Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El gobernador del estado norteamericano de Idaho, Clement Leroy Otter, pidió a la Casa Blanca que se abstenga de enviar a ese territorio los niños indocumentados que cruzan solos desde la frontera con México.

Otter envió una carta a la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Sylvia Mathews Burwell, al de Seguridad Interior, Jeh Johnson, y el director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración, Leon Rodríguez.

El funcionario republicano quiere actuar de forma preventiva para evitar complicaciones en este tema, a pesar de que hasta la fecha el gobierno federal no ha hecho una propuesta concreta a las autoridades de Idaho para enviarle menores inmigrantes detenidos por penetrar sin autorización a Estados Unidos.

El presidente Barack Obama tiene previsto reunirse mañana con sus homólogos de El Salvador, Guatemala y Honduras, para discutir este tema.

Por otra parte, el liderazgo republicano presentó la víspera en la Cámara de Representantes un plan que prevé cambiar una ley de 2008 y facilitar así el retorno forzoso a casa de los niños indocumentados.

Sin embargo, medios de prensa indican que esta propuesta, así como la solicitud de unos tres mil 700 millones de dólares formulada por Obama al Capitolio recientemente no serían valoradas por el Legislativo hasta septiembre próximo, después del receso estival que comienza a principios de agosto.

Según estadísticas oficiales, de octubre de 2013 a julio de 2014 más de 57 mil niños solos han cruzado la frontera, la mayoría procedentes de El Salvador, Honduras y Guatemala.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas