Hablan los hechos

El próximo domingo 25 de mayo se celebrarán en Colombia elecciones presidenciales. Compiten con posibilidades de éxito en esa contienda Juan Manuel Santos, actual presidente y aspirante a la reelección, a quien postula el Partido Social de la Unidad Nacional (el Partido de la U), y Oscar Iván Zuluaga, del partido Centro Democrático.

Juan Manuel Santos, periodista y economista de profesión, fue durante muchos años militante del Partido Liberal, una de las organizaciones más viejas de Colombia, en la que ocupó importantes puestos de dirección. En el año 2005 abandonó esa organización para formar, junto a otros compañeros, el Partido Social de la Unidad Nacional, que apoyó la reelección del presidente Uribe, otro ex militante liberal.

Lograda la reelección, Santos fue designado como ministro de Defensa, puesto que abandonó para convertirse en el candidato presidencial del uribismo luego de que la Corte Constitucional de Colombia le negara la posibilidad al presidente de optar por un tercer mandato. Compitió por la presidencia con el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, del Partido Verde, coronándose triunfador con el mayor caudal de votos recibidos por candidato alguno en toda la historia democrática de Colombia.

Las aspiraciones de Santos de continuar al frente del país son respaldadas por la coalición que lleva por nombre Unidad Nacional, integrada, además del PSUN, por el Partido Liberal y Cambio Radical, una formación de derecha que integró el grupo de organizaciones que sustentaron el gobierno de Uribe, la cual se vio seriamente afectada por los denominados escándalos de la “parapolítica”.

Oscar Iván Zuluaga, por su parte, es un veterano político y empresario que desempeñó los puestos de concejal y alcalde de su ciudad natal, puestos a los que fue postulado por una organización independiente denominada Movimiento Cívico por Pensilvania. En las elecciones de 2002 fue escogido como senador.

En el 2005, acompañó a Juan Manuel Santos en la fundación del Partido de la U, convirtiéndose en el 2006 en el ministro de Hacienda de Colombia, puesto que desempeñó hasta el final del segundo mandato presidencial de Álvaro Uribe.

Zuluaga es el candidato presidencial del partido Centro Democrático, una organización formada y liderada por el ex presidente Uribe a principios de 2013 junto a sus más estrechos colaboradores, la cual rápidamente logró aglutinar a grupos disidentes de varias organizaciones políticas, incluyendo al PSUN y el Partido Conservador, otra de las formaciones políticas más antiguas de Colombia.

Desde su elección en octubre de 2013 la candidatura de Zuluaga confrontó serias dificultades, pues no lograba despegar en las encuestas. Incluso, no faltaron dentro del uribismo quienes se plantaran cambiar de candidato.

Hasta hace cerca de tres semanas el presidente Santos lucía en una cómoda posición, enarbolando la bandera de la paz como su arma principal de campaña. Pero el panorama político cambió abruptamente a consecuencia de varios escándalos políticos que salpicaron directamente a los dos aspirantes presidenciales y que estremecieron al país.

El primero de ellos fue desatado por las declaraciones hechas ante una fiscal en Estados Unidos por Javier Antonio Calle Serna, uno de los hermanos “Comba”, quien aseguró que en 2011 él y un grupo de narcotraficantes hicieron una propuesta de acuerdo al gobierno encaminado a canjear su sometimiento a la justicia por información y entrega de rutas.

Las revelaciones, hechas por el periodista Daniel Coronell, dan cuenta de que el entonces asesor presidencial, el venezolano JJ Rendón, fue la persona encargada de tramitar ente la fiscalía la propuesta de los narcotraficantes, hecha a través de un abogado.

Esa versión fue confirmada por la ex fiscal general Viviane Morales, quien asegura que se reunió en una ocasión con el venezolano para conocer de la propuesta, pero que jamás volvió a verle. Rendón, por su parte, ha dicho que simplemente actuó como mediador. El acuerdo nunca se materializó, pero un narcotraficante sostiene que Rendón recibió 12 millones de dólares por esas gestiones.

En el momento en que se dan a conocer estas informaciones el señor JJ Rendón se desempeñaba como asesor de campaña del presidente Santos, viéndose obligado a dimitir.

Posteriormente se descubrió que un hacker en Bogotá estaba interceptando comunicaciones entre los delegados del gobierno y de los dirigentes de las FARC, actualmente en conversaciones de paz en La Habana, Cuba. El responsable de estas acciones ilegales resultó ser un individuo al servicio de la campaña del partido Centro Democrático.

Las sospechas sobre la posibilidad de que piratas informáticos estuvieran extrayendo ilegalmente informaciones surgieron como producto del uso sistemático de datos confidenciales en los ataques del uribismo contra el diálogo del gobierno con la guerrilla, que el presidente Santos ha denunciado como “intentos de sabotear el proceso de paz”.

El último escándalo que ha agitado la campaña electoral colombiana fue el provocado por la denuncia del ex presidente Uribe de que a la campaña de Santos hace cuatro años ingresaron dos millones de dólares provenientes de actividades ilícitas, que fueron entregados por JJ Rendón.

En medio de todo esto las encuestas hablan de un empate técnico en la primera posición entre Santos y Zuluaga, por lo que casi con toda seguridad habría una segunda vuelta, previéndose también en este otro escenario una competencia bastante cerrada entre los dos candidatos.

Un hecho político que pudiera beneficiar al presidente-candidato es el anuncio hecho recientemente en La Habana del acuerdo al que arribaron las FARC y el gobierno para la solución del problema de las drogas ilícitas, el tercer punto de seis contemplados en la agenda del diálogo iniciado en noviembre de 2012.

Las partes llegaron a acuerdos parciales en los temas de desarrollo agrario integral y participación política de la guerrilla desarmada, quedando pendientes los temas del desarme, reparación de las víctimas del conflicto y los mecanismos de refrendación de un eventual acuerdo final.

Las FARC y el ELN anunciaron también un cese al fuego unilateral del 20 al 28 de mayo, lo que ha sido interpretado por muchos colombianos como “una señal de paz”.

Está por verse, además, el resultado de la designación del ex presidente Cesar Gaviria por parte de Juan Manuel Santos como su jefe de campaña. Gaviria, hombre curtido en las lides políticas, regresa al escenario con la encomienda de recuperar a favor de Santos el terreno perdido, aunque con apenas unos cuantos días para lograrlo.

Se da así el curioso caso de unas elecciones en las que los dos principales contendientes tienen a un ex presidente como jefe de campaña.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas