Internacionales

Buenos Aires, El gobierno argentino sigue valorando la posibilidad de llevar ante el Tribunal Internacional de La Haya el caso de los fondos buitre, pese a la negativa estadounidense, indicó el jefe de gabinete presidencial, Jorge Capitanich.

En conferencia de prensa Capitanich se refirió a un mensaje de la cancillería norteamericana a la Embajada argentina en Washington, que fue enviado la víspera de manera informal para encubrir su carácter oficial, en el que se expresa que el gobierno de ese país no aceptará que se dirima el conflicto en dicha corte.

El jefe de gabinete evitó dar precisiones sobre la forma en que actuará Argentina y expresó «no nos adelantemos», señalando que el proceso en torno a este caso por ahora seguirá ventilándose en Estados Unidos, dando a entender que la alternativa de llevar en el futuro el asunto ante los tribunales internacionales se mantiene.

En la nota del Departamento de Estado norteamericano se argumenta con tecnicismos el rechazo tajante a aceptar que la Corte Internacional de La Haya tenga jurisdicción en este caso, a pesar de la gravedad del mismo y su incuestionable impacto para la economía mundial.

El gobierno estadounidense alega que según el estatuto de la Corte Internacional de La Haya se pueden llevar casos «sólo si los estados implicados han consentido de alguna manera en pasar a ser parte en actuaciones ante la Corte» mediante un «principio de consentimiento entre las partes».

A continuación se plantea que para acudir a dicha corte debe existir un acuerdo al respecto entre los países en conflicto, situación que el gobierno norteamericano no estaría dispuesto a avalar, expresando además que Argentina no podría llevar este caso ante el Tribunal Internacional de La Haya de forma unilateral.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas