Nacionales

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) presentó este martes su informe anual sobre seguridad, donde en los accidentes mortales de aviones comerciales en el 2013 fallecieron 210 personas, cifra que reduce casi a la mitad el número los registrados un año antes que fue de 414.

No obstante, el dato positivo de la reducción de los fallecimientos contrasta con un aumento de la tasa de accidentes para los aviones construidos en Occidente que, frente a los 0,21 puntos porcentuales de 2012, aumenta a 0,4 en 2013, el equivalente a un accidente cada 2,4 millones de vuelos.

Estos datos porcentuales representan 81 accidentes aéreos en el 201, con respecto a los 75 del año anterior, aún así se mantuvo por debajo de la media anual en el periodo 2009-2003, que fue de 86 accidentes, con 16 de ellos fatales.

En 2013, las aerolíneas transportaron a más de 3.000 millones de pasajeros, que llegaron a destino en 36,4 millones de vueltos.

«La seguridad es nuestra mayor prioridad. La industria de la aviación está unida en el compromiso de que volar sea cada vez más seguro», declaró el director general de la IATA, Tony Tyler, en un comunicado distribuido en Ginebra, sede de este organismo.

Estos datos son anunciados en momentos en que 26 países han aportado sus esfuerzos en la búsqueda del avión Boeing 777 que cubría la ruta Kuala Lumpur-Pekín, que desapareció hace más de tres semanas sin dejar rastro con 239 personas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas