Lo Último

Guayaquil, Ecuador. (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo). Los embastes del clima, fuertes lluvias, sequías, tormentas tropicales y huracanes, causan el 90 % de las pérdidas de vidas humanas, personas afectadas e infraestructura destruida.

De acuerdo con el jefe para las Américas de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR), Ricardo Mena, de los análisis estadísticos se desprende que son los pequeños y medianos eventos climáticos los que nos están causando los mayores problemas», enfatizó Mena durante la IV sesión de la Plataforma Regional de las Américas para la Reducción del Riesgo de Desastres, que se desarrolla en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.

El jefe de la Oficina Regional de la UNISDR aseguró que los países están ejecutando estrategias de adaptación al cambio climático, pero consideró que aún no existe una articulación adecuada en las estrategias de gestión de riesgo de desastres.

«Una de las recomendaciones que surge fuertemente de esta plataforma es que los países deben hacer mayores esfuerzos para articular mejor el trabajo de quienes se encargan de la adaptación al cambio climático con quienes se encargan de la gestión de riesgos de desastres», manifestó Mena.

Al encuentro asisten autoridades, expertos y representantes de organizaciones no gubernamentales de los países del continente para analizar las acciones de prevención de catástrofes implementadas en cada territorio en cumplimiento del llamado «Marco de Acción Hyogo» para el periodo 2005-2015.

Mena aseguró que la intensidad y frecuencia de los fenómenos hidrometeorológicos se ha incrementado en la región como consecuencia del cambio climático.

Un ejemplo de esta realidad lo ofreció la delegación de Bolivia, que resaltó que las últimas inundaciones en este país golpearon a cinco departamentos territoriales, afectaron a miles de familias y provocaron la pérdida de 300,000 cabezas de ganado vacuno.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas