Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Organizaciones de derechos civiles y defensoras de inmigrantes interpusieron hoy una querella contra autoridades aduanales de Estados Unidos debido a supuestos abusos y vejaciones contra menores en centros de detención para inmigrantes.

Abuso verbal, físico y sexual, golpes y posiciones de castigo, negación de cuidado médico, detención en cuartos helados por períodos prolongados, celdas hacinadas y poco higiénicas, negación de comida y agua o alimentos servidos en mal estado, son algunas de las acusaciones.

Las denuncias fueron recogidas de marzo a mayo de este año por varias organizaciones de asistencia legal y de derechos civiles en nombre de 116 niños emigrantes arrestados en la frontera.

La queja presentada el miércoles contra el Departamento de Seguridad Nacional, que incluye a la controvertida Patrulla Fronteriza, exige reformas inmediatas ante la crisis humanitaria causada por el creciente aumento de niños cruzando solos la frontera.

Uno de los reportes da cuenta de una niña de 15 años que refirió fue violada y golpeada por un agente al ser detenida y el de otra guatemalteca de igual edad que llegó con su hijo de dos años y se le obligó a limpiar los baños.

Casi la mitad de los menores explicó que se le negó cuidado médico y más de la mitad reportó algún tipo de abuso verbal.

Uno de cada cuatro niños adujo haber sido blanco de algún tipo de abuso, desde agresión sexual hasta empujones, patadas y puñetazos.

La queja de 25 páginas también destaca la preocupación de las organizaciones por el cumplimiento de las leyes, el uso de grilletes y condiciones inhumanas en los centros de detención.

En varias ocasiones, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) ha denunciado que la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza viola los derechos constitucionales de ciudadanos e inmigrantes.

Los agentes efectúan búsquedas y detienen a personas sin justificación, además de usar la ley de inmigración como pretexto para detenciones arbitrarias buscando posibles actividades criminales, alertó la ACLU a mediados de enero.

Algunos de los afectados refirieron ser objeto de interrogatorios y detención, búsquedas injustificadas, discriminación racial, acoso verbal y asalto físico, entre otras violaciones, agregó la organización no gubernamental.

Un estudio de la entidad independiente Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía, difundido por el diario Los Ángeles Times, criticó en febrero a los agentes aduanales por un excesivo uso de la fuerza letal en los recientes años.

La Patrulla Fronteriza ha mostrado falta de diligencia en sus investigaciones internas y en algunas ocasiones los agentes han creado pretextos para abrir fuego, señaló el texto que contabilizó 67 incidentes violentos de enero de 2010 a octubre de 2012.

Veinte legisladores estadounidenses, en su mayoría latinos, exigieron a fines de noviembre a la entidad reformar sus prácticas y restringir el uso de la fuerza en la frontera, tras varias denuncias por abuso de sus competencias.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas