Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Prominentes figuras musulmanas, entre ellas académicos, fueron espiados por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI), revelaron hoy documentos filtrados por el excontratista de la CIA Edward Snowden.

Según las filtraciones cinco musulmanes estadounidenses prominentes estaban incluidos en una lista de más de 7.000 direcciones de correo electrónico rastreadas por las agencias de espionaje de 2002 a 2008 bajo la autoridad legal conferida para enfrentar el terrorismo.

Entre los monitorizados estaban un abogado que trabajó en casos relacionados con el terrorismo, un profesor de la Universidad de Rutgers y un exmiembro del personal en la Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional durante la presidencia de George W. Bush, precisan los informes.

En la lista también figuró un exprofesor de la Universidad Estatal de California, que apoya la causa palestina y el jefe del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR), un grupo de defensa con sede en esta capital.

Medios de prensa destacaron hoy que los cinco negaron trabajar como agentes extranjeros o terroristas, la vez que dijeron que el espionaje pudo deberse a su raza y religión.

Las nuevas filtraciones despertaron reacciones de reacciones de condena de grupos de derechos civiles que compararon estas prácticas con la seguidas por el FBI contra los principales líderes de los derechos civiles, como Martin Luther King Jr. y Malcom X en décadas anteriores.

Según Vincent Warrant, directivo del Centro para los Derechos Constitucionales, el gobierno apunta a una organización por su actividad política legítima y confunde el apoyo pacífico para los palestinos y la igualdad de trato para los musulmanes en el país con una actividad sospechosa.

Pese a que este grupo pidió que el presidente Barack Obama y el Congreso actúen de manera inmediata para frenar la NSA, un comunicado emitido hoy por la Casa Blanca negó que sus actividades se basen en la política o la religión.

Es totalmente falso que las agencias de inteligencia de Estados Unidos lleven a cabo la vigilancia electrónica de figuras políticas, religiosas o de activistas por el mero hecho de que no están de acuerdo con las políticas públicas o critican al gobierno, o por ejercer derechos constitucionales, señaló un comunicado del Departamento de Justicia y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas