Internacionales

Nuevo escándalo de ultraderecha francesa por apología del nazismo

París, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El partido de ultraderecha francés Frente Nacional (FN), ganador de las elecciones europeas, está inmerso en un nuevo escándalo luego de que su fundador, Jean-Marie Le Pen, hiciera otra apología del régimen nazi.

Al responder a las críticas hacia el FN de parte de algunos artistas, entre ellos el cantante francés de origen judío Patrick Bruel, el presidente de honor de la organización afirmó que «la próxima vez haremos una horneada», una alusión a los crematorios en los campos de concentración.

Las declaraciones provocaron el repudio de organizaciones defensoras de los derechos humanos y obligaron a la actual presidenta del FN, Marine Le Pen, y a otros dirigentes del partido a tratar de desmarcarse de esas afirmaciones.

Marine, quien ha intentado maquillar la imagen de esa formación de extrema derecha, calificó como una falta política las declaraciones de su padre, actual diputado al Parlamento Europeo.

Para tratar de justificarlo, dijo estar segura que hubo una interpretación mal intencionada de sus palabras.

Mientras, organizaciones como SOS Racismo y el Movimiento contra el Racismo y por la Amistad entre los Pueblos (Mrap) anunciaron la presentación de denuncias contra Le Pen por promover el odio y la violencia antisemita.

Para el Mrap, las afirmaciones del presidente de honor del FN reflejan la visión ideológica de la dirección de ese partido.

En su página en Facebook, el cantante Patrick Bruel, agredido por Le Pen, afirmó que los delirios y provocaciones de ese individuo no lo hieren personalmente a él, sino a las más de seis millones de personas que murieron en los campos de concentración.

Bruel expresó su preocupación porque los franceses no quieren recordar que el Frente Nacional es una herencia del partido nacionalista de extrema derecha xenófoba, antisemita y habitualmente clasificado en la corriente neofascista.

Durante las recientes elecciones para la eurocámara, el FN quedó en primer lugar, con 25 por ciento de los votos, por delante de la conservadora Unión por un Movimiento Popular, con 21, y el gubernamental Partido Socialista, con 14.

El presidente del FN ha sido condenado en varias ocasiones por su incitación al odio racial y negación de crímenes contra la humanidad, como cuando declaró que las cámaras de gas sólo fueron «un detalle en la historia».

A fines de mayo último, al referirse al incremento de la migración en Francia afirmó que «el señor ébola puede solucionar el problema en tres meses».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas