Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Una organización de ex agentes de patrullas fronterizas estadounidenses acusó hoy al Gobierno federal de preparar de forma deliberada y con fines políticos un flujo inusitado de niños inmigrantes a Estados Unidos.

«Esta no es una crisis humanitaria, sino un asalto predecible y orquestado por parte de nuestros líderes que pone en riesgo de forma intencional a menores de edad», señala la declaración de la Asociación Nacional de Exoficiales de las Patrullas Fronterizas.

El grupo señala que resulta increíble creer que miles de menores sin acompañantes lleguen a Estados Unidos desde Centroamérica sin el estímulo y asistencia del Gobierno federal norteamericano, añade el texto.

Los republicanos culpan a las políticas migratorias de Barack Obama por el aumento del arribo de indocumentados a territorio estadounidense, en particular de la llegada de más de 33 mil menores solamente al estado de Texas en los últimos ocho meses.

La cadena Fox News informó que obtuvo un memorando en el cual un alto funcionario del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras reconoce que la actual política migratoria del Ejecutivo sirve como incentivo para que los indocumentados entren en territorio estadounidense.

Medios de prensa del estado de Arizona reproducen una declaración de la gobernadora de ese territorio, Jan Brewer, quien dijo que esta situación fue creada artificialmente por el Gobierno federal.

Por otra parte, el Comité de Trabajo, Salud y Servicios Humanos del Senado federal aprobó este martes un proyecto de ley que otorga casi dos mil millones de dólares para enfrentar el cruce masivo de la frontera por los menores sin sus padres, pero la propuesta tendrá que ir al plenario de esa instancia legislativa.

Según datos de las autoridades estadounidenses, desde octubre de 2013 la Patrulla Fronteriza detuvo más de 47 mil niños que intentaban pasar la frontera, la mayoría de ellos provenientes de Centroamérica, y para el actual año las cifras podrían rondar los 90 mil ingresos de menores.

Con el objetivo de enfrentar esta situación, la administración Obama habilitó tres albergues de emergencia en bases militares de Texas, California y Oklahoma, a donde llegan los infantes tras ser procesados en Nogales, Arizona, y otros puntos de entrada al país.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas