Economía

Mercosur tras una gran zona económica regional

Caracas. Los presidentes de los países del Mercosur acordaron el martes dar los pasos necesarios para la pronta entrada en funciones del Banco del Sur y respaldaron la creación de una gran zona económica regional en la cumbre del bloque en Caracas, reunión en que Argentina pasó a ocupar la presidencia del grupo

En la declaración final del encuentro cumbre los líderes del Mercosur “se comprometieron a seguir avanzando en los pasos necesarios” para que entre en funciones el Banco del Sur y señalaron “la importancia de articular vías de cooperación” y acercamiento al proceso de creación de la entidad financiera que constituirá el grupo de países emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) con miras al “aprovechamiento de las potencialidades y oportunidades conjuntas”.

Estas acciones, dijeron, apuntan a ir “reduciendo la dependencia de los grandes centros de poder financiero que afectan el manejo soberano de nuestras economías”.

En un discurso durante la inauguración del evento en la sede de la cancillería venezolana, el presidente Nicolás Maduro agradeció el respaldo a la propuesta de su país de impulsar la creación de una gran zona económica integrada entre Mercosur, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Comunidad del Caribe (Caricom) y el programa de cooperación de Petrocaribe.

Esa iniciativa responde “a la necesidad de avanzar en la consolidación de espacios de articulación regional que permitan promover el desarrollo integral, enfrentar la pobreza y la exclusión social, basados en la complementación, la solidaridad y la cooperación”, señaló el escrito divulgado por la estatal Venezolana de Televisión.

En una declaración especial, los gobernantes ratificaron su apoyo “irrestricto” y solidaridad con Argentina en la lucha que libra contra los llamados fondos buitre.

La cumbre del Mercosur se celebró en medio de un tenso contexto para algunos de sus miembros, como Argentina, que está en medio de complejas negociaciones con tenedores de deuda le exigen pagar 1.500 millones de dólares. De no hallarse una solución, Argentina caería en mora el 30 de julio.

Expresaron “que de ninguna manera puede considerarse un proceso de mora cuando un país solvente y líquido realiza puntualmente los pagos y se les bloquea el cobro a sus bonistas”.

Manifestaron “su más enérgico rechazo al accionar de estos fondos… cuyo modelo de negocios obstaculiza el logro de acuerdos definitivos entre deudores y acreedores, poniendo en riesgo futuras reestructuraciones de deuda soberana y la estabilidad financiera internacional”.

En otro documento aprobado, los mandatarios expresaron su “profunda preocupación por la detención de niños sin documentos ni acompañantes adultos, procedentes en especial de países de Centroamérica, en la frontera sur de los Estados Unidos”.

Denunciaron que los niños “al ser detenidos son alojados en refugios improvisados, incluso en bases militares, en condiciones insalubres y de hacinamiento que vulneran su integridad física y psicológica” y ofrecieron apoyar a los gobiernos de los países de Centroamérica en los esfuerzos de protección de los derechos humanos de esos menores.

Los presidentes de Venezuela, Maduro; de Brasil, Dilma Rousseff; de Argentina, Cristina Fernández; de Uruguay, José Mujica; y de Paraguay, Horacio Cartes, también condenaron “manera enérgica el uso desproporcionado de la fuerza por parte del ejército israelí en la Franja de Gaza, que afecta mayormente a civiles” y “condenaron igualmente cualquier tipo de acciones violentas contra poblaciones civiles en Israel”.

Hicieron además “un llamado a la comunidad internacional para ejercer la debida presión en favor de un cese el fuego inmediato y duradero, y a la pronta restauración del diálogo como única salida al conflicto”.

Maduro, quien viene de enfrentar fuertes tensiones por las protestas callejeras en Caracas y otras ciudades entre febrero y mayo, entregó durante la cumbre la presidencia temporal del Mercosur a Fernández.

Esta reunión marcó el regreso de Paraguay al bloque tras su suspensión en junio del 2012 debido a la destitución del presidente Fernando Lugo por el Senado paraguayo. La suspensión fue levantada después que Cartes asumió el poder en agosto del 2013.

La anterior cumbre del bloque se realizó en Montevideo en julio del 2013.

El politólogo y consultor internacional venezolano Carlos Romero dijo que aunque el Mercosur enfrenta una “situación crítica” debido a las divergencias que han surgido entre algunos de sus miembros, el escaso desarrollo del comercio intrarregional y las dificultades internas que enfrentan algunos de los socios esta cumbre podría representar una
oportunidad para reanimar el bloque.

“A veces las situaciones críticas pueden poner el dedo en la llaga y por lo tanto va a ser obligante tomar algunas decisiones que son de materia comercial arancelaria”, agregó.

últimas Noticias

Noticias Relacionadas