Fútbol

Sao Paulo. (Servicios especiales Vanguardia del Pueblo). La Copa América de Brasil. Perdón, la Copa del Mundo, en Brasil, entra a sus octavos de final.

Siete selecciones latinoamericanas figuran en el pelotón, incluyendo la del país anfitrión, la de mejor rendimiento en la primera fase (Colombia), la del genio Lionel Messi (Argentina), la del técnico más expresivo (México), la revelación (Costa Rica), la del jugador expulsado por morder a un rival (Uruguay) y la que eliminó al último campeón (Chile).

Como todos ya se saben de memoria, ninguna selección de Europa se ha podido proclamar campeona en territorio americano, así que Alemania, Holanda, Bélgica, Suiza y Grecia reman contra la corriente.

Pero no es recomendable descartar a Europa. Hace cuatro años, apenas tres europeos alcanzaron los cuartos de final y esos tres acabaron acaparando el podio de la neutral Sudáfrica: España, Holanda y Alemania. Seis latinoamericanos accedieron a octavos, y sólo Uruguay se coló entre los cuatro mejores.

En esta oportunidad, la presencia de un semifinalista sudamericano está asegurada, puesto que Brasil, Chile, Colombia y Uruguay quedaron instalados en el mismo sector de la llave de la segunda fase.

Mientras en España, Italia, Inglaterra y Portugal observan la refriega desde lejos, los europeos que sobreviven tratan de asimilar las condiciones peculiares de este Mundial. Mientras los seis equipos sudamericanos redondearon un 76% de efectividad en sus resultados de la primera ronda, los 13 cuadros europeos marcaron un 51%.

«Estamos en Brasil, así que los sudamericanos se pueden aclimatar mejor», comentó el técnico de Francia, Didier Deschamps. «Y quizás también el hecho que jueguen tan cerca de casa, con tantos de sus aficionados alentándoles, les han dado un plus de fuerza y energía».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas