Internacionales

Nueva Delhi, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La India pidió hoy al Gobierno de Estados Unidos aclarar si autorizó a su Agencia de Seguridad Nacional (NSA) espiar a personas e instituciones nacionales, incluido el ahora gobernante Bharatiya Janata Party (BJP).

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Syed Akbaruddin, confirmó que se había convocado a un alto funcionario de la embajada norteamericana para pedirle explicaciones sobre el asunto, revelado por el Washington Post a partir de documentos filtrados por el excontratista de la NSA Edward Snowden.

El reporte asegura que el nacionalista BJP, ganador de las elecciones generales de mayo último, fue uno de seis partidos políticos extranjeros objeto de fisgoneo.

Akbaruddin dijo que de confirmarse, ese sería un hecho «altamente objetable», y que en el mensaje al Gobierno estadounidense se le había expresado «con claridad y lucidez» que la India estaba a la espera de una respuesta.

El portavoz se reservó el nombre del diplomático norteamericano citado a la Cancillería. Al frente de la legación, con carácter interno, está Kathleen Stephens desde la reciente renuncia de Nancy Powell como embajadora.

El encontronazo coincide con el inicio de una visita aquí del senador John McCain, primero de una relación de políticos estadounidenses deseosos de establecer una buena relación con la administración del nuevo primer ministro indio, el nacionalista Narendra Modi.

Los antecedentes no son los mejores, pues casi hasta el triunfo mismo del líder del BJP en las elecciones de mayo, el Departamento de Estado le mantuvo cancelada la visa debido a su eventual involucramiento en una matanza de musulmanes en 2002 en el estado de Gujarat, del cual era jefe de Gobierno.

Modi, por otra parte, no habrá olvidado que, según las revelaciones de Snowden, la India es el quinto más importante objetivo de Informantes sin Límites, una herramienta empleada por la NSA para extraer datos de Internet.

Solo en marzo de 2013 la NSA descargó de la red de redes 97 mil millones de «piezas de información» con fines de inteligencia, de los cuales 6,3 mil millones correspondieron a la nación surasiática, a la que Washington califica como uno de sus principales aliados globales.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas