Internacionales

Ottawa, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El gobierno de la provincia canadiense de Columbia Británica pidió disculpas a la comunidad china, tras admitir que allí se implementaron en el pasado políticas contra los inmigrantes y residentes de ese origen.

La primera ministra provincial, Christy Clark, presentó la víspera la disculpa oficial, después de casi un año de audiencias sobre el tema, destaca hoy un reporte de Radio Canada International.

Al menos 160 políticas discriminatorias racistas fueron impuestas en la historia de Columbia Británica contra los inmigrantes chinos, entre ellas el negarles el derecho al voto.

Aunque los gobiernos que aprobaron esas leyes actuaron con respaldo legal en su momento, ahora esas medidas son «inaceptables e intolerables», justificó Clark.

Los primeros inmigrantes provenientes de China llegaron a Victoria, la capital provincial, en la década de 1850 para sumarse a la fiebre del oro de Fraser Valley.

En 1872 Ottawa les prohibió votar, interdicción que fue levantada solamente en 1949 en Columbia Británica.

Durante el decenio de 1880 la construcción de los ferrocarriles de la Canadian Pacific empleaba a miles de inmigrantes chinos, pero una vez completada la obra, en 1885 se les aplicó un impuesto de 50 dólares a cada ciudadano de esa nación que quisiera viajar al país.

La medida se tomó con la intención de desalentar esa inmigración, al punto que en 1903 ese monto fue elevado a 500 dólares, que en la época era una verdadera fortuna, recuerda el artículo.

Se calcula que unos 82 mil inmigrantes chinos pagaron ese impuesto hasta que una Ley de Exclusión entró en vigor en 1923, prohibiendo específicamente todo éxodo proveniente del territorio asiático hasta 1947.

Las restricciones a la inmigración china se mantuvieron vigentes hasta 1967.

En 2006 el gobierno federal ofreció una disculpa y una indemnización a los sobrevivientes de la comunidad chino-canadiense que se vieron obligados a pagar ese impuesto «head tax».

Semejante restitución le permitirá a Canadá superar las sombras de sus errores pasados, explicó la administración del primer ministro conservador Stephen Harper, quien pidió disculpas formalmente en el Parlamento y ordenó un pago simbólico a cerca de 400 sobrevivientes o sus viudas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas