Internacionales

San Salvador, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El gobierno salvadoreño expresó su preocupación por el creciente número de menores de edad migrantes no acompañados localizados recientemente en la frontera sur de Estados Unidos, y pidió les respeten sus derechos.

De acuerdo con datos oficiales, de mil 200 casos de niños, niñas y adolescente en estas condiciones, gran parte provienen de Guatemala y Honduras y 379 son salvadoreños.

A través de la cancillería, el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral y de la Adolescencia y el Ministerio de Educación, en conjunto con Unicef, expresaron su profundo interés en que sean respetados los derechos de esos niños. Hicieron un llamado a tener en cuenta que esos infantes, con independencia de su situación migratoria, son sujetos de derechos, por lo que todos los estados deben asegurar su bienestar, cuidado, seguridad y protección en todo momento, sin distinción alguna.

El Gobierno manifestó que se les debe procurar la reunificación familiar como una garantía del bienestar con apego a los procedimientos que cada país determine según su legislación, siempre y cuando se garantice el debido proceso y bajo el espíritu de la Convención de los Derechos del Niño.

Advirtió, en conjunto con las entidades citadas, que el tránsito migratorio irregular, los expone a un alto riesgo de ser víctimas de vulneraciones graves a sus derechos a la seguridad e integridad personal y hasta de su vida. Pues, añadió, muchas veces se le confía su destino a sujetos que ilegalmente se lucran del tráfico de personas.

«Exhortamos a los padres, madres y otros familiares de cargo de niños, niñas y adolescentes a abstenerse de poner en riesgo su vida e integridad personal a través de la migración irregular», señala el comunicado. Destacó la importancia de los Estados mantengan una coordinación fluida, permanente y eficaz ante cualquier acción emprendida para evitar este tipo de situaciones.

«Reconocemos que el fenómeno de la migración irregular de niños, niños y adolescentes es multicausal, por lo que el Gobierno de El Salvador se compromete a intensificar la coordinación interinstitucional para responder de manera conjunta a los diversos factores que inciden en este fenómeno», concluyó.

El presidente, Salvador Sánchez Cerén, tendrá el viernes un encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, con quien tratará este tema, así como la necesidad de una reforma migratoria.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas