Lo Último

Viacrucis o vía crucis su significado es «camino de la cruz» del latín «Camino de la Cruz». También conocido como «Estaciones de la Cruz» y «Vía Dolorosa». Se trata de un acto de piedad, un camino de oración que busca con la meditación de la pasión y muerte de Jesucristo en su camino al Calvario El camino se representa con una serie de catorce imágenes de la Pasión, denominadas estaciones, correspondientes a incidentes particulares que, según la tradición cristiana, Jesús sufrió por la salvación de la humanidad basados en los relatos evangélicos y la tradición. También se llama Viacrucis al recorrido de cruces que señalan un camino o una ruta donde se puede realizar este ejercicio piadoso.

Se refiere a las diferentes etapas o momentos vividos por Jesús desde el momento en que fue aprehendido hasta su crucifixión y sepultura. La expresión se usa también comúnmente para expresar todo tipo de dificultades que se presentan en la vida cuando se quieren alcanzar ciertos objetivos.

A las etapas del viacrucis se le denominan estaciones y tradicionalmente se cuentan 14, aunque el papa Juan Pablo II añadió la Resurrección en último lugar.

El Viernes Santo de 1991 y, bajo el auspicio de Juan Pablo II se creó un nuevo Viacrucis con 15 estaciones basadas todas ellas en momentos del Nuevo Testamento, ya que el anterior recogía muchos pasajes de los Evangelios Apócrifos entre los que se encontraban el encuentro de Jesús con María, su madre y el acto en el que la Santa Mujer Verónica le enjuga el rostro a Jesús. Este nuevo viacrucis comienza con la oración de Jesús en el huerto de Getsemaní y finaliza con la Resurrección de Cristo. Era un intento de acercar ecuménicamente a todas las confesiones cristianas.

Historia

La costumbre de rezar las Estaciones de la Cruz posiblemente comenzó en Jerusalén. Ciertos lugares de la Vía Dolorosa (aunque no se llamó así antes del siglo XVI) fueron reverentemente marcados desde los primeros siglos. Hacer allí las Estaciones de la Cruz se convirtió en la meta de muchos peregrinos desde la época del emperador Constantino (siglo IV).

Según la tradición, la Santísima Virgen visitaba diariamente las Estaciones originales y San Jerónimo, Padre de la Iglesia, escribió sobre la multitud de peregrinos de todos los países que visitaban los lugares santos en su tiempo. Sin embargo, no existe prueba de una forma fija para esta devoción en los primeros siglos.

Desde el siglo doce los peregrinos escriben sobre la «Vía Sacra», como una ruta por la que pasaban recordando la Pasión. No sabemos cuándo surgieron las Estaciones según las conocemos hoy, ni cuando se les comenzó a conceder indulgencias pero probablemente fueron los Franciscanos los primeros en establecer el Vía Crucis ya que a ellos se les concedió en 1342 la custodia de los lugares más preciados de Tierra Santa.

Tampoco está claro en qué dirección se recorrían ya que, según parece, hasta el siglo XV muchos lo hacían comenzando en el Monte Calvario y retrocediendo hasta la casa de Pilato.

Cómo se realiza el Vía Crucis?

La costumbre es hacer un recorrido grupal que puede tener lugar dentro del templo o por las calles, deteniéndose en cada estación y haciendo una oración en cada una, una lectura de algún pasaje del evangelio y también un canto.

Es una práctica que fundamentalmente se realiza el Viernes Santo. También es costumbre esta práctica en los viernes de cuaresma, incluso en toda ella.

Estaciones del Vía Crucis y su significado:

• Primera Estación: Jesús en el huerto de los Olivos.
• Segunda Estación: Jesús, traicionado por Judas, es arrestado.
• Tercera Estación: Jesús es condenado por el Sanedrín
• Cuarta Estación: Jesús es negado por Pedro
• Quinta Estación: Jesús es condenado a muerte por Pilato
• Sexta Estación: Jesús es flagelado y coronado de espinas.
• Séptima Estación: Jesús carga la cruz.
• Octava Estación: Jesús es ayudado por Simón el Cirineo a llevar la cruz.
• Novena Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén.
• Décima Estación: Jesús es crucificado.
• Undécima Estación: Jesús promete su reino al buen ladrón.
• Duodécima Estación: Jesús en cruz, su madre y el discípulo
• Decimotercera Estación: Jesús muere en la cruz.
• Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado.
• Decimoquinta Estación: Jesús resucita de entre los muertos

últimas Noticias
Noticias Relacionadas