Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La decisión de un jurado de encontrar culpable de asalto en segundo grado a la activista del movimiento pacifista Ocupa Wall Street, Cecily McMillan, provocó hoy duras críticas en Estados Unidos.

McMillan, estudiante de la Universidad New School y participante del movimiento Ocupa Wall Street (OWS), fue acusada de golpear a un policía debajo del ojo cuando éste intentó arrestarla.

En su defensa ella señaló que el uniformado la agarró por atrás y le lastimó los pechos, y que no sabía que el agresor era un oficial cuando le dio un codazo como reacción espontánea de defensa.

El caso fue abordado recientemente en un artículo del columnista David Brooks, quien aseguró que «no importa que el policía haya sido acusado anteriormente de uso excesivo de fuerza, ni que McMillan no tenga antecedentes penales, ni que la policía empleó tácticas de agresión física múltiples veces contra los miembros del grupo».

Por su parte, un artículo de la revista The Nation precisó que con el veredicto del lunes, McMillan se convirtió en uno de los primeros activistas de las protestas contra la inequidad en Estados Unidos que enfrenta graves penas de cárcel.

McMillan fue detenida el 17 de marzo de 2012, cuando salía del Parque Zuccotti durante una protesta para celebrar el aniversario de seis meses de OWS.

Testigos del arresto de la fémina junto a otras 60 personas aseguran que en el incidente con el agente de la policía de Nueva York, Grantley Bovell, fue golpeada y sufrió una convulsión antes de ser hospitalizado por cortes y contusiones en la espalda, los hombros, la cabeza y el pecho.

Tras el fallo del jurado en la ciudad de Nueva York, McMillan fue enviada directamente a un centro de detención en Rikers Island hasta el 19 de mayo, cuando recibirá su sentencia final.

Luego de la decisión partidarios de la acusada se manifestaron fuera de la corte y después se dirigieron al Parque Zuccotti, gritando consignas contra la policía, entre ellas demandando fueran enjuiciados los agentes por asalto sexual.

Yoni Miller, un miembro de OWS dijo a medios de prensa que «todo el mundo está muy molesto y creo que algunos de nosotros estamos muy sorprendidos, a la vez que calificó el proceso como una farsa legal».

El escritor y analista político estadounidense Noam Chomsky estima que OWS, que inició sus protestas en 2011, es la mayor reacción pública en treinta años de opresión económica y la reducción sistemática de los derechos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas