Internacionales

París, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Autoridades de salud francesas llamaron hoy a incrementar los controles tras detectarse 47 infectados con la llamada fiebre de Chikungunya en el territorio metropolitano, que comprende la parte continental más la isla de Córcega.

El virus, transmitido por mosquitos, es similar al dengue y produce elevadas temperaturas, dolores articulares y de cabeza, náuseas, fatiga y erupciones cutáneas.

Aunque todos los casos registrados contrajeron el mal en los territorios de ultramar, el médico Harold Noel, del Instituto de Vigilancia Sanitaria, considera que este año el riesgo de epidemia es real.

Los especialistas basan su diagnóstico en la cantidad importante de personas infectadas que viajan al continente desde los departamentos galos en el Caribe.

En Martinica, por ejemplo, se contabilizaron 37 mil 720 casos, lo cual representa el ocho por ciento de la población, mientras que en Guadalupe hay 28 mil 320 infectados, un siete por ciento del total de habitantes.

Otro factor de riesgo es que el mosquito Aedes albopictus, una de las especies transmisoras, está presente en el sur de Francia, en regiones como Córcega, Languedoc-Rousillon, Midi Pyrénees, Aquitania y Rhone Alpes.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas