Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) En 2012, la región de las Américas notificó casi 220 mil casos de tuberculosis, y se estima que ocurrieron unas 19 mil muertes por esta causa, según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Además se calcula que unas 60 mil personas no fueron diagnósticas o notificadas a tiempo, agrega la nota divulgada en ocasión del Día Mundial de la Tuberculosis que se celebra cada 24 de marzo.

Señala también que la propagación de la forma multirresistente es uno de los grandes desafíos a superar, así como la aparición de la tuberculosis extensamente resistente, y el aumento de pacientes con coinfección de tuberculosis y VIH/Sida.

Esta situación no sólo pone en riesgo la vida de quienes padecen la enfermedad, también perpetúa su transmisión y genera problemas socio-económicos para la persona y sus comunidades, indica el documento.

«Alcanzar el diagnóstico y el tratamiento para todos sólo puede lograrse si todos los proveedores de salud, las organizaciones comunitarias, los socios y los países unimos nuestros esfuerzos para detectar y tratar a esas 60 mil personas», manifestó Carissa F. Etienne, directora del organismo sanitario.

«El acceso universal a servicios de salud de calidad a través de sistemas basados en la atención primaria de la salud, ayudará a reducir la carga de la tuberculosis y a asegurar una vida larga y productiva a la población de las Américas», expresó la experta.

La tuberculosis es una patología contagiosa, cuya prevalencia es mayor en poblaciones vulnerables de las grandes ciudades, barrios marginales, donde existe hacinamiento, escasez de agua potable y saneamiento, así como poco o ningún acceso a los servicios de salud.

La enfermedad es curable, pero puede llevar a la muerte si no se trata.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas