Hablan los hechos

El 1 de abril de 2014, es una efeméride que resaltará como un hito cuando se trate en cualquier tiempo los puntos luminosos de la educación dominicana. Se recordará la fecha de la firma del Pacto por la Reforma Educativa de República Dominicana, en el salón de Las Cariátides del Palacio Nacional, con la participación de los actores del sistema educativo dominicano, instituciones del Gobierno central, el Consejo Económico y Social, partidos políticos y otros actores de la sociedad dominicana, con la presencia de expertos e invitados especiales en calidad de testigos, convocados por el presidente Danilo Medina Sánchez, en virtud de su 228-13.

Parte de la decisión, como dijo el Mandatario, de “Garantizar el derecho a la educación pública de calidad para todos los hijos e hijas de nuestra República. Desde ahora y para siempre” Está orientado a lograr una educación que permita a los dominicanos desarrollar al máximo su potencial.

Compromete a garantizar el derecho fundamental de los niños, niñas, jóvenes y adultos a recibir una educación de calidad, conforme a lo consagrado en la Constitución de la República.

Los redactores del Pacto reconocieron que el país, transcurridos 170 años de existencia como nación independiente, se ha proclamado como un Estado Social y Democrático de Derecho donde sus habitantes y organizaciones actúan apegados a un marco de derechos y obligaciones individuales y colectivas.

Que la educación es un derecho humano fundamental consagrado en la Constitución de la República Dominicana como corresponsabilidad del Estado, de la familia y de las personas, al establecer el Artículo 63: “Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones. En consecuencia: 1) La educación tiene por objeto la formación integral del ser humano a lo largo de toda su vida y debe orientarse hacia el desarrollo de su potencial creativo y de sus valores éticos. Busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica y a los demás bienes y valores de la cultura;… ”.

El contenido del plan explica la dimensión de la confianza y seguridad que expresó el presidente Medina al afirmar que el Pacto Educativo no será papel mojado y marcará un antes y un después en la educación dominicana, pues con esta iniciativa apenas comienza el reto y el compromiso de la sociedad dominicana y de su gobierno de concretar la transformación educativa del país.

El Pacto reconoce que es obligación del Estado Dominicano financiar la educación pública en todos los niveles, grados y modalidades. Que la educación de calidad es la herramienta más poderosa para realizar las transformaciones requeridas en la sociedad dominicana, en la familia y en las condiciones de vida de todos sus habitantes.

Recuerda que a finales del siglo XX y principios del siglo XXI el país generó planes, desarrolló iniciativas y asumió compromisos para el mejoramiento del sistema educativo; en particular, los Planes Decenales para la función educativa, los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el Foro Presidencial por la Excelencia de la Educación Dominicana, las Metas Educativas 2021, el Compromiso Político y Social por una Educación de Calidad, y la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad, por lo que era una necesidad la firma del compromiso o pacto nacional para alcanzar las transformaciones requeridas para el desarrollo de la República Dominicana.

De igual modo, han considerado que dentro de los logros alcanzados por el país está la Estrategia Nacional de Desarrollo, que traza una ruta consensuada hacia los objetivos de largo plazo de la Nación; así como la asignación del 4% del Producto Interno Bruto para la educación preuniversitaria. Y que la pertinencia de la educación, en todos sus niveles, descansa en aquellos contenidos curriculares capaces de dotar a las personas de las competencias necesarias para enfrentar los desafíos del mundo actual, de construir ciudadanía plena para convivir en sociedad y de atender las necesidades del desarrollo social, económico, científico, tecnológico y cultural del país, en consonancia con la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Busca el desarrollo de todo el potencial de la persona

El presidente Medina considera la firma del acuerdo como la formalización definitiva de la hoja de ruta de la Revolución Educativa que ha impulsado su gobierno desde el primer día de gestión y que crece cada día por el entusiasmo del pueblo dominicano.

Por ello invitó a los firmantes del Pacto Educativo, a toda la sociedad dominicana, profesores y profesoras, rectores de universidades, madres, padres y estudiantes a ser parte de la generación que hará posible la transformación.

Para asegurar el cumplimiento de los compromisos dispuso la formación del Comité de Seguimiento, Acompañamiento y Monitoreo de los Acuerdos del Pacto y de la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad.

Dijo que el Comité tendrá la responsabilidad de informar al país del grado de cumplimiento de cada uno de los compromisos y sus miembros serán, a su vez, los encargados de denunciar cualquier violación de los compromisos. “Hoy les pido que se conviertan en los ojos y oídos de la nación. Y que cuestionen a quien sea necesario, para asegurarnos de que todo lo solicitado por la sociedad dominicana y firmado aquí hoy, se cumpla”.

La profunda satisfacción y alegría

En su discurso a la Nación ante el auditorio que llenó el salón de Las Cariátides para participar en el acto de firma del Pacto por la Reforma Educativa, el presidente Medina dejó constancia de “la profunda alegría y satisfacción del Gobierno” por haber cumplido con una de las metas que consideró más importantes que se propuso la República Dominicana en su Estrategia Nacional de Desarrollo, que se presenta hoy como resultado de un gran consenso nacional, al que dio el nombre de “Pacto por la Libertad”.

Resaltó que la iniciativa trasciende al Gobierno y Presidente de turno e incluye y compromete a todos los ciudadanos y ciudadanas, al igual que a los gobiernos futuros. En ese contexto, el presidente Medina llamó a que el Pacto Educativo sea un ejemplo de cómo para los grandes retos de nuestros tiempos, las grandes soluciones están siempre en el diálogo, la unión y el trabajo.

“Nos une a todos y todas, en torno a una sencilla, pero poderosa declaración: Garantizar el derecho a la educación pública de calidad para todos los hijos e hijas de nuestra República. Desde ahora y para siempre!”.

Educación inicial desde los tres años

Un detalle importante que resaltó el presidente Medina, es que aunque el Pacto por la Reforma Educativa se firmó el 1 de abril recién pasado, su gobierno ya ejecuta acciones contenidas en el documento y aseguró que seguirá trabajando hasta cumplir todos y cada uno de los compromisos que ha adquirido.

Adelantó que empezará con la cobertura de la educación inicial desde los tres años, así como la tanda extendida, de tal forma que antes de finalizar el 2016, más del 80% de los estudiantes del sector público estén incluidos en el nuevo modelo.

Informó que para lograrlo, “se desarrolla el programa más ambicioso de infraestructura escolar de la historia dominicana, con la construcción de 29 mil nuevas aulas, tomando en cuenta que desde la fundación de la República hasta agosto de 2012 se habían levantado 33 mil.

Informó la inversión de más de 2 mil millones de pesos que hará el Ministerio de Educación en la formación de los educadores dominicanos; el otorgamiento de 1,200 becas para estudiantes de educación y la dotación de actas de nacimiento a todos los niños, niñas y adolescentes, entre otras acciones transformadoras.

El Pacto Nacional para la Reforma Educativa en la República Dominicana tendrá una vigencia hasta el año 2030 y los cambios que pueda sufrir en el transcurso de ese tiempo, deberán ser realizados mediante un proceso plural, colectivo y de amplia participación, a fin de garantizar su legitimidad.

Se sostiene la premisa de que la transformación del sistema educativo requiere realizar los máximos esfuerzos en procura de asegurar el financiamiento y desarrollo de todos y cada uno de los acuerdos derivados del Pacto, en un marco de transparencia, rendición de cuentas y evaluación.

Asimismo establece que el Estado dominicano tiene la obligación de promover la educación desde los primeros años del estudiante.

En consecuencia, asegurar la universalización de la educación inicial, primaria y secundaria, promover la educación técnica y tecnológica, fomentar la educación superior, así como desarrollar el subsistema de educación de adultos y la educación formal, no formal e informal.

Respecto a la educación preuniversitaria considera que el Estado debe cumplir lo establecido en la Estrategia Nacional de Desarrollo y ofrecer educación pública gratuita, obligatoria y de calidad, en el nivel inicial a partir de los 3 años.

También ampliar la cobertura de la atención integral en la educación inicial a menores de 5 años, desarrollar estrategias para asegurar el ingreso oportuno, la reinserción y la superación de la exclusión y el abandono escolar; construir el número de aulas y contratar la cantidad de maestros con las cualificaciones requeridas para impartir una educación de calidad.

Estado debe asegurar el desarrollo de las infraestructuras educativas que respondan a la proyección de la población, fortalecer e implementar los programas de educación afectivo-sexual y esquemas de apoyo a madres y padres adolescentes, así como acordar con la Junta Central Electoral el otorgamiento de acta de nacimiento a todos los niños, niñas y sus familiares.

El Pacto considera que se debe desarrollar la oferta de educación superior sobre la base de las necesidades de la población, teniendo en cuenta las diferentes categorías y modalidades que garanticen equidad en la cobertura.

Plantea se deben mejorar, mantener y ampliar las infraestructuras existentes, incrementar la cobertura de la educación técnica superior mediante la creación de una red de institutos técnicos superiores comunitarios regionales y promover la oferta de educación superior a través de la modalidad virtual, y promover una mejoría en la oferta de la educación y formación técnico-profesional en todo el territorio nacional, así como el diseño e implementación de una estrategia de revalorización de la educación en la formación de técnicos, dirigido a jóvenes, familias, empleadores y comunidad educativa.

Otras iniciativas en la agenda del Pacto son el desarrollo de un sistema de transporte escolar, establecer la dotación de carnet estudiantil, implementar un programa integral de salud escolar, erradicar el trabajo infantil, aplicar un sistema de subsidios y becas para estudiantes y habilitar centros de atención integral a la primera infancia en la cercanía de universidades, entre otras acciones. Es lo que explica el entusiasmo del presidente Medina cuando dijo que el Pacto Educativo “no será papel mojado, pues marcará un antes y un después en la educación dominicana”.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas