Economía

Durante los últimos 20 años se han sucedido en la República Dominicana una serie de Reformas Tributarias que no necesariamente han le han dado a la economía robustez y solidez para ser de la política fiscal el ancla de las de las políticas públicas dedicadas a los grandes temas de Inversión Social y de Capital en obras de infraestructura.

En esta semana recién terminada aflora de manera imperante la necesidad de iniciar un dialogo que ya tiene dos años de retraso.

“Director general de Impuestos Internos ha pedido el inicio del dialogo por un pacto fiscal para que el país pueda afrontar la “perdida” constante de base tributaria y la tendencia que se registra en la Aduanas que disminuye de manera permanente su aportación a las recaudaciones”. Esta tendencia es más preocupante a sabiendas de que el desmonte progresivo de muchos artículos que entrarán libres de arancel en breve tiempo a la economía dominicana, significarán no sólo la pérdida de recursos impositivos sino de una fuerte sacudida a la producción nacional, por lo que es inevitable iniciar el dialogo>

Guarocuya Feliz se refirió al tema al comentar junto a otros economistas, el trabajo presentado por la OCDE y la CEPAL, “Las Estadísticas Tributarias de América Latina 2014”, en el Palacio Nacional y presentado por el Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temistocles Montas expuesto por Sebastián Nieto Parra de la ODCE.

América Latina cada vez ve disminuir de manera paulatina su brecha tributaria con relación a los 34 países más industrializados con economía de mercado agrupados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dice el informe, de acuerdo a una nota de la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía.

“Guarocuya Félix, invitado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), atribuyó a las “contrarreformas” el que la presión tributaria del país no superara la del periodo 1990-2010, alejándolo de las registradas en los países más industrializados. El informe de la OCDE cita que la presión tributaria de República Dominicana es de 13.4% del PIB, una de la más baja entre los países de la región.”

Carga Pacto Fiscal

“Citó que con la última reforma tributaria de noviembre de 2012 (Ley 253-12) se proyectaba recaudar durante la discusión técnica el 2.2% del PIB (RD$55 mil millones). Sin embargo, al llegar el proyecto al Congreso se redujo a RD$45 mil y, al salir de allí, a RD$35 mil millones, terminando su aplicación en RD$24,500 millones”.

“Agregó que la presión fiscal al cerrar el año fiscal 2013 subió 1.5% del PIB, de 13 a 14.5%, pero al mismo tiempo resultó anulada por la concesión de créditos tributarios (exenciones) por 0.9% del PIB, equivalente a más de la mitad de lo que había crecido la presión fiscal, es decir que “hacemos reforma y contrarreformas a un mismo tiempo”.

Guarocuya Félix

“Y en este momento tenemos una contrarreforma en ciernes que no vemos como reforma fiscal, es la ampliación de la ley de zona franca, la de incentivos a la ley de Proindustria y la ley 28-01, lo que implica una mayor pérdida de base tributaria”, previno.

“Félix señaló que todo esto ocurre en momentos en que la Dirección General de Impuestos Internos tiene la responsabilidad de recaudar 80 de cada cien pesos y mientras Aduanas sigue la tendencia a disminuir su participación en la recaudación”.

“Subrayó asimismo que la tasa efectiva real de tributación de las empresas grandes sobre todo es relativamente baja, más baja que el promedio de 28% del impuesto sobre la renta, porque esas grandes empresas tienen mecanismos para eludir”.

“Indicó que el 80% del total de los ingresos estatales están, dos de ellos, muy relacionadas con la tributación indirecta, estructura a la que han sido incorporados los municipios que tienen niveles de responsabilidad pendiente.
Informó que en una reunión este martes con la Federación de Municipios recordó a sus ejecutivos que tienen que cumplir con la administración tributaria central”.

“Explicó que los municipios no reportan las retenciones, utilizan esos recursos como ingresos extra presupuestarios de la transferencia, por lo que serán notificados y sancionados y puesto a su disposición el Instituto de Capacitación Tributaria del organismo.”

Pacto Fiscal

LA ESTRATEGIA NACIONAL DE DESARROLLO Y EL PACTO FISCAL

La Estrategia Nacional de Desarrollo establece:

Artículo 36. Reforma fiscal: Se consigna la necesidad de que las fuerzas
políticas, económicas y sociales arriben a un pacto fiscal orientado a r financiar el desarrollo sostenible y garantizar la sostenibilidad fiscal a largo plazo, mediante el apoyo sostenido a un proceso de reestructuración fiscal integral y en el marco de una ley de responsabilidad fiscal que establezca normas y penalidades para garantizar su cumplimiento.

Párrafo: El pacto fiscal implicará que un plazo no mayor de 3 (tres) años, se habrá iniciado un proceso orientado a:

i) reducir la evasión fiscal.
ii) elevar la calidad, eficiencia y transparencia del gasto público.
iii) elevar la eficiencia, transparencia y equidad de la estructura tributaria.
iv) consolidar en el Código Tributario los regímenes de incentivo.
v) racionalizar los esquemas tarifarios en la provisión de servicios públicos.
vi) elevar la presión tributaria para viabilizar el logro de los objetivos de desarrollo sostenible formulados en esta Estrategia Nacional de Desarrollo 2030.
vii) cumplir con los compromisos asumidos en los acuerdos comerciales que tienen implicaciones fiscales, y.
vii) elevar el ahorro corriente e implementar políticas contra‐cíclicas.

Como vemos de la promulgación de la Ley a la fecha no se ha registrado un movimiento estructural por parte del Gobierno que conlleve a iniciar el dialogo del Pacto Fiscal, las directrices que marcan el mismo conllevan tiempo, discusiones, negociaciones, estudios y voluntad tanto pública como privada.

Cada una de estos elementos serán batallas a librar entre el sector privado y público en aras de lograr incrementar la presión tributaria de la Republica Dominicana, el último estudio presentado por la ODCE presenta un disminución preocupante rondando un 13% muy por debajo a la media de la región y mas por debajo en proyección a la meta para el 2020 de la Estrategia Nacional de Desarrollo que la estima en un 19%.

La presión tributaria ha pasado de 10.4% en el 1996 a 12.7% para el 2011 en la República Dominicana es decir solo un 2.3% en 16 anos.

Presión Tributaria

La realidad es que la capacidad recaudadora del Estado se achica y las demandas sociales se incrementan y por ende el Estado tiene un techo en su capacidad de endeudamiento para cubrir los déficits fiscales productos de un mayor gasto, ya sea corriente o de capital acorde a las recaudaciones anuales.

El tema de los incentivos y exenciones es el punto nodal de un pacto fiscal en una economía que requiere de competividad en sectores como el Turismo y la Agricultura, Agroindustria y Manufactura.

El Gasto tributario ha cubierto un sin número de legislaciones y exenciones que llegan a los 140 incentivos entre diferentes leyes vigentes hoy e n día.

• El gasto tributario para el período 2008-2011 es de RD$418 mil 906 millones, contenido en 35 disposiciones legales: 3 leyes generales, 11 leyes que crean regímenes especiales y otras 19 leyes que otorgan incentivos, así como 2 contratos con las iglesias cristianas.
• Para el 2011, el gasto tributario es RD$108 mil 346 millones, representando un 5.2% del PIB.
• El sector que mayores incentivos tributarios ha recibido es el de zonas francas, seguido de la generación eléctrica, las empresas del sector industrial (PROINDUSTRIA) y del sector turismo.

GASTO TRIBUTARIO 2008-2011

Gasto Tributario

RIGIDEZ DEL GASTO

• La República Dominicana tiene 22 leyes especiales que asignan montos específicos a diferentes instituciones en el Presupuesto; éstas representan en promedio 72.1% de los ingresos, equivalente al 9.7% del PIB.
• Los gastos recurrentes que imprimen rigidez al presupuesto equivalen en promedio a RD$116,200.0 millones, representando 48.5% de los ingresos y 6.5% del PIB.
• El Gobierno ha transferido desde 2005 al 2013 unos RD$250,000.00 millones a la CDEEE, equivalente en promedio a 1.9% del PIB.
• Asimismo, desde el 2006 ha transferido al Banco Central un total aproximado a los RD$60,000.00 millones equivalente en promedio al 0.40% del PIB.

HACIA EL PACTO FISCAL

• Según la CEPAL el pacto fiscal es el acuerdo sociopolítico básico que legitima el papel del Estado y el ámbito y el alcance de las responsabilidades gubernamentales en la esfera económica y social.

• Los principales elementos de un pacto fiscal incluyen:
– Consolidar el ajuste fiscal en marcha;
– Elevar la productividad de la gestión pública;
– Dotar de mayor transparencia a la acción fiscal;
– Promover la equidad; y
– Favorecer el desarrollo de la institucionalidad democrática.

• El pacto fiscal o tributario es una herramienta de política donde el Estado se compromete con distintos sectores de la sociedad a adquirir un determinado nivel de participación, con determinada composición y niveles de gasto y carga tributaria necesarios para su financiamiento.

• América Latina, debido a su distribución del ingreso, presenta dificultades para aumentar su nivel de impuestos debido a que la mayor parte de la base tributaria potencial se encuentra en los deciles altos de la distribución del ingreso.

• La experiencia latinoamericana demuestra que:
– En Chile, el pacto fiscal buscaba acrecentar recursos para programas sociales a través de modificar el IVA y el ISR.
– En Brasil, se obtuvieron resultados mixtos debido al alto nivel de burocracia del sistema fiscal.
– En Guatemala, se propuso iniciar un pacto fiscal a raíz de los Acuerdos de Paz en el 1996 donde el gobierno acordó con diversos sectores incrementar el gasto público junto con la carga tributaria, pero al no establecerse los mecanismos explícitos para su ejecución, el mismo no fue implementado dando paso a políticas fiscales coyunturales al margen de un pacto.
– En Costa Rica, se acordaron pactos que dado su complejidad no han sido aprobados por el Congreso.

– Como ha expresado Eduardo Lora, del BID, en “El futuro de los pactos fiscales en América Latina”: el éxito de un pacto fiscal se mide por el grado de incorporación de los diversos sectores de la sociedad, la vigilancia y el cumplimiento sobre cómo se recaudan y cómo se invierten los recursos públicos. (1) “Ministerio de Hacienda: Hacia una Reforma Fiscal Integral”.

Pacto Fiscal

El tiempo no espera y las demadas crecen, el Goberno no puede quedar atrapado en el tratar de iniciar cuando las negociaciones aparentemente sobrepasaran el plazo de la Estrategia nacional de D esarrollo.

Si empezamos en el 2015 será tarde y estaremos arropados en el contexto político partidario lo cual será altamente contaminante para una Reforma que deberá ser Estructural y de Largo Plazo para el Desarrollo del País. Los agentes económicos necesitan certidumbre, el Estado Tranquilidad Presupuestaria. Ambos deberán avanzar, ceder, negociar y pactar, sin olvidar que el principal beneficiario será toda la nación en su conjunto.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas