Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Estados Unidos reforzará con más agentes la frontera con México a raíz de la crisis de niños inmigrantes solos, dijo hoy el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

Durante una audiencia en la Cámara de Representantes, el titular señaló que la medida está encaminada a manejar la afluencia de menores indocumentados mayormente procedentes de países centroamericanos como Honduras y El salvador.

La cifra de efectivos se elevará a 300, ya que 150 agentes fueron enviados desde zonas del Valle del Río Grande y otros 150 se agregarán en los próximos días, precisó Johnson.

El Departamento de Seguridad Nacional ha advertido que cerca de 90 mil niños no acompañados podrían tratar de entrar al país hasta finales de año, cifra que pudiera llegar a 127 mil en 2015.

Johnson negó la existencia de algún permiso para que los menores indocumentados que cruzan solos la frontera puedan quedarse en el país, mientras insistió en que serán deportados.

El funcionario criticó que traficantes de personas están exhortando a familias, en lo fundamental centroamericanas, a enviar a sus hijos a Estados Unidos, para acogerse a una supuesta entrega de la ciudadanía.

No existen salvoconductos para ellos, insistió.

De igual forma, Johnson alertó que los menores indocumentados que crucen la frontera no se beneficiarán con la futura aprobación de una reforma migratoria ni con el actual Programa de Acción Diferida (DACA por sus siglas en inglés).

Dicha iniciativa ha beneficiado hasta el momento a unos 600 mil jóvenes residentes sin papeles que llegaron al país cuando eran niños, los denominados dreamers.

La víspera, la Casa Blanca confirmó que desde octubre pasado unos 52 mil infantes han sido apresados en la frontera sur del país, tratando de llegar al país de forma ilegal.

Estimaciones oficiales indican que para fines de septiembre próximo, ese número podrían sobrepasar los 90 mil.

Las oleadas de niños no acompañados que arriban a esta nación norteña ha sido calificada por la administración del presidente Barack Obama como una crisis humanitaria urgente.

Hasta el momento, el gobierno habilitó tres bases militares en Oklahoma, Texas y California donde los menores permanecen recluidos.

Días atrás, medios de prensa como el diario Daily Mail denunciaron que miles de estos pequeños permanecen hacinados en celdas de concreto insalubres de la Policía Fronteriza, y duermen en el piso.

Las imágenes de infantes hacinados en refugios temporales han reanimado las críticas hacia la mayoría republicana en la Cámara baja, reacia a avanzar en la discusión de modificaciones a las leyes de inmigración y naturalización.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas