Economía

Diez años más tarde de que el presidente Leonel Fernández anunciara la construcción del Metro de Santo Domingo, un cuarto de millón de capitaleños se trasladan diariamente en este sistema de transporte que parte la ciudad en cruz, tocando toda su periferia. Mientras la obra continúa en permanente expansión y los usuarios dan ejemplo de comportamiento civilizado, República Dominicana pone un pie en la modernidad y se coloca a la vanguardia.

Consciente de los retos por delante en materia de tránsito y transporte, el ingeniero Leonel Carrasco, subdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), habla con orgullo de la historia y el futuro de un proyecto que vio nacer, crecer y multiplicarse. El no duda para afirmar que “el Metro de Santo Domingo es la obra más importante que ha realizado el Partido de la Liberación Dominicana en el gobierno”.

Un poco de historia

Como parte del equipo de ingenieros bajo el mando de Diandino Peña, Carrasco estuvo desde las primeras trazas que se tiraron. “A inicios del mandato 2004–2008, nosotros iniciamos este proyecto y ya en el 2005 teníamos muchos preestudios realizados. Tuvimos unos primeros pasos muy tortuosos, difíciles, porque el presidente Fernández quería estar seguro antes de embarcarse en un proyecto de esta magnitud”.

Cuenta Carrasco que el 27 de Febrero de 2005 fue cuando el presidente Leonel Fernández anunció definitivamente la construcción del Metro de Santo Domingo. Para entonces ya el equipo de ingenieros tenía un trabajo adelantado. “Entonces – cuenta – ahí se empieza la consulta y enviaron a un grupo de ingeniero a otras latitudes a ver el sistema de transporte que fuese conveniente. Nosotros mismos fuimos a Curitiva, en Brasil, a Colombia, a Quito, Buenos Aires y Santiago de Chile, entre otras ciudades de América, a estudiar el sistema de transporte”.

El Metro toca todo el perímetro de Santo Domingo, desde el Río La Isabela hasta el mar Caribe, y desde límite de Santo Domingo Oeste, la Avenida Luperón con John Kennedy, hasta el limite del Santo Domingo Este: el Río Ozama.

“Las recomendaciones que trajimos – argumenta – es que las avenidas de Santo Domingo son muy estrechas y que un sistema al modo del Transmilenio de Bogotá y el sistema de Curitiva en Brasil, era muy cuestarriba desde el punto de vista de que había que hipotecar un par de carriles y nosotros no tenemos avenidas generosas con muchos carriles, nada más tenemos la Luperón un tramo de la avenida Kennedy y un tramo de la 27. Con eso llegamos a 5 carriles y es muy fuerte hipotecar dos carriles por cada avenida, para la carga de tráfico que tienen”.

Recomendaron al presidente Fernández que un sistema de Metro era lo más conveniente para la ciudad de Santo Domingo y entonces comenzaron las consultas a sectores ligados al transporte y a las fuerzas vivas del país. “Tuvimos que hacer muchas conferencias, muchos seminarios que culminaron con una conferencia internacional en el Banco Central, donde vinieron más de 10 países con experiencia de metros y en sistemas de transporte rápido o BRT (por sus siglas en ingles: Bus Rapid Transit).

Aunque inicialmente se quería que la Linea 1 atravesara la ciudad de Este a Oeste por la Avenida John F Kennedy, por un asunto más político que técnico, se decidió hacer la línea Norte – Sur. “Hicimos 16 paradas y 14 kilómetros y medio de distancia, desde la entrada de Vila Mella hasta el Centro de los Héroes. Este proyecto nos costó mucho sacrificio, mucho esfuerzo y mucha valentía sobre todo de ese segundo gobierno de Leonel Fernández porque fuimos torpedeados fieramente por la oposición política”.

El subdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) habla sobre el pasado y el futuro de este sistema de transporte que califica como seguro, económico y rápido.



Hasta que el 27 de febrero del 2008, un grupo de ingenieros encabezados por el ingeniero Diandino Peña cruzaron el río Isabela con el Presidente Fernández llenos de banderas y todas las fuerzas de la nación. “Llegamos triunfantes hasta la parada Mama Tingó en Villa Mella. El presidente Fernández en el 2007 ante las cámaras legislativas había anunciado que él iba a dar ese paseo desde el Centro de los Héroes. Al poco tiempo la Línea 1 andaba frisando los 100 mil pasajeros diarios”.

La Línea 2 que va por la avenida John F Kennedy, cuenta con 13 kilómetros de longitud y 13 paradas. Esta segunda ruta que fue inaugurada el 4 de abril del 2013 por Presidente Danilo Medina, es más renovada que la Línea 1, que es una línea mixta, ya que va por encima y por debajo de la calzada. Mientras que en la Línea 2 todo va por debajo de la calzada.

“Actualmente en el gobierno del Presidente Medina estamos haciendo el tramo B de la Línea 2 para llevarlo de Gualey y Los Guandules hasta Los Mina donde se cruzan las carreteras de la San Vicente de Paul y la antigua Carretera Mella que hoy lleva el nombre de Boulevar Pedro J. Lama. Este tramo tendrá cuatro paradas y cruzará el río Ozama”.

Cifras del Metro

Según Carrasco, la Línea 1 costo 700 millones de dólares, en tanto que la Línea 2 salió por al rededor de 835 millones de dólares, teniendo 3 estaciones menos y teniendo un kilómetro y medio menos. Esto así, explica, debido a que ésta va completamente por debajo de la calzada. La fase B, actualmente en construcción, cuenta con un presupuesto de 385 millones de dólares. “Nosotros pretendemos seguir en el Rating mundial de que este es uno de los metros que más barato ha costado”.

Actualmente, el subsidio del Estado al Metro de Santo Domingo asciende a 350 millones de pesos al año para el mantenimiento y operación, ya que los usuarios aportan 1,300 millones de pesos al año con el pago del servicio. “Yo creo que al día de hoy este sistema con 210 mil pasajeros diarios nos coloca en muy buena posición, ya que disminuye la carga al gobierno”.

Carrasco recalca que ningún metro del mundo es rentable. “La palabra rentable en el comercio quiere decir que deja beneficio, los metros no dejan beneficios pero pueden llegar a ser sustentables. Por ejemplo, el sistema de metro de Santiago de Chile y de Medellín, en Colombia. En Guadalajara también hay un tren eléctrico que es autosustentable”.

De todas formas, explica, siempre se necesita la ayuda del Estado para inversiones mayores, como la compra de trenes y las ampliaciones. “Todos los metros del mundo siempre son propiedad de los gobiernos por cuanto son obras magnas que requieren muchos fondos y que le dan solución permanente a las necesidades de transporte”.


Ventajas

Una de los principales aspectos positivos que trae como consecuencia el Metro es la disminución de las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero en muchos millones de toneladas al año. Además, ahorra en el consumo de gasolina y por supuesto en el tránsito. Pero además cabe mencionar otras ventajas que no se pueden cuantificar, explica Carrasco. “La tranquilidad y la calidad de vida que ha traído a sus usuarios”.

Por otro lado, el Metro también ha aportado valor a las vías por donde pasa. Tal es el caso de la Avenida Hermanas Mirabal que se ha ido convirtiendo en un Boulevard floreciente comercialmente. Igualmente, explica, ha pasado en la calle Correa y Cidrón con la construcción de la estación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Amín Abel Hasbum.

Uno de los sectores más beneficiados ha sido el estudiantado de diferentes instituciones educativas tanto media como superior. Además de la UASD, en el Metro se transportan comunidades educativas de la Escuela de Sordos Mudos, Colegio Calasanz, las universidades OYM , UNIREMOS, Dominico Americano. El metro también pasa por el frente de las universidades UTESA y APEC y a una cuadra de UNIBE. En tanto que la segunda línea pasa por el frente de los campus uno y dos la UNPHU.

Motivo de orgullo

Ingeniero Leonel Carrasco: “Nosotros pretendemos seguir en el Rating mundial de que este es uno de los metros que más barato ha costado”.

Carrasco considera que este sistema de transporte puesto en marcha por el PLD es motivo de orgullo para la nación y sus presidentes. El ha visto que los extranjeros que vienen de donde hay sistemas similares de transporte se han sorprendido de que una nación como la nuestra tenga un sistema tan renovado y organizado.

“Y en eso nosotros debemos agradecer al pueblo dominicano que se ha sabido comportar. Nuestro pueblo subestimado por muchos que quieren que nuestra nación fracase y ponen nuestro pueblo como un pueblo de analfabetos y salvajes. Bueno, pues ahí está el metro. Yo los invito hoy para que vean el comportamiento del pueblo en nuestro sistema de transporte”.

Carrasco señala que la obra más importante de toda la historia de la construcción dominicana se llama el Metro de Santo Domingo y ese lauro le corresponde al Partido de la Liberacion Dominicana (PLD) que ha sido valiente en eso.

Esta obra debe enorgullecer al CODIA y a todos los ingenieros dominicanos quienes tuvieron a su cargo la construcción de los túneles y las estaciones de esta obra. En cuanto a los rieles y la tecnología de punta, estuvo a cargo de franceses y alemanes, quienes también han transferido a República Dominicana el conocimiento de manejo y mantenimiento.

“Todavía tenemos contratos con compañías extranjeras de mantenimiento y parte de la operación del metro. Pero en verdad quienes manejan todos los trenes son nuestras chicas dominicanas, en su mayoría estudiantes de la UASD”.

El Metro de Santo Domingo es paradigmático en el área. “En días pasados –cuenta Carrasco–, se inauguró la primera etapa del Metro de Panamá y el presidente saliente, Ricardo Martinelli, dijo a todo pulmón que había copiado el Metro de Panamá del Metro de Santo Domingo. Hay otros países que hemos asesorado como Ecuador y Colombia, que nos ha invitado mucho a decir cuál fue la magia que se hizo acá”.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas