Del Partido

El Secretario de Asuntos Agropecuarios del PLD, Salvador (Chío) Jiménez, expresó su preocupación por la amenaza que representa para los productores nacionales la entrada en vigencia del desmonte arancelario de los productos agropecuarios contemplados en el DR-CAFTA a partir del 1ero de enero del año 2015.

Jiménez, en sus declaraciones manifestó su respaldo a la iniciativa del Senado de la Republica, en el sentido de la conformación de una comisión para escuchar los diferentes sectores productivos que serian afectados por la decisión.

Expresó que muchos seminarios, conversatorios, reuniones han sido efectuados desde la firma en el 2004 del DR-CAFTA así como de su entrada en vigencia en el 2006, “Sin embargo, la realidad de los hechos es que, pese a los grandes esfuerzos realizados por los sectores productivos y las autoridades en la materia, todavía la agropecuaria nacional está muy distante de estar en capacidad de competir en un mercado abierto con los productores de los Estados Unidos de Norteamérica, nuestro principal socio comercial”, apuntó el también miembro del Comité Central del PLD.

Sostiene que la agropecuaria nacional ha logrado avances significativos en los últimos años en materia de políticas públicas, acceso a tecnología, nuevas variedades y razas bovinas, producción especializada para nuevos nichos de mercados, sanidad e inocuidad, capacitación de los productores, etc.

“No obstante, en relación con los costos de producción es poco lo que pueden hacer nuestros productores debido a que, prácticamente, todos los insumos de producción son importados (maquinarias y equipos, combustibles, lubricantes, fertilizantes, herbicidas, insecticidas, fungicidas, semillas, maíz, sorgo, medicinas, vitaminas, etc.)” detalló Jimenez y que el PLD divulgó en un despacho periodístico de su Secretaría de Comunicaciones.

Considera que es grave el problema de los costos de producción que en algunos rubros, como el caso del arroz, aún pagando el arancel de protección de 99% que contempla el DR-CAFTA para los primeros 10 años, los productores nacionales no pueden competir en precio en el mercado local con las importaciones.

Por su parte, los productores de los Estados Unidos no solo tienen unos costos de los insumos de producción sustancialmente más bajos que los nuestros, sino que reciben altos subsidios del gobierno americano por vías del financiamiento, asistencia técnica, incentivos a las exportaciones, etc.

“Tan altos son los subsidios que reciben los productores de las grandes potencias o países desarrollados que no ha podido concluir la Ronda de Doha (continuación de la Ronda de Uruguay) sobre la liberalización del comercio agrícola de la Organización Mundial del Comercio (OMC), celebrada en noviembre de 2001”., declaró Jiménez explicando en esa ronda se puso el año 2013 como la fecha límite para la eliminación total de la protección a la agricultura por vía de los subsidios directos a los productores o de subsidios a las exportaciones.

Precisó que tampoco parece que lo hará en el mediano y largo plazo ya que nadie parece estar dispuesto a despojar a sus productores de los subsidios que perciben.

“No hay la menor duda de que la entrada al país de productos agropecuarios libre de arancel, como sería a partir del año 2015, pondrá en peligro inmediatamente la seguridad alimentaría que la República Dominicana ha exhibido en los últimos años” advirtió el ex ministro de agricultura.

Expresó también que los productores nacionales tienen muy poca probabilidad de poder competir con los productores norte americano en el corto, mediano o largo plazo bajo los términos actuales del DR-CAFTA.

Finalmente, el titular de la Secretaría de Asuntos Agropecuarios del Partido de la Liberación Dominicana señaló que para preservar nuestra producción agropecuaria sería necesario que el Estado Dominicano agote todos los medios institucionales y legales a fin de poder plantear a nuestra contraparte una revisión del DR-CAFTA en condiciones más equitativa para beneficio de nuestros productores.

Noticias Relacionadas