Opinión

Almorzando en días pasados con un gran amigo y cliente, alcalde de un pequeño municipio del Sur de la República Dominicana, escuchamos su inquietud de explorar la posibilidad de aspirar a otra posición más relevante en el Congreso por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y nos preguntaba que cuándo era prudente empezar a trabajar por ese cambio. “Ahora mismo”, fue mi respuesta.

Le explicamos que el primer paso para cualquier aspiración, sea de veterano o principiante, debe ser la investigación mercadológica para entender lo que la población votante quiere, su percepción del liderazgo existente y potencialidad.

Las elecciones del año 2016 tienen la particularidad de que son para todos los cargos electivos del Estado en el mismo tiempo, y desde ahora podemos entender que los partidos políticos diseñarán estrategias electorales tomando muy en cuenta el posicionamiento de su liderazgo en todos los niveles, de modo que aquellos aspirantes que no logren buenos números en las encuestas que se hagan para armar las boletas no les valdrán recursos acumulados para intentar comprar sus votos, ya que las cúpulas de mando no juegan con sus estrategias.

Aún con los grandes avances que tenemos en nuestro país en materia de investigación, tenemos una gran cantidad de políticos sabelotodo que trabajan a ciegas, invirtiendo fortunas en clientelismo con miras a lograr posicionarse electoralmente.

Como muchos temen, empezar una campaña muy temprano podría desgastar y ser muy costosa, pero el mercadeo político establece la metodología para el trabajo de cada momento; de modo que con un diagnóstico preciso se puede diseñar la estrategia correcta estableciendo el cronograma de aplicación de cada herramienta mercadológica. Por ejemplo, la investigación podría recomendar empezar con el inicio de un plan de relaciones públicas, interna partidaria o exerna, en vez de publicidad y propaganda; y en el caso de los que tienen un cargo municipal o congresional, podría orientarlos a mejorar aspectos que les afecten o iniciar acciones más creativas de impacto.

Nos es extraño encontrar aspirantes que no se animan a los estudios tempranos por temor a ver números muy bajos, y eso ocurre porque aún no entienden que los mismos no sólo son necesarios para ver las barras gráficas, sino que permiten ver datos útiles para la planificación.

Algunas campañas exitosas hechas a vapor con muchos recursos para elegir cargos internos partidarios o de Estado han creado ruidos de cuestionamiento al método científico, lo que ha dado campo a la teoría de que lo necesario para ganar es guardar dinero para los días finales para comprar los votos; pero resulta que estas mismas campañas rápidas deben planificarse en base al estudio de las variables de cada proceso, porque han sido más los que han perdido fortuna creyendo eso que los que han acertado. Si fuera así los presidentes fueran sólo los ricos.

El el caso del PLD ya la gatera no oficial se abrió para la carrera presidencial, lo que, obviamente, pondrá a correr a los que van por las pistas municipales y congresionales.

El disparo de arranque no ha sonado oficialmente pero los grandes corren para posicionarse y los que van tras las sillas del Congreso y los ayuntamiento saben que no hay tiempo que perder.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas