Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La deportación de Estados Unidos amenaza a miles de niños inmigrantes que llegaron solos al país en los recientes meses, aseguran hoy fuentes oficiales y grupos de defensa de derechos humanos.

Considerado como una crisis humanitaria por el gobierno del presidente Barack Obama, el arribo de más de 47 mil menores desde octubre pasado hasta mayo destapó una nueva arista a la falta de una reforma de las leyes migratorias estadounidenses.

El Secretario de Seguridad Nacional Jeh C. Johnson fue puntual este domingo cuando dijo que si un menor es arrestado al cruzar la frontera de forma ilegal «será acusado de violar las leyes migratorias de Estados Unidos y se iniciará un proceso de deportación en su contra».

El castigo se aplicará porque los menores no cuentan con permisos para quedarse en el país del norte, algo que no parece importarles a los miembros del Congreso que dilatan durante años un acuerdo que solucione el problema de forma integral.

Tal como ocurre el fenómeno ahora, la mayoría de los menores no cumplen con los requisitos para pedir asilo, indicó Johnson el domingo.

El funcionario advirtió que solo es un rumor que habrá excepciones a la actual legislación migratoria o su proyecto de reforma, en estudio en el Congreso, y que contemplarían una regularización futura para quienes hayan entrado en el país siendo niños.

Los miles de menores que llegaron no califican para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (Deferred Action for Childhood Arrivals), más conocido como DACA, pues este solo contempla que entró al país antes del 15 de junio de 2007, hace siete años.

Por otra parte, algunos análisis sitúan el inicio de la crisis en las calles de Honduras y El Salvador, donde la inseguridad y las presiones de pandilleros de las maras MS 13, entre otros, motivó el intento de padres inmigrantes que están en Estados Unidos a traer a sus vástagos.

Por lo pronto, aparte de los abusos en los centros de confinamiento, el futuro más cierto para los pequeños inmigrantes es la deportación.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas