Opinión

Una tarea inconclusa de las últimas dos gestiones de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, encabezadas por el Dr. Leonel Fernández Reyna fue la creación de una figura institucional que se encargara de la regulación y ejecución de todos los programas de protección social. Históricamente, la ausencia de una institución rectora, responsable de las políticas de protección social se ha traducido en que la Presidencia de la República, distraiga su funciones específicas y se convierta en ejecutora directa de muchos programas sociales o con un sin número de entidades, bajo su dependencia, encargadas de la ejecución de los mismos.

En un esfuerzo para solucionar el grave problema de irracionalidad, duplicidad de esfuerzos y dispersión de recursos que esto significaba, en octubre del año 2005, mediante Decreto No. 570-05 el Poder Ejecutivo, le asignó al Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales, con carácter de excepción, las funciones de conducción, administración y ejecución de todos los programas, proyectos, actividades que formaban parte del «Programa 13: Protección Social» del Presupuesto Nacional y la coordinación de todos aquellos programas sociales que formaban parte del «Programa 14: Coordinación y Asesoramiento Técnico», dependientes de la Presidencia de la República; y se creó una Comisión de Racionalización y Reestructuración del Sector Social, integrada por el equipo técnico y los asesores del Gabinete, ”con la finalidad de elaborar una propuesta de reordenamiento y creación de una instancia institucional, que contenga las funciones de asistencia, desarrollo y bienestar social”.

A pesar de que con estas iniciativas, el Gobierno logró realizar un riguroso diagnóstico del sector social que puso de manifiesto las falencias en la formulación y aplicación de sus políticas, e inició un proceso de reordenamiento sectorial, destinado a agrupar los programas, proyectos y actividades de protección social en una sola dependencia jerárquica, a efectos de promover un uso más racional y efectivo de los recursos asignados a las políticas de protección social; por diferentes razones que no abordaremos en este artículo, no se alcanzó este objetivo.

La nueva gestión de gobierno del PLD, que encabeza el Lic. Danilo Medina Sánchez siendo coherente con su propósito de colocar “las grandes mayorías populares en el centro de todas las políticas: especialmente de las políticas económicas y sociales”, ha desarrollado con éxito un conjunto de iniciativas de política social que, a corto y mediano plazo, tendrán repercusiones muy positivas en el combate frontal de la pobreza y la desigualdad social. Sin embargo este loable esfuerzo del Presidente Medina, se ve amenazado por la ausencia de una adecuada articulación en la implementación de las políticas de protección social; prevalecen aún la duplicidad de esfuerzos, dispersión de recursos e incoherencias en las intervenciones en esta materia.

Por tal razón creo que, tal como se esboza en el Plan de Gobierno de la gestión del Presidente Medina, “para asegurar el alcance de las metas sociales, la adecuada ejecución de las intervenciones intersectoriales y focalizadas e institucional”, es una tarea urgente la creación del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, con el cual se reorganicen y reagrupen las diferentes dependencias del gobierno central que ejecutan políticas de protección social, con miras a construir un Sistema de Protección Social equitativo, eficiente, coherente y racional.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas