Editorial

Alrededor de 800 jóvenes han jurado por la bandera, normas y los Estatutos del Partido de la Liberación Dominicana durante un acto encabezado por el presidente de la organización, Leonel Fernández.

Profesionales y estudiantes de diferentes estratos de la sociedad dominicana, decidieron incorporarse a las actividades políticas en forma orgánica, apostando para ello a la organización creada por el profesor Juan Bosch.

El ingreso masivo de jóvenes al PLD, no sólo justifica en grado sumo el entusiasmo y orgullo que muestra la familia peledeísta, sino que envía una relevante señal a la sociedad de que el desarrollo y fortalecimiento de nuestro sistema de partidos, viene de la mano del desempeño que puedan observar cada una de las entidades que lo conforman.

Si hay un sector que por su naturaleza suele ser severamente crítico, exigente y cuestionador, es precisamente la juventud.

De ahí la gran satisfacción expresada por el presidente Fernández al tomar juramento y recibir en la entidad a estos jóvenes que, como él mismo señalara, constituyen una renovación de la esperanza en el PLD para continuar el proceso de modernización, democratización y progreso de la República Dominicana.

Apegada con fervor a los cambios y al progreso y distante de la incompetencia y la confrontación, la juventud dominicana, como la de todo el mundo, apuesta a sentidas reivindicaciones que garanticen su libertad para crecer y agenciarse un futuro promisorio.

Es por ello que con este paso, esos 800 jóvenes comprometidos con los lineamientos programáticos y estatutarios del PLD, muestran un indiscutible respaldo a esta entidad y su ejercicio de poder, al tiempo de reivindicar su fe en el sistema de partidos como base fundamental para el sostenimiento y consolidación del sistema democrático.

El que el Partido de la Liberación Dominicana esté recibiendo estas valiosas señales de respaldo y aliento de la juventud, ofrece otra muestra de su consolidación como principal fuerza política del país, pero al mismo tiempo le plantea el reto de continuar transitando la ruta del trabajo unitario a favor del desarrollo pleno del país.

A eso apuestan nuestros jóvenes. Y con ellos, toda la sociedad.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas