Internacionales

Ginebra. (Servicios especiales Vanguardia del Pueblo). – Las Naciones Unidas han lanzado una investigación internacional sobre las violaciones de los derechos humanos y los delitos que podría haber cometido Israel durante la ofensiva militar en la Franja de Gaza.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU condenó las acciones israelíes que, dijo, habían incluido «ataques desproporcionados e indiscriminados», como el bombardeo aéreo de áreas civiles, el castigo colectivo y la muerte de más de 650 palestinos.

Al final de una sesión de urgencia, el foro de 47 miembros adoptó una resolución presentada por los palestinos por 29 países a favor, 1 en contra (Estados Unidos) y 17 abstenciones (incluidos los nueve miembros de la Unión Europea).

«Vinimos aquí a intentar lograr junto con ustedes al menos la justicia mínima para los niños que han sido desmembrados, para los mujeres cuyos cadáveres yacen en las calles, para encontrar algo de justicia para quienes están siendo exterminados», dijo Ibrahim Khraishi, embajador de la misión observadora palestina a la ONU en Ginebra.

Israel y Estados Unidos, su aliado, rechazaron la investigación, calificándola como partidista y contraproducente ante los esfuerzos para lograr un alto el fuego. Israel tiene estatus de observador en las conversaciones.

El embajador de Israel Eviator Manor, en declaraciones antes de la votación, dijo en el foro: «¿Por qué cree este consejo que nombrar y avergonzar a Israel llevará a algún lado?».

«A lo largo de la escalada de acontecimientos, Israel ha actuado siempre con la máxima contención, comprometida plenamente con la legislación internacional en general y las leyes del conflicto armado».

Israel ha establecido su propia comisión especial de investigación «con un alcance más allá de lo que se necesita bajo la ley penal e internacional», dijo Manor.

«Hamás es el agresor. Hamás es el que está cometiendo crímenes de guerra. Abran los ojos a la realidad».

La alta comisaria de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, dijo que Israel podría haber cometido crímenes de guerra matando a civiles y bombardeando casas y hospitales durante su ofensiva de dos semanas en la Franja de Gaza.

Pillay también condenó el lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros contra Israel, afirmando que tales actos quebrantaban la legislación internacional.

Citando casos de ofensivas aéreas israelíes y lanzamiento de proyectiles contra casas y hospitales en el enclave costero, dijo: «Estos son sólo unos pocos ejemplos donde parece haber una fuerte posibilidad de que la ley humanitaria internacional haya sido violada, de una manera en que podría equivaler a crímenes de guerra».

«Cada uno de estos incidente debe ser investigado apropiada e independientemente», añadió.

Pillay, exjuez de crímenes de guerra de la ONU, dijo que cualquier advertencia por parte de Israel a los residentes de Gaza debe ser «clara, creíble y que dé el tiempo suficiente a la población a reaccionar».

Israel, que acusa al Consejo de parcialidad, boicoteó el foro de Ginebra durante 20 meses, reanudando la cooperación en octubre. Su principal aliado, el estado miembro Estados Unidos, también ha dicho que Israel está siendo injustamente señalada.

Durante el debate, israelíes y palestinos se acusaron mutuamente de crímenes de guerra, y ambos dijeron que sus acciones durante el asalto israelí sobre Gaza estaban dentro de la ley internacional.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas