Cultura

“La reina del bolero” María Luisa Landín, fallecida recientemente en México vivió en la República por una década, profesando un gran cariño por el pueblo dominicano.

La información fue ofrecida por el Euclides Gutiérrez Félix, quien agregó que Landín se amancebó con un hermano de la cantante
Casandra Damirón y montó un salón de belleza en la avenida Bolivar esquina Juan Isidro Jiménez.

María Luisa Landín falleció el pasado domingo, a los 92 años de edad, a causa de una neumonía con insuficiencia respiratoria.

La llamada “Reina del bolero” se encontraba retirada de los escenarios desde hace más de dos décadas y vivía en la ciudad de México, en compañía de su única hija, Graciela Ibáñez Landín. Le sobreviven su hija Graciela, su nieta Graciela Elizabeth y su bisnieta Renata.

Gracias a su inigualable voz e interpretación, María Luisa Landín logró ganarse el mote de “La reina del bolero” y ganó fama por la canción “Amor perdido”, de la autoría del puertorriqueño Pedro Flores, una de las más sonadas en la década de los 50 en América Latina, incluyendo a República Dominicana.

A finales de los años setenta, el escritor mexicano Carlos Monsiváis (1938-2010) escribió el libro titulado “Amor Perdido”. En la dedicatoria escribió “En tus manos encomiendo el epígrafe”, y transcribió la letra del tema de Pedro Flores, interpretada por María Luisa.

“Amor perdido”, tema de la autoría del compositor puertorriqueño Pedro Flores, es considerado, después de la canción “Las Mañanitas”, del folklore mexicano, como la composición mas tocada en la historia de la radiodifusión mexicana, y una de las más difundidas en las emisoras de América Latina.

María Luisa Landín vino a Republica Dominicana en distintas ocasiones, a las celebraciones de las semana aniversario, de la Voz Dominicana, donde siempre fue una de las figuras estelares.

También vino en varias oportunidades, para actuar en diferentes centros nocturnos.

Noticias Relacionadas