Economía

Santa Cruz, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, consideró imperante el establecimiento de un nuevo orden mundial más inclusivo, seguro, respetuoso del medioambiente y libre de las prácticas financieras que conllevaron a la crisis económica global.

Al intervenir en la Cumbre del Grupo de los 77 más China (G-77) -con sede en la ciudad boliviana de Santa Cruz- la mandataria suramericana aseveró que la situación actual está mucho peor y vulnerable que hace apenas un año atrás.

En su opinión, la humanidad está ante una fragilidad si persiste el orden mundial basado en poderes hegemónicos que no abordan de manera racional los problemas del planeta.

«Esto es una distorsión total y absoluta (…) en este largo capitalismo que vive el mundo dominado por los capitales financieros, tenemos una nueva categoría que es la exclusión, ya los hombres y mujeres no son importantes», puntualizó.

Para Fernández es clave que el G-77 se pronuncie contra la extorsión, la dominación y la generación de dinero ficticio, porque el modelo se volvió sistémico y atenta contra la estabilidad económica y desarrollo de las fuerzas productivas en la mayoría de los países, principalmente en los subdesarrollados.

Precisó que el nuevo orden mundial debe incluir la planificación de riesgos y si se dilatan las respuestas y las soluciones, entonces habrá más pobreza, desempleo y desigualdad social.

También consideró necesario las reformas en el consejo de seguridad de la Organización de Naciones Unidas y rechazó la uniliteralidad en la toma de decisiones sobre cuestiones de interés internacional.

«El unilaterialismo no es conveniente para nadie, ni para quienes lo ejercen porque no permite visualizar los problemas (…) es la forma más rápida de equivocarse», denunció.

Asimismo, Fernández catalogó como una vergüenza la existencia de 17 enclaves coloniales en el planeta y agradeció la solidaridad del G-77 en la lucha de su Gobierno contra Reino Unido por las islas Malvinas.

Destacó, en especial, el respaldo de Cuba durante la lucha de independencia de Angola, al puntualizar que los pueblos latinoamericanos creen en los valores de la libertad, democracia e independencia de cada territorio.

La presidenta argentina encabeza la delegación de su país en la Cumbre del G-77, que cerrará sus sesiones este domingo con la aprobación de la declaración de Santa Cruz.

De acuerdo con el coordinador del foro, Reymi Ferreira, el documento final será uno de los más completos en la historia del Grupo porque incluirá propuestas para erradicar en plazos más cortos problemas globales como desarrollo, pobreza y cambio climático, entre otros.

El evento se realiza en coincidencia con el 50 aniversario de la creación del bloque, que agrupa a 133 naciones en desarrollo de Asia, África, Oceanía, y América Latina y el Caribe con el propósito de promover sus intereses colectivos económicos, mejorar su capacidad conjunta de negociación del sistema de la ONU e impulsar la cooperación Sur-Sur.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas