Internacionales

Brasilia, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La Cumbre del Brics, el encuentro con líderes suramericanos y la cita China-Celac, celebradas esta semana en Brasil, imprimen un cambio al sistema financiero internacional y crean nuevas oportunidades para el desarrollo del Sur.

En estas reuniones y foros los mandatarios de las principales naciones emergentes (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y los latinoamericanos diseñaron importantes estrategias y dieron sólidos pasos que favorecerán el avance de proyectos de cooperación, comercio e inversión en América Latina y el Caribe.

El grupo del Brics anunció la creación del nuevo Banco de Desarrollo y de Fondo de Reserva, que contribuirán a financiar programas de infraestructura sustentables de países en desarrollo y asegurar la estabilidad financiera del bloque emergente.

Ambas instituciones apuntan a introducir cambios en sistema financiero mundial, diseñado en 1944 en el complejo hotelero de Bretton Woods, Estados Unidos.

Precisamente, la declaración conjunta aprobada en esa cita muestra la decepción de las cinco economías emergentes por la incapacidad estadounidense para impulsar las reformas prometidas desde 2010 en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, se trata de un sueño convertido en realidad, consignado a compensar la insuficiencia de créditos de las principales entidades financieras globales.

Estas decisiones evidencian asimismo la fortaleza del Brics, formado por naciones con grandes poblaciones, un enorme territorio de casi 38,5 millones kilómetros cuadrados y una gigantesca cantidad de recursos naturales, además de representar cerca del 25 por ciento del Producto Interno Bruto global.

La jefa de Estado de Brasil saludó igualmente la cita entre el presidente chino, Xi Jinping con sus homólogos del cuarteto de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y otros líderes suramericanos, en la cual se acordaron líneas de financiamientos para proyectos de infraestructuras.

Las partes convinieron en crear el Foro de Cooperación China-Celac, un mecanismo que garantizará la discusión de temas diversos con el propósito de acercar posiciones y contribuir a la ampliación de los nexos, la estabilidad y el crecimiento inclusivo y la formación de un mundo multipolar.

Los mandatarios acordaron instaurar asimismo un Fondo de Cooperación China-América Latina y el Caribe para promover la colaboración, evitar los riesgos financieros, mantener la seguridad y la estabilidad con miras a facilitar el comercio y la inversión.

Esta reunión -según expertos- marcó un nuevo camino para profundizar el diálogo político, y desarrollar el comercio, la inversión y el desarrollo social y sostenible en Latinoamérica.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas