Internacionales

La Habana, 18 marzo (PL) El congresista estadounidense James McGovern agradeció hoy aquí la labor esforzada de Cuba por preservar y promover el legado del escritor Ernest Hemingway (1899-1961), quien vivió en la isla por más de 20 años.

Durante la firma de la renovación del Acuerdo de Colaboración entre el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y Finca Vigía Foundation, institución estadounidense dedicada a proteger la obra de Hemingway, el legislador demócrata dijo que resulta increíble todo lo que se ha hecho en materia de conservación.

McGovern, quien garantizó la autorización gubernamental para la materialización de este proyecto en 2002, expresó que resulta un privilegio contribuir al desarrollo de una idea tan noble como mantener vivo el legado del autor de “Por quién doblan las campanas”.

“Hemingway trasciende la política, y si los cubanos y los estadounidenses podemos unirnos para hacer algo tan importante como esto, es señal de que podemos hacer cualquier otra cosa, apuntó”.

Por su parte, la presidenta de Finca Vigía Foundation, Jenny Phillips, afirmó que para ella resulta un honor trabajar con el Ministerio de Cultura de Cuba y el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural.

Estoy segura que mi abuelo (Maxwell Perkins, editor de Hemingway) estaría muy complacido con lo que estamos haciendo, y esta rúbrica significa el inicio de una nueva etapa de fuerte trabajo conjunto entre las autoridades cubanas y nosotros.

Al respecto, el viceministro cubano de Cultura, Fernando Rojas, agradeció a todas las personas que en Estados Unidos han tenido la voluntad de mantener esta colaboración por espacio de 11 años.

Afirmó que esta iniciativa servirá para que más cubanos conozcan la obra del Premio Nobel de Literatura y su rico patrimonio, pero también para que los jóvenes de la isla lean la gran literatura de Estados Unidos.

Este proyecto, apuntó, permitirá que nuestros pueblos mantengan el extraordinario tesoro que es la colaboración cultural, acotó.

En noviembre de 2002 tuvo lugar en la Finca Vigía, vivienda donde residió Hemingway en Cuba hasta el día de su muerte, la rúbrica oficial de un proyecto entre el Social Science Research Council estadounidense y el Consejo Nacional de Patrimonio para preservar libros y documentos resguardados en la propiedad.

Ocho años después, en 2010, tuvo lugar la primera renovación del contrato entre Finca Vigía Foundation y el Consejo Nacional de Patrimonio.

Especialistas, intelectuales y entusiastas de la vida y obra del «Papa», celebran los 11 años de colaboración en este importante trabajo de conservación, uno de los primeros en rubricarse entre cuba y Estados Unidos después de 1959.

Como parte de esta cooperación, la organización estadounidense donó a la casa-museo Finca Vigía, ubicada en la periferia de la capital cubana, un facsímil de una nota enviada por Hemingway a su amigo Paulín Pfeiffer, donde comenta que inició la escritura de la novela “Por quién doblan las campanas” en el Hotel Sevilla.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas