Internacionales

Brasilia, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El exmandatario brasileño Luiz Inacio Lula da Silva reclamó el voto «sin miedo» por la reelección de la presidenta Dilma Rousseff, en un primer mensaje televisivo de esta campaña electoral.

Ejerzan su sufragio sin recelos a favor de Rousseff y no se van a arrepentir, pues garantizó que será un mejor segundo mandato al frente del país que este primero, resaltó Lula da Silva en una presentación realizada a través de radioemisoras nacionales y canales de televisión.

Al dirigirse a los electores recordó que sus últimos cuatro años, tras ganar los comicios en 2006, fueron mucho más fructíferos y será igual con la actual jefa de Estado, la candidata del Partido de los Trabajadores (PT).

La gobernante defendió por su parte los programas implementados en sus cuatro años de desempeño que garantizaron la creación de nuevos empleo, el crecimiento de la renta, más viviendas y mejor calidad en la salud para los brasileños.

Se trata de un plan de desarrollo, iniciado en 2003 con Lula da Silva, y que tiene una continuación con miras a asegurar el desarrollo de Brasil y la creación de una nación de clase media, aseveró.

Impedimos que la crisis nos afectara y garantizamos un mejor nivel de vida, a pesar de que en Estados Unidos y Europa millones de personas perdieron sus puestos de trabajo, agregó.

Durante la presentación se dedicó un homenaje al fallecido candidato de los socialistas del PSB Eduardo Campos en un accidente aéreo la semana pasada.

En otra presentación electoral, el pretendiente a la presidencia del país de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, elogió el periodo de gobierno de Lula da Silva (2003-2010) y criticó la gestión de Rousseff en los últimos cuatro años.

Prometió que ganar la jefatura del Estado mantendrá todo lo positivo y desechará lo negativo, aunque precisó que es bueno y malo para el PSDB.

El espacio televisivo correspondiente al perecido Campos fue aprovechado por su partido para rendir respeto a su otrora líder, presentar sus ideas y propuestas de cambios y reiterar el mensaje de que no van a «desistir de Brasil».

Esa agrupación prevé oficializar mañana a su nuevo pretendiente y todo indica que será la exsenadora Marina Silva, hasta hace poco compañera de fórmula de difunto pretendiente.

De 49 años de edad, Campos murió el miércoles último cuando el avión en que viajaba se desplomó sobre unas casas de la ciudad de Santos por causas aún desconocidas.

Otros siete aspirantes al sillón presidencial, con menos del uno por ciento en la intención de votos -según las encuestas-, exhibieron igualmente sus programas y demandaron el voto de los electores.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas