Comunicaciones

Hoy nos congregamos en esta celebración eucarística en ocasión de conmemorar el décimo segundo aniversario del fallecimiento del profesor Juan Emilio Bosch Gaviño.
En la fiesta de todos los santos, que hoy celebramos, nos anima y empuja al contemplar a estos hermanos nuestros, hombres y mujeres como nosotros, que han llegado a la santidad, por el camino más sencillo y ordinario de la vida, cumpliendo en cada momento lo que Dios quiere de nosotros en nuestra vida, cada uno en su puesto, en su vocación, en su lugar. Ellos nos enseñan que es posible alcanzar la santidad (y todos estamos llamados a la santidad), si en nuestro ser y en nuestra conducta somos mendigos ante Dios, si nos hacemos pobres, para que Dios lo sea todo en nosotros; si, como el Padre, abrimos el corazón a todos los demás hombres; si tomamos como tarea la construcción de la paz, del perdón y de la reconciliación. La solemnidad de todos los santos es una fiesta de gran gozo, la Iglesia se reviste de luz, alegría, por la gloria de sus hijos más preciosos.

Nuestro apreciado e inolvidable Juan Bosch se encuentra, y esperamos se mantenga siempre, muy presente en la realidad cultural, social, económica, educativa y política dominicana, por los grandes aportes que realizó durante toda su vida, y que tal vez en su momento, ni ahora, han sido comprendidos en su justa dimensión.

Quizás nadie como él conoció la realidad socio cultural de los campos y las ciudades dominicanas. Su obra Composición Social Dominicana constituye un documento de obligada referencia para poder comprender la esencia de nuestro país y para poder explicarse los acontecimientos de nuestra historia.

Pensamos que tal vez por haber dirigido la edición de las obras completas de Eugenio María de Hostos, Juan Bosch llegó a ser el humanista de grandes dimensiones que fundó las dos principales instituciones políticas del país, como lo son el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Hoy recordamos con cariño al profesor Juan Bosch. Profesor de las letras nacionales y americanas, de la narrativa, de las novelas, de los ensayos y de los relatos breves, a través de las cuales nos transmitió tantos valores. Un hombre de una reciedumbre moral a toda prueba.

Qué importante y beneficioso para la patria sería que cada funcionario, desde el más encumbrado hasta el más humilde, al momento de tomar una decisión se preguntara ¿qué opinaría don Juan sobre esto? Ese sería el mayor reconocimiento que podríamos brindarle al maestro insigne.

Vamos a pedir a Dios que nos ayude a mantener entre nosotros el legado de principios y valores del profesor Juan Bosch y que nos dé un corazón humilde y generoso para el bien de nuestros hermanos, que es el bien de nuestro pueblo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas