardia del Pueblo, la puesta en marcha de una campaña sucia por parte de reconocidos cultores de la mentira y la infamia política, ha de encontrar una vez más la repulsa pública como respuesta.

Hoy por hoy, el pueblo dominicano se ha encargado de mantener a buen resguardo a su liderazgo político productivo de las maniobras de un oscurantismo opositor divorciado de sus conquistas y aspiraciones.

Y ha de ser ese pueblo quien el 15 de mayo se encargue de echar a rodar otra vez a estos autores y actores de la develada campaña, en el lodo cloacal de sus carencias políticas y sus miserias humanas.

Por: Redacción | 07 abr 2016 | En:  Editorial
Economía al Servicio de las Personas

El presidente Danilo Medina ha proclamado su interés y voluntad de dotar al país de una economía al servicio de las personas. Planteamiento que fue acogido con beneplácito por sus anfitriones, durante su comparecencia ante la matricula de la Cámara Americana de Comercio, donde asistió en su condición de candidato presidencial.

No faltará quien procure reducir ese pronunciamiento a un recurso de campaña, probablemente sin tomar en cuenta el rigor que le confiere el que haya sido adoptado por quien en casi cuatro años de gestión, ha sentado las bases, reales y efectivas, para concretar esa honrosa meta.

El discurso del presidente Danilo Medina fue amplio, abarcador y edificante. Lo fue en el balance político, económico y social de su gestión, como en los planes y proyectos esbozados allí para ser ejecutados en los próximos cuatro años con la voluntad del soberano.

Para Vanguardia del Pueblo, sin embargo, resulta de singular valor todo lo que encierra el compromiso del presidente en su calidad de candidato de propiciar una economía al servicio de la gente, que no es otra cosa que ir de frente sobre el grave e insostenible problema de la desigualdad.

Quien así se pronunció ante el sector productivo y el país, es el presidente avalado por la excelencia de una gestión que ha garantizado el mantenimiento de una economía estable y en crecimiento, con tan elevado grado de certidumbre, que nos confiere la honrosa condición de ejemplo entre las naciones de América Latina, el Caribe y otras latitudes, en esa delicada y difícil área de la administración del Estado.

Vale destacar que el candidato Danilo Medina mostró una vez más en este exclusivo escenario sus condiciones de estadista meticuloso y transparente en el balance de su gestión, exigente en sus aspiraciones a favor del pueblo y veraz y objetivo en el planteamiento de sus propuestas electorales, que como ha demostrado en la presente administración, cumple a cabalidad.

De ahí nuestra ponderación a un discurso en el que el jefe del Estado y candidato del PLD y sus fuerzas aliadas cifró en el mantenimiento de la estabilidad económica y financiera con crecimiento e inclusión, en la profundización del proceso de modernización del Estado y en la seguridad ciudadana lo que habrán de ser sus principales pilares para una gestión de gobierno de unidad nacional.

Son esos pilares precisamente, los que servirán de base a la auspiciosa y comprometida proclama del presidente Danilo Medina de dotar al país de una economía al servicio de las personas, que no es otra cosa que el combate frontal a la desigualdad.

Por: Redacción | 31 mar 2016 | En:  Editorial
La lección de la batalla del 30 de Marzo

La Batalla de Santiago, la Batalla del 30 de Marzo de 1844, como la bautizaron los santiagueros y santiagueras, es un acontecimiento que enseñó al pueblo dominicano lo determinante que es la unidad para defender el proyecto común: la Patria.

El Ejército de República Dominicana recién creado con hombres que tenían más voluntad que formación militar, se impuso al poderoso Ejército de Haití, comandado por el general Jean Pierrot. El 19 de marzo de 1844, en Azua, los dominicanos con dos mil 500 hombres también derrotaron a las tropas de ocho mil hombres que comandaba el Presidente haitiano Charles Herard, con el objetivo de ocupar la región sur.

La República Dominicana había sido proclamada el 27 de febrero de 1844, con lo que terminó la ocupación haitiana que se había iniciado en el año 1822, pero el Gobierno de Haití, se negaba a respetar la soberanía nacional.

La nueva realidad estimuló a buscar los recursos que se requerían para comprar armas. Matías Ramón Mella y Pedro de Mena, se convirtieron en buscadores de donaciones y lograron el apoyo de personalidades de Santiago.

Mella ayudó a preparar la defensa de la ciudad, y el general Francisco Antonio Salcedo, había luchado para contener el avance de los militares haitianos.

Los comandantes José María Imbert, Fernando Valerio, Pedro Eugenio Pelletier, Achile Michell, Angel Reyes, Román Franco Bidó, José Nicolás Gómez, José María López, Lorenzo y Dionisio Mieses, entre otros, lograron liderar a los dominicanos, quienes unidos vencieron a los haitianos en los ataques que dirigieron con el propósito de ocupar a Santiago.

Con la victoria en la batalla del 30 de marzo de 1844, fue consolidada la soberanía de la República Dominicana. Los haitianos, comandados por el general Jean Pierrot, huyeron en dirección a su país luego de sufrir centenares de bajas.

A 172 años del triunfo en la Batalla del 30 de Marzo, la ocasión es propicia para honrar a los próceres del 30 de marzo de 1844, y reafirmar la importancia que tiene para República Dominicana, la unidad en torno a los asuntos de interés nacional.

No olvidemos que un pueblo unido es capaz de vencer los mayores obstáculos. El 30 de Marzo de 1844, es un referente para apreciar el peso de la unidad y el coraje del pueblo dominicano.

Es una lección para el pueblo dominicano, porque es una muestra de lo que podemos lograr cuando nos unimos en procura de una meta común.

¡Honremos la memoria de los próceres de la Batalla del 30 de Marzo!

Por: Redacción | 30 mar 2016 | En:  Editorial
Los caminos están demarcados

Con el final del asueto de Semana Santa se inicia la última etapa de la campaña electoral con elecciones previstas para el 15 de mayo, proceso caracterizado fundamentalmente por el sostenido posicionamiento de la candidatura presidencial del presidente Danilo Medina en las boletas del Partido de la Liberación Dominicana y de otras 14 fuerzas aliadas.

Sustentado en los porcentajes y proyecciones que marcan las principales firmas encuestadoras acreditadas dentro y fuera del país, el binomio Danilo Medina- Margarita Cedeño de Fernández, deberá avanzar sin mayores dificultades hacia una victoria electoral en primera vuelta, marcando incluso un histórico nivel de votación de 60 por ciento o más.

No obstante, para el presidente Danilo Medina, como para el equipo estratégico de campaña, esas relevantes ponderaciones al sitial alcanzado hasta el momento en el mercado electoral, han de recibir el empuje del trabajo tesonero, organizado y permanente hasta convertir en votos ese apoyo masivo y entusiasta que recogen las encuestas y sienten los candidatos del PLD y sus aliados a su paso por cada rincón del país.

La fuerza de las realizaciones de un gobierno exitoso, junto a la elevada valoración del candidato presidencial y su compañera de fórmula, encuentran en la unidad del Partido y la solidaridad de las organizaciones progresistas que le acompañan en esta jornada, la catapulta ideal para el logro de esa gran meta a favor de la República.

Asumir esa postura y actuar en consecuencia, ha de ser la ruta a seguir en los próximos 45 días de campaña.

De lo que se trata es de mantener como hasta el momento la actitud festiva y unitaria de las contagiantes marchas caravanas y el discurso propositivo que ha demarcado los caminos de la estabilidad, la certidumbre y el progreso que representan el PLD y sus aliados, de la incertidumbre y el retroceso representado en una oposición que rechaza con plena conciencia el pueblo dominicano.

Por: Redacción | 28 mar 2016 | En:  Editorial