Hablan los hechos

Una de las obras cumbre de los Gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana es el Metro de Santo Domingo, que en su recorrido por Villa Mella ha llevado al municipio Santo Domingo Norte, no sólo progreso y calidad de vida, sino también seguridad y desarrollo armónico de la comunidad.

Sin embargo, en ocasiones hay detalles pequeños que empañan las cosas grandes. En la Estación José Francisco Peña Gómez se requiere de un semáforo peatonal inteligente que alterne con el tránsito vehicular, para manejar la caótica situación que se presenta en las horas pico.

Cuando arriba mayor cantidad de usuarios del Metro residentes en Los Guaricanos, Cachimán y barrios aledaños, al salir de la terminal se lanzan en tropel a cruzar la avenida Hermanas Mirabal, con el peligro que implica la coincidencia con el tránsito vehicular, que también aumenta en ese lapso de tiempo.

Por esa razón plantean la necesidad de instalar un semáforo que ceda el paso al peatón que sale del tren urbano, ya que los agentes de la AMET son insuficientes para controlar la situación explicó la señora Ivelisse Rosario, quien vive en Cachimán.

“la gente sale del Metro como manada y ahí mismo se tira a las calles aunque el semáforo esté en luz verde para los choferes, pero no se les pueden echar los carros encima, sino que tienen que pararse, y entonces se crea el taponazo” agregó.

Otra situación que ha sido criticada insistentemente, es la instalación de vendedores ambulantes en la estación Mamá Tingó, que es la última del recorrido hacia Villa Mella

Allí los buhoneros, conjuntamente con los motoconchistas, y choferes del concho hacen que los alrededores de la estación parezca un verdadero mercado.

El ayuntamiento del municipio Santo Domingo Norte ha prometido iniciar un plan de recuperación de los espacios que ocupan esas personas, para reubicarlos en una Plaza de Buhoneros, a fin de que la Estación Mamá Tingó pueda recuperar todo su esplendor.

Cada mañana, en las horas del mediodía y después de las cinco de la tarde, los vagones del Metro de Santo Domingo son vistos recorrer la vía férrea aérea, completamente llenos de pasajeros, al punto de que en ocasiones debe negarse la entrada de muchos usuarios que deben esperar el siguiente vagón.

El Metro de Santo Domingo fue construido por la Oficina para el Reordenamiento del Transporte, OPRET, bajo la dirección del ingeniero Diandino Peña, en su primera etapa desde el Centro de los Héroes (La Feria) hasta Villa Mella (Santo Domingo Norte).

La segunda línea del Metro se construyó desde el Kilómetro 9 de la autopista Duarte (la salida hacia la región Norte del país) hasta la margen Occidental del puente Francisco del Rosario Sánchez que une al Distrito Nacional con el municipio Santo Domingo Este

Ambas línea se cruzan en la intersección de las avenidas Máximo Gómez y John F. Kennedy, donde además el usuario tiene la oportunidad de hacer una transferencia en la ruta hacia su destino final, sin costo adicional.

La obra iniciada durante la gestión presidencial del doctor Leonel Fernández, ha sido continuada por el gobierno del presidente Danilo Medida, que extenderá la segunda etapa desde la margen Occidental del Rio Ozama, hasta la intersección de la carretera Mella con la avenida San Vicente de Paúl, en un recorrido aproximado de cinco kilómetros.

Debido a la calidad de la obra, el Metro de Santo Domingo ha sido escogido como Modelo por algunas naciones latinoamericanas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas