Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó hoy por insuflar nuevos aires a la industria turística nacional, entre otros aspectos, reduciendo la estancia de los viajeros en los aeropuertos.

He ordenado a los secretarios de Seguridad Nacional y de Comercio un plazo de cuatro meses para presentar un plan que agilice el proceso de entrada y reduzca tiempos de espera en las terminales aeroportuarias, explicó el mandatario.

Pretendemos trabajar con los aeropuertos, aerolíneas, grupos hoteleros, estados y ciudades para hacer más y mejorar la experiencia de los viajeros, disminuir los tiempos de espera para quienes entran al país, sin comprometer nuestra seguridad, agregó.

El gobierno de Obama intenta reducir el lapso para efectuar los trámites aduanales y de migración, los cuales demoran una hora o más en la actualidad, mediante la automatización del control de pasaportes, el aumento de personal y la capacitación del sector privado.

Según el Ejecutivo, el aeropuerto de Dallas/Fort Worth, en Texas y el O’Hare de Chicago (Illinois) han reducido los tiempos de espera a un cuarto de hora para los extranjeros.

Hace dos años, el presidente tomó medidas para acelerar el procesamiento de visas de turista para visitantes de China y Brasil, lo cual redujo de forma considerable el tiempo de espera para que ciudadanos de esas dos naciones muy pobladas reciban autorización para entrar al país.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, las autoridades establecieron férreos controles de seguridad y de inmigración lo cual multiplicó los obstáculos a los viajeros para ingresar a Estados Unidos.

Obama espera incrementar las cifras del turismo y pasar de los 70 millones de visitantes en 2013 a 100 millones para 2020.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas