Internacionales

Buenos Aires, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Bonistas argentinos y extranjeros intimaron al Bank of New York para que libere el dinero girado por Argentina, el cual les pertenece, y fue bloqueado por el juez Thomas Griesa, informa el diario Tiempo Argentino.

Acorde con la intimación presentada por tenedores de bonos que entraron al canje de la deuda que negoció el Gobierno Nacional en 2010, estos solicitan a esa institución bancaria que libere los fondos depositados el pasado 27 de junio en un plazo de 48 horas.

Se trata de títulos de descuentos nominados en euros con vencimiento en 2033, sujetos a leyes y tribunales del Reino Unido. Entre los demandantes hay inversionistas argentinos -sociedades de bolsa, personas físicas y empresas- y fondos de inversión extranjeros, señala el diario.

El viernes pasado el juez Griesa reiteró su sentencia a favor de los fondos buitre, en especial Aurelius y NML Capital, del magnate Paul Singer, e incluso amenazó al gobierno argentino en declararlo en desacato si volvía a divulgar avisos legales sobre la realidad del conflicto.

Por otro lado, la administración del presidente Barack Obama rechazó la jurisdicción de la Corte Internacional de La Haya para dirimir este litigio luego que Buenos Aires presentó una denuncia contra el Poder Judicial norteamericano por contribuir a empeorar este caso.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reiteró este lunes que las eventuales negociaciones del sector privado argentino para destrabar el conflicto no incumben ni son responsabilidad del Estado.

En rueda de prensa en la Casa Rosada, el ministro coordinador señaló que Gobierno no ha recibido notificación formal del mediador Daniel Pollack para una nueva reunión con los fondos buitre.

Capitanich insistió en que «la posición de la República Argentina no es antojadiza, es la postura de un país soberano».

Este lunes el diario Página 12 publicó una entrevista al periodista británico Greg Palast, del periódico The Guardian, que aseguró que Obama le tiene miedo a Paul Singer, por eso no hará nada para resolver este conflicto aunque podría recurrir a una cláusula constitucional para frenar la embestida de los «holdouts» contra Argentina.

En un artículo la pasada semana, Palast recordó que el expresidente George W. Bush utilizó esa misma potestad ejecutiva para detener un proceso que inició Singer contra la República del Congo. Sin embargo, Obama no parece inclinado a esgrimirla.

Según el periodista, muchos fondos buitre usan las amenazas y el soborno, y en el caso de Singer «además de las amenazas financieras y económicas, ejerce la presión política», advirtió.

El jefe ejecutivo de NML Capital -refiere Palast- gasta millones de dólares financiando acciones contra sus enemigos y eso lo hace muy temible ante los políticos norteamericanos, incluido Obama.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas